Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Posts Tagged ‘zapatero

Zapatero visto por Pérez-Reverte

with one comment


Un amable corresponsal me llama la atención sobre el artículo (por no decir necrológica) que Arturo Pérez-Reverte ha dedicado recientemente a Zapatero.

Hace pocos días expresé mi opinión acerca de Pérez-Reverte en el blog de Pío Moa: como novelista me parece funesto; se limita a colocar a unos cuantos personajes, por no decir pasmarotes, en el ambiente artificial de una época antigua tal como él la imagina a la luz de nuestros días, cargada de prejuicios y de estereotipos y, en tal cuadro, coloca a tales pasmarotes sin alma —la mayor falta y el mayor pecado que pueden caber en la novela— y les hace seguir un argumento sin ningún interés pero cargado del veneno del que nuestros contemporáneos beben y por el que conocen y entienden nuestra historia y nuestro pasado. Es algo así como las novelas de Agatha Christie: siempre el mismo escenario y los mismos personajes inanes, aunque con la ventaja, para Agatha Christie, de que ella sabía mantener algún suspense, aunque sus personajes fueran siempre los mismos en el argumento de sus novelas del que, como digo y a mi parecer, carece Pérez-Reverte. Y con la ventaja añadida para Agatha Christie de que sus novelas, aunque cargadas de asesinatos, eran inofensivas en lo que respecta a dictar nada a nadie: escribía doña Agatha para distraer.

Pérez-Reverte, quizá lo pretenda, pero no escribe para distraer. Escribe para decirnos cómo él entiende la Historia y, por ende, como debemos entenderla nosotros. No es, ni mucho menos, el único.

Nada tengo que objetar a que Pérez-Reverte se gane cumplidamente el sueldo escribiendo estas bazofias fuera de lo que dejé señalado en el blog de don Pío en el sentido de que el común de las gentes entiende nuestro pasado sólo a través de novelistas tas funestos como don Arturo y, al fin, lo que antecede no es sino mezcla de obsesión mía acerca del género novelístico —cuyo tiempo hace ya mucho que pasó— y preocupación muy grande por cómo se le envilece en nuestros días y pervierte la comprensión de nuestro pasado.

Así, si en mi comentario en aquel blog expresé mi abominación por Pérez-Reverte como novelista, al mismo tiempo y en el mismo lugar aprecié y encarecí su valor como articulista en lo que yo entiendo que vale y que es mucho.

Por eso me complace compartir al noventa y nueve por ciento el artículo que dedica a Zapatero.

Pasarán los tiempos y gente habrá que quiera intentar convencernos de la bondad de Zapatero y de la injusticia con el que nuestros contemporáneos, al fin, le retratan. Y, cuando digo nuestros contemporáneos, no me refiero a tal o cual línea editorial ni a tal o cual tertulia radiofónica. No: me refiero a la calle, al bar, a la cafetería, al puesto de trabajo. Me perece mentira pero me regocijo en comprobar que, quienes hemos venido devanándonos los seso en reflexionar cuán nefasto es este hombre, nos hemos quedado cortos y, comparados con lo que se escucha de él en la calle, en el bar, en lo que dice la gente, parece que hasta hemos sido apologetas de Zapatero.

Para las generaciones futuras que retorcerán, como es debido, los acontecimientos que hoy vivimos y que mañana serán historia, es difícil explicar —que diría La Lozana Andaluza— quién ha sido Zapatero.

De ahí la oportunidad y precisión de Pérez-Reverte en este su artículo —que no novela—.

No es que Pérez-Reverte diga nada nuevo. Acerca de la imbecilidad malvada de Zapatero hemos hablado muchos, empezando por David Gistau, quién le caló clavado en su artículo Yes de hace muchos años, y terminando por un servidor.

En fin, Pérez-Reverte retrata en su artículo con crudeza goyesca al personaje y creo que merece ser reproducido aquí:

Sobre imbéciles y malvados

No quiero, señor presidente, que se quite de en medio sin dedicarle un recuerdo con marca de la casa. En esta España desmemoriada e infeliz estamos acostumbrados a que la gente se vaya de rositas después del estropicio. No es su caso, pues llevan tiempo diciéndole de todo menos guapo. Hasta sus más conspicuos sicarios a sueldo o por la cara, esos golfos oportunistas —gentuza vomitada por la política que ejerce ahora de tertuliana o periodista sin haberse duchado— que babeaban haciéndole succiones entusiastas, dicen si te he visto no me acuerdo mientras acuden, como suelen, en auxilio del vencedor, sea quien sea. Esto de hoy también toca esa tecla, aunque ningún lector habitual lo tomará por lanzada a moro muerto. Si me permite cierta chulería retrospectiva, señor presidente, lo mío es de mucho antes. Ya le llamé imbécil en esta misma página el 23 de diciembre de 2007, en un artículo que terminaba: «Más miedo me da un imbécil que un malvado». Pero tampoco hacía falta ser profeta, oiga. Bastaba con observarle la sonrisa, sabiendo que, con dedicación y ejercicio, un imbécil puede convertirse en el peor de los malvados. Precisamente por imbécil.

