Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Archive for the ‘Estampas bíblicas’ Category

Aparición de Jesús a María Magdalena

with 4 comments


 

Al decir esto se dio vuelta y vio a Jesús, que estaba allí, pero no lo reconoció.

Jesús le preguntó: «Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?». Ella, pensando que era el cuidador de la huerta, le respondió: «Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo iré a buscarlo».

Jesús le dijo: «¡María!». Ella lo reconoció y le dijo en hebreo: «¡Raboní!», es decir «¡Maestro!».

Jesús le dijo: «No me retengas, porque todavía no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: «Subo a mi Padre, a vuestro Padre; a mi Dios, el Dios de vosotros».

(Jn. XX, 14-17)

Nota: Aprovecho el día de hoy, 22 de julio, en el que el santoral católico celebra la memoria de María Magdalena, santa, discípula del Señor, para actualizar esta colección de Estampas Bíblicas con la de La aparición de Jesús a María Magdalena.

Vínculos:

María Magdalena, santa. Catholic.net
Ir a Estampas Bíblicas.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

22 julio, 2013 at 16:59

Viernes Santo. Jesús es sepultado.

leave a comment »


Después de todo esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, pero secretamente por miedo de los judíos, rogó a Pilato que le permitiese llevarse el cuerpo de Jesús; y Pilato se lo concedió. Entonces vino, y se llevó el cuerpo de Jesús.

También Nicodemo, el que antes había visitado a Jesús de noche, vino trayendo un compuesto de mirra y de áloes, como cien libras.

Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús, y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar entre los judíos.

Y en el lugar donde había sido crucificado, había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, en el cual aún no había sido nadie sepultado.

Allí pues, como era la Parasceve de los judíos, y porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús.

(Jn. XIX, 38-42)

Vínculo:

Parasceve. Enciclopedia Católica Online.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

29 marzo, 2013 at 17:16

La Transfiguración del Señor

leave a comment »


Unos ocho días después de decir esto, Jesús tomó a Pedro, Juan y Santiago, y subió a la montaña para orar.

Mientras oraba, su rostro cambió de aspecto y sus vestiduras se volvieron de una blancura deslumbrante.

Y dos hombres conversaban con Él: eran Moisés y Elías, que aparecían revestidos de gloria y hablaban de la partida de Jesús, que iba a cumplirse en Jerusalén.

Pedro y sus compañeros tenían mucho sueño, pero permanecieron despiertos, y vieron la gloria de Jesús y a los dos hombres que estaban con Él.

Mientras estos se alejaban, Pedro dijo a Jesús: «¡Maestro, ¡qué bien estamos aquí! Hagamos tres carpas, una para Ti, otra para Moisés y otra para Elías». Él no sabía lo que decía.

Mientras hablaba, una nube los cubrió con su sombra y al entrar en ella, los discípulos se llenaron de temor.

Desde la nube se oyó entonces una voz que decía: «Este es mi Hijo, el Elegido, escuchadlo».

(Lc. IX, 28-35)

***

Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los llevó aparte a un monte elevado.

Allí se transfiguró en presencia de ellos: su rostro resplandecía como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la luz.

De pronto se les aparecieron Moisés y Elías, hablando con Jesús.

Pedro dijo a Jesús: «Señor, ¡qué bien estamos aquí! Si quieres, levantará aquí mismo tres carpas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías».

Todavía estaba hablando, cuando una nube luminosa les cubrió con su sombra y se oyó una voz que decía desde la nube: «Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta mi predilección: escuchadle».

(Mt. XVII, 1-5)

Vínculos:

Ángelus. Homilía de Benedicto XVI desde San Pedro de Roma el 24 de febrero de 2013 referida al misterio de la Transfiguración. Youtube.
La Transfiguración del Señor. Aciprensa.
La Transfiguración de Jesús en el Monte Tabor. El Rosario: Cuarto misterio luminoso. Directorio Franciscano.
La Transfiguración de Rafael. Pinacoteca Vaticana.
Transfiguración de Jesús. Wikipedia.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

28 febrero, 2013 at 10:06

Feliz Navidad

leave a comment »


Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento,
Y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre porque no tenían sitio en la posada.

Lc, 2, 6-7.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

19 diciembre, 2012 at 10:31

Jueves Santo

leave a comment »


 

Y, cenando ellos, tomó Jesús el pan y lo bendijo y lo partió y lo dio a sus discípulos diciendo: «Tomad y comed: este es mi cuerpo».

Y, tomando el cáliz, dio gracias y se lo dio diciendo: «Bebed de este todos».

(Mt. XXVI, 26 y 27)

***

Entonces les dijo: «Triste está mi alma hasta la muerte. Esperad aquí y velad conmigo». Y, habiendo dado algunos pasos, se postró sobre su rostro e hizo oración y dijo:

Padre mío, si es posible, pase de mí este cáliz. Mas no como yo quiero, sino como Tú».

(Mt. XXVI, 38 y 39)


Otras Estampas Bíblicas que pueden servirnos de edificación en esta Semana Santa que comienza:

          Domingo de Ramos.
          Jesús es presentado al pueblo por Poncio Pilato.
          Jesús en la Cruz.
          Resurrección.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

5 abril, 2012 at 12:08

Festividad de la Epifanía

with one comment


 

 

Al ver la estrella se llenaron de enorme alegría.

Entraron en la casa; vieron al niño con María, su madre, y, postrándose, le adoraron. Abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra.

(Mt. II, 10-11)

***

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

6 enero, 2012 at 10:59

Resurrección de Jesús

leave a comment »


 

 

De pronto se produjo un grande terremoto pues el Ángel del Señor bajó del cielo y, acercándose, revolvió la piedra y se sentó encima de ella.

Y su aspecto era como el de un relámpago y su vestidura, blanca como la nieve.

Y, de temor de él, se pusieron a temblar los guardias y se quedaron como muertos.

El Ángel se dirigió a las mujeres y les dijo: «Vosotras no temáis, pues sé que buscáis a Jesús el Crucificado;

No está aquí. Ha resucitado, como lo había dicho. Venid; ved el lugar donde estaba.

Y, ahora, id enseguida a decir a sus discípulos: “Ha resucitado de entre los muertos e irá delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. Ya os lo he dicho”». 

(Mt. XXVIII, 2-7)

***

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

24 abril, 2011 at 10:14