Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Posts Tagged ‘toledo

No te masturbarás ante tus electores

with one comment


Leo con tan profundo asco como infinitas paciencia y resignación, el artículo que un imbécil de nuestros tiempos llamado don Manuel Jabois, escribe en El Mundo y titula No te masturbarás.

Ante todo quiero pedir perdón por utilizar tan desvergonzada palabra en el título de esta entrada. Si yo fuera san Pablo, y, dada mi inveterada querencia por la cita pedante, quizá la hubiera titulado Turpitudimem operantes por aquello de no ensañarme con los errores del prójimo y de comprender de sobra que, todos, somos pecadores y que el varón más justo Turpitudimem operante —de las señoras no hay cálculo—  unas setenta veces siete al día.

Resumiendo de forma muy sucinta el asunto del que trato: una concejal de un pueblo de Toledo se hizo un video Turpitudimem operante con su cuerpo, se lo mandó a un futbolista y acabó siendo publicado en esta caja de sastre de Internet.

Ni que decir que los vecinos de Los Yémenes rompieron Roma con Santiago para ver a su edil en tan desairado trance. A los de allende las fronteras de Los Yémenes nos pasó lo mismo, sólo que nos enteramos una semana después.

Para el caso, da lo mismo.

Y el caso es que esta señora, vía Internet, ha aparecido ante la vista de todos, turpitudimem operante con su cuerpo, —esto es, masturbándose, que, dicho sea sin perdón, así se denomina el acto con el que esta señora tanto nos alegró los ojos como nos entristeció el alma—.

La primera intención de esta señora, ante tan desairado trance, fue la de dimitir de su cargo de representación popular. Es decir, la intención que cualquier persona normal hubiera tenido puesta ante esta tesitura.

Mas, hete aquí que tenía que venir, primero, la izquierda, defendiendo lo indefendible; segundo, las televisiones —todas— riéndole la gracia, tercero, y sorprendentemente, Esperanza Aguirre en su ya célebre twit #olvidonodimitas y, cuarto, el pobre hombre este de Jabois o como coño se llame intentando convencernos de que lo equivocados somos nosotros, lo cerriles que seguimos siendo, y que la víctima es la señora ésta. Víctima, como no, de la España ñoña.

Habla en su artículo, de pacatismo poco menos que persignándose. Habla de la masturbación de la concejala ha desempolvado viejos ritos y tics angustiosos. Habla de la Magdalena; habla de los excesos del público que la eligió representante suyo y que, efectivamente, con tanta alegría con la que le votó, hoy la lapida.

El meollo del asunto es que esta señora, siguiendo su primera y sana intención, no haya dimitido: dados los tiempos que corren, nada podemos alegar a que haga de su capa un sayo en un video privado.

Lo que sí podemos alegar, y este es el meollo del asunto, es que no dimita de todos sus cargos de representación  pública y se vaya a su casa.

De la misma manera que, dada  su trascendencia  pública, el público llama ladrón a Urdangarin, puede llamar pendón verbenero a esta señora mientras siga ostentando un cargo público.

El pueblo, contra lo que dice sofísticamente el pobre Jabois, no  le reprocha lo que hizo: le reprocha que siga pretendiendo ser representante suyo.

Para terminar: imaginémosnos a don Mariano Rajoy dándose autoplacer en un vídeo semejante.

O a Rubalcabab.

O, simplemente, imaginemos que, ante las inmediatas elecciones a la Presidencia de los EEUU, aparece un video de Obama o de Romney haciéndose estas cosas:

Abandonarían su  carrera hacia la presidencia, ¿no?

Yo creo que sí.

La concejala esta dice en su descargo que Los Yémenes es un  pueblo pequeño y blablabla pero, si ni Oblama, ni Romney ni Rajoy pueden permitirse estos excesos en lo que respecta a su aspiración a un cargo público bastante más trascendente que una concejalía de Los Yémenes, tampoco puede permitírselo esta señora.

En tanto en cuanto no dimita, y aunque Esperanza Aguirre diga Misa y Jabois intente hacernos comulgar con ruedas de molino, el pueblo que le ha dado su representación tiene todo el derecho del mundo a ponerla de puta para arriba.

Y, a fin de cuentas, ¡tampoco cuesta tanto dimitir!

Por lo demás, deploro la CENSURA que de este video se ha hecho por parte de nuestras autoridades: los electores de esta señora y, por extensión, todos los españoles tenemos derecho a formar opinión en tanto en cuanto esta mujer siga siendo representante pública y, para ello, hemos de ver el video. Imposible: las fuerzas tácticas lo tienen absolutamente censurado.

Si esta señora hubiera dimitido, esto me parecería muy bien, pues entra dentro del terreno de su intimidad violada. Pero, como no lo ha hecho, sus electores, y, por extensión, todos los españoles, tenemos de derecho de conocer a quien votamos.

Vínculos:

No te masturbarás. Manuel Jabois. El Mundo.
Una concejal socialista dimite tras difundirse un video erótico. El Mundo.
La concejal del video erótico no dimitirá: “No he hecho nada malo”. El Mundo.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

9 septiembre, 2012 at 18:56

Toledo

leave a comment »


 
Toledo
 
Toledo. Vista desde el sur una mañana invernal.
 

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

15 diciembre, 2007 at 10:47

Publicado en fotografía

Tagged with ,