Agradezco muchos de sus esfuerzos. Casi todas las intenciones y algunos logros me hicieron creer que algo sacaríamos en limpio. Pienso en la ampliación de los derechos sociales, el freno a la mafia conservadora y trincona en materia de educación escolar, los esfuerzos por dignificar el papel social de la mujer y su defensa frente a la violencia machista, la reivindicación de los derechos de los homosexuales o el reconocimiento de la memoria debida a las víctimas de la Guerra Civil. Incluso su campaña para acabar con el terrorismo vasco, señor presidente, merece más elogios de los que dejan oír las protestas de la derecha radical. El problema es que buena parte del trabajo a realizar, que por lo delicado habría correspondido a personas de talla intelectual y solvencia política, lo puso usted, con la ligereza formal que caracterizó sus siete años de gobierno, en manos de una pandilla de irresponsables de ambos sexos: demagogos cantamañanas y frívolas tontas del culo que, como usted  mismo, no leyeron un libro jamás. Eso, cuando no en sinvergüenzas que, pese a que su competencia los hacía conscientes de lo real y lo justo, secundaron, sumisos, auténticos disparates. Y así, rodeado de esa corte de esbirros, cobardes y analfabetos, vivió usted su Disneylandia durante dos legislaturas en las que corrompió muchas causas nobles, hizo imposibles otras, y con la soberbia del rey desnudo llegó a creer que la mayor parte de los españoles y españolas, que añadirían sus Bibianas y sus Leires, somos tan gilipollas como usted. Lo que no le recrimino del todo; pues en las últimas elecciones, con toda España sabiendo lo que ocurría y lo que iba a ocurrir, usted fue reelegido presidente. Por la mitad, supongo, de cada diez de los que hoy hacen cola en las oficinas del paro.

Pero no sólo eso, señor presidente. El paso de imbécil a malvado lo dio usted en otros aspectos que en su partido conocen de sobra, aunque hasta hace poco silbaran mirando a otro lado. Sin el menor respeto por la verdad ni la lealtad, usted mintió y traicionó a todos. Empecinado en sus errores, terco en ignorar la realidad, trituró a los críticos y a los sensatos, destrozando un partido imprescindible para España. Y ahora, cuando se va usted a hacer puñetas, deja un Estado desmantelado, indigente, y tal vez en manos de la derecha conservadora para un par de legislaturas. Con monseñor Rouco y la España negra de mantilla, peineta y agua bendita, que tanto nos había costado meter a empujones en el convento, retirando las bolitas de naftalina, radiante, mientras se frota las manos.

Ojalá la peña se lo recuerde durante el resto de su vida, si tiene los santos huevos de entrar en un bar a tomar ese café que, estoy seguro, sigue sin tener ni puta idea de lo que vale. Usted, señor presidente, ha convertido la mentira en deber patriótico, comprado a los sindicatos, sobornado con claudicaciones infames al nacionalismo más desvergonzado, envilecido la Justicia, penalizado como delito el uso correcto de la lengua española, envenenado la convivencia al utilizar, a falta de ideología propia, viejos rencores históricos como factor de coherencia interna y propaganda pública. Ha sido un gobernante patético, de asombrosa indigencia cultural, incompetente, traidor y embustero hasta el último minuto; pues hasta en lo de irse o no irse mintió también, como en todo. Ha sido el payaso de Europa y la vergüenza del telediario, haciéndonos sonrojar cada vez que aparecía junto a Sarkozy, Merkel y hasta Berlusconi, que ya es el colmo. Con intérprete de por medio, naturalmente. Ni inglés ha sido capaz de aprender, maldita sea su estampa, en estos siete años.

Arturo Pérez Reverte.

Sobre imbéciles y malvados. Del blog ‘Patente de corso’ de Pérez-Reverte.
Yes. David Gistau.
Una imbecilidad de Pérez-Reverte. Del blog de Pío Moa; décimo comentario.
El presente escrito ha sido objeto de discusión en la página Capitán Alatriste.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

4 octubre, 2011 at 19:27

Publicado en Política

Tagged with , , ,

A mí, que ni me mire

leave a comment »


Atendí, a salto de mata, ayer y anteayer al debate sobre el abominable estado presente de nuestra Nación española en el llamado Debate parlamentario sobre el Estado de la Nación, nación, por otra parte y como ustedes saben, discutible y discutida. Tan discutida que, mirésela por donde se la mire, se está yendo a hacer gárgaras a pasos de gigante y a manos de José Luis Rodríguez Zapatero.

Tal debate discurría por sus cauces normales, esto es, Zapatero continuando su melodrama, don Mariano glosando cifras macro y microeconómicas apabullantes, abrumadoras y aterradoras pero ya conocidas; el señor Duran i Lleida en su tono habitual, tono, por otra parte que es el centrado y en el que deberíamos entrar, fuera de la injusticia que hace al culpabilizar al PP por recurrir a la Ley en asunto tan trascendental como el del Estatuto catalán y achacando a este partido el deterioro de las relaciones de España con su región catalana; el señor Ridao diciendo lo que ERC viene diciendo desde el siglo XIX, esto es, que se van de España, pero con la novedad de una cita al director de La Vanguardia abundando en la idea; el señor Erkoreka, o como quiera que se escriba su apellido en vasco, ofreciéndole a Zapatero el tubo de vaselina y lamiéndole lo que no quiero decirles mientras Zapatero se derretía desde el banco azul con esa sonrisa tan imbécil como falsa que ustedes tan bien conocen; don Carlos Salvador, reprochándole el retorno de ETA y ofreciendo —voluntariosamente— a Navarra como nuevo núcleo pirenaico de la regeneración de España; la valiente Rosa Díez pidiéndole lo que cualquier persona razonable puede pedir, esto es: la reforma de la Constitución para darnos a todos una Constitución clara y precisa, trasunto de la sentencia del padre Mariana:

Las leyes han de ser pocas y claras,

y que quien quiera acatar esa nueva Constitución que la acate y, quien no, que se vaya a hacer gárgaras y que construya su Constitución pueblerina como mejor le acomode.

Mientras estos, y otros diálogos parlamentarios, acontecían, hete aquí que a la portavoz de CC, Ana Oramas, no se le ocurre otra cosa que utilizar su turno de réplica pera derretirse, no ante un hombre, que allá ella, sino ante, por nuestros pecados, el Presidente del Gobierno, y perderse en una serie de recuerdos y evocaciones tan personales como sentimentaloides que a ella y a Zapatero les podrán traer muy gratos recuerdos pero que al resto de los españoles nos importan un bledo.

Ahí sí que estuvo bien el señor Llamazares cuando le dijo a Zapatero que le importaba ese mismo bledo que siguiera manteniendo sus principios o no. Que lo que le importaba era lo que pensaba hacer en los meses sucesivos.

Es lo mismo que dije en Reforma constitucional ¡ya! hace años cuando a SM el Rey se le ocurrió decir que Zapatero es un hombre íntegro:

El quid de la cuestión no es, sin embargo, el hecho de si Zapatero es o no es un hombre íntegro y recto.

A mí me parece que no lo es y a Su Majestad le parece que sí pero, a los efectos prácticos e históricos esto importa muy poco pues, como dicen, el infierno está plagado de buenas intenciones y nos importan muy poco ni las más recónditas integridades ni las rectitudes, íntimas y personales de Zapatero.

Me importan muy poco las virtudes personales que adornen a Zapatero.

Lo que me importa es que tales supuestas virtudes han encandilado a millones de españoles, incluida la señora Oramas, y las ha utilizado (y las sigue utilizando) para engañarnos como a chinos y habernos traído al estado presente en el que nos encontramos.

Cada vez engaña a menos gente, esto es evidente y por eso le han echado a gorrazos del PSOE, pero resulta penoso que aun quede gente que le crea y, más penoso aun, que haya portavoces parlamentarios de partidos ridículos y pueblerinos que utilicen su turno de réplica para malgastarlo en tamaño cúmulo de sandeces cuando muy bien podría decírselas, cogidos de la mano, a la salida, en el Palace, o donde mejor se les antojase.

Resulta penoso e indecente.

Por lo demás, discrepo de Ana Oramas: Zapatero me parece un canalla y, dado el conocimiento tanto de su infinita cara dura como de su ningún escrúpulo, sí creo que insista en mirar a los ojos a los españoles que deseen seguir siendo engañados por tan traidora mirada.

Por lo que a mí respecta, a mí que ni me mire:

Zapatero no puede pasar a la Historia como un ser bonachón, bienintencionado, que se ha equivocado.

No ha sido así. Zapatero puede ser que tenga algunas gracias personales pero debemos de tener el convencimiento de que las ha utilizado de manera vil para engañarnos, para intentar destruir a la Nación española y, todo ello, en beneficio de su partido, el PSOE que, sólo ahora, cuando resulta evidente hasta para el gato (con pocas excepciones como la susodicha Oramas) que ha sido un ser nefasto para España y, sobre todo, para los intereses electorales de ese partido, le ha mandado a fer la mà, que se dice en valenciano, entre los aplausos tan hipócritas como afectados que han tenido ocasión de darle en este debate con la colaboración extemporánea de la Oramas.

***

Antes de que comenzara el Debate sobre el estado de la Nación tuve ocasión de escuchar la tertulia en la que, en la COPE, participó el señor Bono, Presidente de las Cortes.

En tal tertulia, abogó —a buenas horas, mangas verdes— por un pacto de Estado entre el PSOE y el PP para enfrentarnos a los graves problemas económicos, territoriales, constitucionales y morales ante los que nos enfrentamos

Viniendo de Bono resulta cínico escuchar tal cosa pero ya saben que poner en una misma frase el nombre de Bono y la idea de cinismo es redundante.

No obstante, valga la redundancia: tiene razón. Pero para que tal pacto de Estado pueda fructificar es menester que el PSOE elimine de raíz el zapaterismo por mucho que le duela a la Oramas.

***

Fuera de esto, fuera de florituras, al corto plazo, la única solución es Rajoy por muchos que sean sus defectos y los de su partido —que no son tantos—. Lo sabemos todos. Lo sabe hasta el PSOE. Y lo saben hasta los perroflautas del llamado movimiento del 15-M que, por eso, lo están organizando e intentan presentárnoslo, hoy mismo, como la nueva izquierda.

¡Ja!

Vínculos:

La emoción de Ana Obamas. You Tube.
Reforma constitucional ¡ya!. Conceptos Esparcidos.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

29 junio, 2011 at 19:55

El 15-M en Valencia el “día de reflexión”

leave a comment »


15-M Valencia, 21

Ignoro cómo andarán las cosas por la Puerta de El Sol pero, lo que es en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, andan tan de capa caída como ustedes pueden ver en este reportaje fotográfico que he realizado cuando, después de escrita mi anterior entrada de blog, 15-M, he querido ir a ver las cosas por mí mismo.

Y las cosas, al menos en la capital del Turia a las 10 y media de la mañana de hoy, andan como ustedes ven aquí.

Les juro que no había nada más que esto que les muestro: marginales que lo mismo que hoy están aquí danzándole el agua a Zapatero, mañana pueden andar por alguna acampada de un concierto de rock o, pasado mañana,  por algún puesto de baratijas de esas que venden mercancía imbécil al precio de 1€ (esa, al menos, fue la imagen que me dio este movimiento esta mañana en Valencia aunque entiendo que, dado lo temprano de la hora, es sesgada).

No les menospreciemos, empero. Son fruto de nuestros errores y de nuestra cobardía y les dejamos un mundo en el que poco más pueden hacer que disfrutar del momento de protagonismo que les airean los medios de comunicación interesados en que, los que vayamos a votar mañana, votemos pensando que lo malo es el sistema, no Zapatero.

No les menospreciemos pero tampoco les demos mayor importancia.

No son, como pueden ustedes ver, hijos de Cicerón diciendo

Quosque tandem abutere, Zapatero, patientia nostra?

No lo son. Lo que son son partos equivocados de esta democracia imbécil que hemos creado y, así, en vez de decirnos lo del quosque tandem, nos dicen que el PP viene a ser lo mismo que el PSOE.

Les ruego reparen en la primera de las fotografías que siguen. Concretamente en la pancarta que dice, textualmente “sin justicia no hay credivilida” (pueden ampliar la imagen si no lo leen bien) y en el sujeto que figura hacia el centro de ella con el pelo teñido de rubio platino. Pregúntense, como yo me pregunto, de dónde ha sacado este tío el dinero para teñirse el pelo de rubio.

Y ¿se queja este tío del sistema? Y, este tío, ¿se pasa por el forro la ley que prohíbe que se manifieste hoy diciéndonos que “sin justicia no hay credivilida”?

Esta gente ¿ha de darnos lecciones de nada?

Sepa este tío que yo, por decencia, voy una vez al mes a cortarme el pelo al dos. Ello me cuesta 15€ y media hora de tiempo, más por la cháchara de mi peluquera que por el corte en sí. Jamás se me ha ocurrido teñirme ni de rubio ni de nada.

Comprenderán, pues,  ustedes que me fastidie verle, teñido de rubio platino y, al mismo tiempo, quejándose del sistema y sentando cátedra. Ni sé en qué escuela estudió estudió este tío la Ortografía, ni sé a qué peluquería va mientras no anda por estas manifas. Ni lo sé ni me importa. Pero el sujeto me parece un ejemplo de libro de la España de Zapatero a la que él, consciente o subconscientemente, sirve. Un títere de la manipulación contra la que supuestamente se enfrenta.

Ante tamaña, aunque anecdótica, hipocresía, no les hagamos mayor caso: el movimiento del 15-M es una chorrada que, D.m., desaparecerá el lunes que viene: justo al lado de la performance de estos tontos útiles, los ancestrales puestos de las flores de la plaza del Ayuntamiento continuaban su quehacer ancestral y lo continuarán haciendo el lunes que viene cuando esta gente se vaya con la música a otra parte.

Y, acabo, en esta jornada de reflexión y visto lo visto, diciéndoos:

¡¡¡Por Dios, por España y por todo lo que más queráis!!!

VOTAD MAÑANA AL Partido Popular

 

15-M Valencia, 2415-M Valencia, 2715-M Valencia, 2315-M Valencia, 2915-M Valencia, 3015-M Valencia, 3115-M Valencia, 3415-M Valencia, 3515-M Valencia, 3615-M Valencia, 4015-M Valencia, 37Fotografías: Carlos Muñoz-Caravaca

Vínculo:

15-M. De Conceptos Esparcidos.
Jardiland extremo. Maite Nolla. Libertad Digital.
’Indignaos’ en el ‘hiper’. José Antonio Martínez-Abarca. Libertad Digital: Parece ser que, tras tanta pamplina y tanto engaño a la “transversalidad”, los hijos de puta estos, aparte de haber arruinado a los comerciantes de La Puerta de El Sol han asaltado y robado en un mercado Carrefour al grito alfonsoguerrellesco de toopalpueblo.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

21 mayo, 2011 at 13:22

Publicado en Política

Tagged with , , ,

15-M

with 2 comments


los indignadosFoto: Libertad Digital.

Se equivoca Esperanza Aguirre cuando dice creer que vivimos en una democracia sin adjetivos. No sé si lo recuerda, pero fue por enero del 2006 cuando Zapatero nos comunicó que esta merienda de negros en la que vivimos es una democracia avanzada.

A muchos se nos pusieron los pelos de punta por eso, por lo que dice doña Esperanza: por ponerle adjetivo a lo que, no es que no necesite adjetivación, sino que, como ella dice, cualquier adjetivo la degrada.

Como todo el mundo sabe, yo no soy demócrata. La democracia, después de la tiranía, me parece desde hace mucho tiempo, la segunda peor forma posible de gobierno.

Empero, no siéndolo, me gusta conocer y respetar las reglas del juego. Quiero decir —es un decir—, me puede gustar más el baloncesto que el fútbol pero, si a lo que estamos jugando es al fútbol debemos hacerlo con el reglamento del fútbol y, así, coger la pelota con la mano en un partido de fútbol me parece una falta grave y, si me aparece algún sofista tipo Zapatero, Rubalcaba o Gabilondo o los mismísimos autollamados Jueces para la Democracia, diciéndome que en el fútbol, cuando a ellos les conviene, se puede coger la pelota con la mano y, cuando no les conviene, no se puede hacer tal cosa, me parece que me están tomando el pelo.

Y no es que me extrañe. Desde hace mucho —desde que ocupó el poder Zapatero— sé que la democracia española es una solemne tomadura de pelo —tomadura de pelo avanzada, pero tomadura—. Así, en lo meramente conceptual, podría estar de acuerdo con las personas bienintencionadas que están adhiriéndose al movimiento este del 15-M, también llamado partido de los indignados porque indignados, lo que se dice indignados, lo estamos muchos desde hace mucho tiempo.

Sucede, no obstante, que tal movimiento, ha nacido —¡Oh, casualidad!— en las vísperas de unas elecciones locales y autonómicas en las que las encuestas de intención de voto anuncian para el 23-M una España teñida de azul y eso me chirría.

Y me chirría que estos indignados manifiesten su indignación debajo del balcón de la Presidencia de la comunidad madrileña y no en la Moncloa.

Y que porten banderas republicanas. Y que pidan que no se mencione a la Corona en la Constitución. Y que se persone en tal movimiento Antonio Gala. Y que, hasta a lo que parece, estén estudiando la posibilidad de irse a vivir a otro planeta.

Todo ello me hace pensar que estamos asistiendo a una enésima trampa del PSOE para distraer la atención en estas jornadas preelectorales.

Indignados lo estamos lo estamos casi todos, el feliz Zapatero aparte y su sicario, menesteroso del juego sucio, de la trampa y de lo de enterrar en cal viva a ciudadanos que nada tienen que ver con ETA —y ni aunque lo tuvieran—.

O  no, que diría don Mariano.

Sí: indignados lo estamos casi todos y, este movimiento llamado del 15-M, tendría alguna credibilidad si hubiera aparecido hace dos meses y ante la Moncloa. Aparecidos, sin embargo, en la semana previa a las elecciones que van a perder los socialistas, se nos aparecen insultantes y partidistas.

Como todo el mundo sabe, a mi parecer, la mejor forma posible de gobierno no es la democracia sino la Monarquía hereditaria limitada en su poder por el Derecho Natural y por el derecho consuetudinario. Lo dije hace unos días en el blog de Pío Moa.

Y lo es porque, al estar meridianamente claro, por el derecho sucesorio, quién ha de ocupar en cada momento el poder, en los tiempos antiguos, el pueblo, del cual dimana el origen de ese poder, se veía liberado de la lucha por él, con las guerras y miserias que ello le acarreaba, y, en los nuestros, nos veríamos libres de tan lamentable espectáculo y, sobre todo y, por ejemplo, nos veríamos libres de que Zapatero comprara nuestro voto por 400€ sacados, previamente, de nuestros bolsillos.

Don Pío dice que la ventaja de la democracia es que permite la sucesión en el poder sin violencia pero si a lo que venimos asistiendo desde hace siete años, en campaña electoral o fuera de ella, no es violencia, que baje Dios y que lo vea. Si lo que están haciendo estos indignados no es una forma de violentar las reglas del juego, que baje Dios y que lo vea.

Pero, en fin, como dijo don Juan Carlos, Zapatero no divaga: sabe muy bien a dónde va. Tiene razón don Juan Carlos: Zapatero no divaga. Sabe muy bien a dónde va. Va a conservar el poder no importa a cualquier costa en nuestras costillas.

Y es que el quid de la cuestión reside en que desconocemos el significado de lo que es democracia y estos indignados lo desconocen más todavía.

Tras la victoria rotunda y absoluta de los aliados sobre las potencias del Eje en la II Guerra Mundial no es imaginable, en el mundo occidental, otro sistema de gobierno distinto al de la democracia anglosajona. Y, no sólo no es imaginable cualquier otro sistema de gobierno sino que, además, la palabra democracia se ha ido cargando de unas connotaciones semánticas que hacen que se nos aparezca como el súmmum de todos los bienes; una organización política en la que todos hemos de ser felices y que nos lo tiene que dar todo hecho. Basta apelar a tal palabra para tener razón y basta anteponer la etiqueta de antidemócrata para descalificar cualquier discurso que la siga.

Pues bien: no es así. La democracia es el escenario donde luchan por el poder distintas banderías sin que les importe en tal lucha el interés general sino el suyo propio. Es cierto que en los países anglosajones la cosa parece que funciona más o menos bien pero, en España es, a mi modo de ver, de una evidencia meridiana que la nación se ha dividido, se ha arruinado y se ha envilecido gracias a esta lucha partidista y, muy especialmente, gracias al añadido del ningún escrúpulo que en ella ha tenido el PSOE. No digo que, en la práctica, haya otra forma de organizarnos en lo político. Digo que las cosas son así y sabemos que son así por conocimiento empírico y porque lo sentimos en nuestras costillas.

La insatisfacción y la indignación de la ciudadanía es evidente desde hace mucho pero se equivoca esa ciudadanía cuando dice que todos los partidos son iguales, como se equivocan estos insatisfechos cuando hablan del PPSOE o se manifiestan ante Esperanza Aguirre.

Miren, no: quien lleva siete años en el poder es Zapatero; quien ha conducido a España a una cifra de cuatro millones de parados ha sido Zapatero; quien ha profundizado en la división de España y en el enconamiento del problema territorial ha sido Zapatero.

No toda la culpa es de Zapatero, evidentemente. Los problemas venían de antes, pero sí es indudable que Zapatero, el PSOE, se ha dado particular maña en envenenar todos y cada uno de ellos.

No me desdigo de lo que acabo de decir respecto al sistema democrático pero es injusto medir con el mismo rasero al PSOE y al PP. Ninguna persona informada y con honradez intelectual sabe y comprende que, aun siendo su interés lo que mueve a los partidos, el PP ha demostrado, aparte de mayor capacidad para la gestión, una indudable nobleza y anteposición del interés general al suyo propio. Valga como ejemplo el apoyo que está prestando a cambio de nada, al gobierno socialista vasco.

¿Comprenden ustedes, con todo ello, por qué andamos tan perdidos y desnortados?

Mas, tan perdidos y desnortados, sabemos de sobra que este movimiento de indignados se deshará y se diluirá como se disuelven los azucarillos en el agua apenas amanecido el 23-M. Ese día, los verdaderamente indignados seguiremos indignados. En cambio, la mayor parte de la tropa esta, se irá a su casa con la satisfacción del deber cumplido: el deber de meter tensión en esta triste campaña.

Acabo diciendo que me parece que tienen derecho a manifestarse públicamente aun en la jornada de reflexión (en eso estoy de acuerdo con los jueces para la democracia) a pesar de que la Junta Electoral haya considerado ilegales esas manifestaciones.

Pero tenemos que tener muy claro que la finalidad de este proceso es mixtificar las elecciones del domingo que viene y distraer la atención de la desastrosa gobernación del PSOE.

Resumiendo: es la misma agitación que vimos antes del 14-M puesta, como entonces, al servicio del PSOE.

Vínculos:

Manifiesto “Democracia real ya”

Los indignados. José García Domínguez. Libertad Digital.
El Cacao Party. Cristina Losada. Libertad Digital.
¿En Sol? Alfonso Ussía. La Razón.

España se desmorona. Serafín Fanjul. Libertad Digital.
Indignación mediática de la extrema izquierda. Editorial de Libertad Digital.
Movimiento 15-M: títeres de la izquierda. Editorial de Libertad Digital.
El PSOE colgó el manifiesto en su web. Libertad Digital
No representan más que al PSOE. Federico Jiménez Losantos. Libertad Digital.
Desfondamiento de la democracia. Agapito Maestre. Libertad Digital.
Tanto Twitter para esto. Daniel Rodríguez Herrera. Libertad Digital.
Cría cuervos y… Juan Morote. Libertad Digital.
Democracia real, ya. Luis del Pino. Libertad Digital.
La rebelión incívica. Pío Moa. Libertad Digital.
¿Jornada de reflexión? Agapito Maestre. Libertad Digital.
Consentidos y adulados. Cristina Losada. Libertad Digital.
Entierro en la Puerta del Sol. Emilio Campmany. Libertad Digital.
¿Frente común con la izquierda? Juan Ramon Rallo. Libertad Digital.
Orden público bajo un delincuente. Pío Moa. Libertad Digital.
El orden espontáneo. José T. Raga. Libertad Digital.
El deseo y la pataleta. David Jiménez Torres. Libertad Digital.
La indignación control. Respuesta a David Jiménez Torres. Blog de Federico Jiménez Losantos.
Galería de imágenes. Libertad Digital.
Las democracias avanzadas y 1984. De Conceptos Esparcidos.

Así lo ve la izquierda:

La indignación del movimiento 15-M. Antonio María de Régil. El País.
El mayo de la generación del 78. Ignacio Urquizu. El País.
El 15-M va a dar mucho de sí. Pedro Almodóvar. Público.
Apuntes de acampadasol. Amador Fernández-Savater. Público.
¿Qué cosas es posible cambiar y qué cosas no? Arturo González. Público.
¿Ni fu, ni fa? Ernesto Ekaizer. Público.
Cabreados. Concha Lago. Deia.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

20 mayo, 2011 at 12:29

Publicado en Política

Tagged with , , ,

Zapatero en la hemeroteca. El asalto al poder, 2.

leave a comment »


13 de marzo del 2004

En vísperas de la jornada electoral el gobierno continúa insistiendo, por boca de su ministro de Interior, Ángel Acebes en que

la investigación avanza en las dos vías: ETA y Al Qaeda.

No obstante lo cual, el PSOE, consciente ya del beneficio electoral que puede sacar del atentado y a pesar de ser jornada de reflexión, moviliza a las masas anima a las masas a manifestarse ante las sedes del PP.

El resto de la oposición le acompaña en ello:

Pere Macias, secretario general adjunto de CIU, asegura que:

en caso de que el Gobierno esté reteniendo información o engañando a la opinión pública sobre la autoría del atentado antes de las elecciones, se produciría una crisis moral y política de consecuencias inimaginables.

El presidente del EBB del PNV, Josu Jon Imaz, afirma que:

en democracia, sólo el pensar que pueden estar ocultando los datos sobre la autoría de un terrible atentado que ha causado 200 muertos, por el mero interés electoral, nos pone los pelos de punta.

El coordinador general de EB-IU, Javier Madrazo, exige la dimisión de los máximos responsables del Gobierno porque, a su juicio,

a estas alturas, tienen que saber quién es el autor del atentado de Madrid. Si es así, deben dejar sus cargos por ocultar información, y si no lo saben, tendrían que dimitir igualmente por incompetencia.

El Gobierno asegura que ‘no ha ocultado información’ ante las dudas de la oposición. El Mundo.

No obstante esta actitud del gobierno, el PSOE, muy especialmente por boca de Iñaki Gabilondo, quien mucho tiempo después confesó su error, jaleó a la opinión pública y la animó a manifestarse ante las sedes del PP a pesar de que la Junta Electoral había declarado ilegales las manifestaciones:

Miles de personas protestan en toda España contra el PP. El Mundo.

Mientras Mariano Rajoy tiene que aparecer esa jornada de reflexión para

denunciar la manifestación ilegal e ilegítima convocada frente al mismo, imputándole graves delitos y que tienen por objetivo coaccionar la voluntad del electorado en el día de reflexión, jornada en la que están prohibidas todas las manifestaciones para que el proceso electoral discurra limpiamente.

Mariano Rajoy pide el cese de las ‘manifestaciones ilegales’ antes las sedes del Partido Popular. El Mundo.

Como digo, seis años después, Iñaki Gabilondo confesó que la noticia de los terroristas suicidas del 11-M fue un error:

La noticia de los terroristas suicidas del 11-M fue un error. Libertad Digital.

 

14 de marzo del 2004

Victoria electoral del PSOE y recapitulación de los tres días.

 

 

Volver a Zapatero en la Hemeroteca.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

14 mayo, 2011 at 18:03

Zapatero en la hemeroteca. El asalto al poder, 1,

with one comment


25 de diciembre del 2003

Teniendo que empezar en algún punto la crónica del asalto al poder del partido socialista en el año 2004, creo que lo mejor es hacerlo con la noticia que recibimos los españoles el día de Navidad del año 2003. Noticia a la que, acostumbrados como estábamos a los atentados de la banda terrorista etarra, quizá no prestamos, ni entonces ni ahora, la importancia que tuvo para explicar la actitud del gobierno de José María Aznar durante las fatídicas fechas de entre el 11 y el 14 de marzo del siguiente año.

Tres meses antes de los atentados de Atocha, pudimos leer en El Mundo cómo la policía había detenido a dos etarras que preparaban dos atentados con 50 kilos de titadine contra la estación de Chamartín:

Uno de los artefactos explosivos fue embarcado en el tren Intercity de Irún a Madrid, convoy que fue detenido en la estación de Burgos al mediodía por artificieros de las fuerzas de seguridad. Agentes de la Policía Nacional desalojaron a todos los pasajeros, que fueron trasladados a sus puntos de destino en autobús, mientras los artificieros localizaron el artefacto explosivo y lo desactivaron. Estaba preparado para hacer explosión a las 15.55 horas, hora y día en que la estación estaba especialmente concurrida.

El segundo artefacto fue interceptado antes incluso de la partida del mismo tren en San Sebastián, cuando era transportado por uno de los dos detenidos, Garikoitz Arruarte.

El etarra portaba en un carro de equipajes una maleta que contenía 28 kilos de titadine, un cordón detonante, un temporizador, una pistola, una peluca y un billete para el tren San Sebastián-Madrid que salía de la capital guipuzcoana a las 8.30 de la mañana y llegaba a Madrid a la 15.12 horas.

Al menos, esto es lo que se nos dijo y lo que publicó en El Mundo el 25 de diciembre del 2003: ETA se disponía a hacer estallar 50 kilos de explosivos en la madrileña estación de Chamartín y, en idénticos términos, El País: ETA pretendía sembrar el caos ferroviario en Nochebuena con tres artefactos explosivos, periódico que, incluso, hablaba de un tercer artefacto en la vía férrea entre Zaragoza y Barcelona.

En esa misma edición, El País se hacía eco de la satisfacción del PSOE por el

“excelente” mensaje navideño del Rey en función de su “profundo” contenido social y de la “atención muy especial a los valores de la Constitución española que nos representa a todos, y que nadie debe apropiarse. Una Constitución que garantiza la convivencia, que se debe mantener con el diálogo y que representa también grandes posibilidades de avance que sin duda se lograrían con el concurso de todos”,

y hasta el propio Carod-Rovira mencionó la petición del Rey de respeto al marco vigente diciendo que “este marco tiene cláusulas que prevén que se pueda modificar y mejorar”:

El PSOE destaca el “profundo” contenido social del mensaje navideño del Rey.

El tiempo nos haría ver hasta qué punto la coalición socialista-independentista respetó tales cláusulas de cambio constitucional.

11 de marzo del 2004.

Los Atentados del 11-M. Foto El Confidencial.

Sabemos que las dos legislaturas socialistas presididas por José Luis Rodríguez Zapatero tuvieron un prólogo dramático en los atentados de Atocha de aquel día 11 de marzo del 2004 cuyo origen, a día de hoy, continúa siendo desconocido. En un principio todo el mundo, incluido Rodríguez Zapatero, creyó que la autora de tales atentados había sido la ETA pero muy pronto, en las primeras horas después de los atentados y tras la aparición en Alcalá de Henares, de una furgoneta robada en la que se hallaron siete detonadores y una cinta en árabe con versículos del Corán, por un lado, y la publicación en el diario árabe Al-Quds, de una carta en la que parecía que la organización terrorista Al Qaeda reivindicaba dichos atentados, cambió de estrategia y se dedicó a acusar al gobierno del PP, a la sazón presidido por José María Aznar, de mentirnos a los españoles y de enrocarse en la tesis de la autoría de ETA.

Hasta el día de hoy, esta utilización miserable de los atentados, no ha cambiado. El PSOE nos sigue repitiendo a los españoles cada vez que se le presenta la ocasión —y aunque no se le presente— que el PP mintió a los españoles el 11-M.

Esto es falso: ya aquel mismo día 11 de marzo, el ministro del interior, Ángel Acebes, dijo por la mañana que no le cabía ninguna duda de que la banda terrorista ETA estaba detrás de la masacre, pero horas después informó que había ordenado a las fuerzas y cuerpos de seguridad que trabajaran también en otras líneas de investigación. Las causas fundamentales de este cambio fueron el hallazgo de la furgoneta y la reivindicación islamista que, dijo Acebes, el gobierno estaba analizando con total cautela.

Por su parte, Eduardo Zaplana, ministro de Trabajo y portavoz del gobierno, ese mismo día dijo que la policía sigue convencida de que la autora de la masacre es ETA y mantiene la hipótesis de ETA, pero reconoció que, tras la aparición de la cinta con versículos del Corán en una furgoneta en Alcalá de Henares y la supuesta carta enviada por Al Qaeda a un diario árabe de Londres, se abren nuevas vías de investigación.

Podemos leerlo en la edición de El Mundo del 12 de marzo en noticia actualizada a las cinco de la madrugada, veinte horas después de los atentados: El Gobierno no descarta que grupos islámicos estén detrás de la masacre de Madrid.

Ese mismo día, el propio José María Aznar, insistió en ello. Podemos leerlo en El País: Aznar insiste en que “no se descarta” ninguna hipótesis en los atentados de Madrid.

Es decir: el gobierno del PP creyó firmemente en la autoría de ETA en las primeras horas tras los atentados pero es falso tanto que descartara otras hipótesis como que mintiera a los españoles.

Creyó firmemente y es lógico que lo creyera dado el intento etarra —tan semejante a este atentado— de diciembre anterior.

Con este antecedente ¿cómo no iba nadie a sospechar de la autoría de ETA?

¿Puede nadie dejar de entender las dudas del gobierno en la confusión de las primeras horas?

El PSOE no quiso entenderlas y, villanamente —como veremos— las utilizó para argumentar que el gobierno nos mentía.

De forma inaudita en la historia de las naciones, una bandería política de un país tan cruelmente agredido por un atentado terrorista cuya autoría aun desconocemos, en vez de formar una piña con toda la nación, su gobierno  al frente, vio en este atentado la posibilidad de ganar las inminentes elecciones mediante ese eslogan: el gobierno miente. Con él, efectivamente, el PSOE ganó las elecciones del día 14 y él ha sido una de sus ideas fuerza a lo largo de siete años para mantenerse en el poder.

Una vez alcanzado éste, jamás quiso preocuparse de saber quién y por qué cometió los atentados.   

 

Foto www.hazteoir.org

En resumen: es, pues, FALSO que el gobierno de Aznar no admitiera más hipótesis que la de la autoría etarra y es FALSO que intentara engañarnos por mucho que la izquierda mantuviera entonces y siga manteniendo ahora tal tesis.

Opinión. Federico Jiménez Losantos: Inmensa muchedumbre, siniestra hipocresía. Libertad Digital.
Opinión. Enrique de Diego: Días de infamia. Libertad Digital.
Opinión: Fernando R. Genovés: Hasta aquí hemos llegado. Libertad Digital.

Volver a Zapatero en la Hemeroteca.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

14 mayo, 2011 at 12:06

Zapatero en la hemeroteca

with 2 comments


zapatero1

Zapatero. Foto: sistemasocial.com

Animado por la lectura del artículo que el pasado día 11, Ángela Vallvey publicó en La Razón bajo el título de Hemeroteca y que pueden ustedes leer aquí, me lanzo hoy a desarrollar una idea que me venía bullendo en la cabeza y que no es otra que dejar plasmada con documentación exhaustiva la, en mi opinión, desastrosa época durante la cual José Luís Rodríguez Zapatero ha presidido el gobierno de la nación española.

Muchos estamos convencidos de que Zapatero, no es que haya sido el peor presidente de la democracia, cosa que pocos dudan ni siquiera desde la izquierda, sino que, además, ha sido un hombre funesto, nefasto, que se va dejándonos una España dividida, envilecida, resentida y arruinada.

Para unos y para otros, para los que estamos convencidos de lo anterior y para quienes, dándose cuenta del desastre, le disculpan y le presentan como hombre bienintencionado que se ha equivocado o que ha tenido mala suerte con la época en la que le ha tocado gobernar, quiero hacer este ejercicio.

Para los unos, para que no se nos olviden los hechos que han ido sucediendo a lo largo de estos siete años. Hechos que conocemos y que nos han llevado a concluir tal juicio sobre la figura de Zapatero pero que, son tantos y tan enmarañados, que se van desdibujando en nuestra memoria y es difícil fijarlos con precisión.

Para los otros, por si quieren tomarse la molestia (que no se la van a tomar) de comprender por qué los primeros pensamos así.

          1. El asalto al poder, 1.
          2. El asalto al poder, 2.

      

Vínculo:

Hemeroteca. Ángela Vallvey en La Razón.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

14 mayo, 2011 at 11:52