Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Buscar resultados

Estampas bíblicas

with 2 comments


Estampas Bíblicas

Presento aquí una serie de grabados reproducidos a partir de uno de los volúmenes de mi biblioteca que se titula Estampas Bíblicas. Lo publicaron, en Ediciones Culturales Iberia, el padre Scío y don Félix Torres Amat en 1934.

Su intención es la que siempre ha tenido la enseñanza de la Historia Sagrada a través de la imagen: el conmover, a través de su belleza plástica y alegórica las almas e imprimir en ellas esas imágenes que, tal vez, almacenadas en lo más recóndito de nuestra memoria, algún día resurjan de ella y nos lleven, de su mano, hacia las verdades más profundas, si bien más recónditas, de la religión.

Ello es particularmente necesario en los niños.

Ahora que tanto se está hablando de Educación para la ciudadanía y zarandajas así, a nuestros niños se les está privando de estos primeros contactos con los elementos sencillos de nuestra religión.

A las personas de mi edad, estas imágenes nos traerán a la memoria los primeros años de nuestra educación. A los niños de hoy estas imágenes les están vedadas y, sin ellas, sin la labor didáctica de muchas décadas, siglos diría, que supuso su realización, sin estos primeros contactos con las formas sencillas de la religión durante la infancia, difícil será que, en su edad adulta, no puedan sentir sino desprecio por una religión que desconocen hasta en sus elementos más sencillos y alegóricos.

Dice el editor, don Joaquín Gil en su prólogo:

Urge, pues, si queremos salvar los valores universales de la civilización, volver los ojos a la Biblia, cuyas enseñanzas constituyen el más perfecto Código de la moral universal y de la verdadera fraternidad humana.

Por todas estas razones y por esa urgencia que decía don Joaquín, quiero hoy iniciar compartir aquí estos viejos grabados de mi biblioteca.

Las imágenes pueden descargarse en su tamaño completo en la susodicha página desde cada uno de los vínculos.

***

Nota: Lamento no poder dar aquí mayor noticia de los autores de estos grabados pues, no haciendo ninguna mención de ellos el texto de la obra, únicamente puedo hacer referencia a sus firmas según me parece atisbar a leerlas en ellos:

2, 8, 10: Steinbrecher.
3, 264: Z. Scheckel.
7: Joch.
225, 267: ¿A. Garer?
277. Jungtow.

***

Nota actualizada en el verano de 2013: La obra de la que están extraídas estas reproducciones de grabados se puede encontrar a la venta  en la siguiente dirección.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

14 noviembre, 2007 at 19:35

Aparición de Jesús a María Magdalena

with 4 comments


 

Al decir esto se dio vuelta y vio a Jesús, que estaba allí, pero no lo reconoció.

Jesús le preguntó: «Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?». Ella, pensando que era el cuidador de la huerta, le respondió: «Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo iré a buscarlo».

Jesús le dijo: «¡María!». Ella lo reconoció y le dijo en hebreo: «¡Raboní!», es decir «¡Maestro!».

Jesús le dijo: «No me retengas, porque todavía no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: «Subo a mi Padre, a vuestro Padre; a mi Dios, el Dios de vosotros».

(Jn. XX, 14-17)

Nota: Aprovecho el día de hoy, 22 de julio, en el que el santoral católico celebra la memoria de María Magdalena, santa, discípula del Señor, para actualizar esta colección de Estampas Bíblicas con la de La aparición de Jesús a María Magdalena.

Vínculos:

María Magdalena, santa. Catholic.net
Ir a Estampas Bíblicas.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

22 julio, 2013 at 16:59

La Adoración de los Reyes Magos

leave a comment »


La Adoración de los Reyes Magos. Mabuse.

Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría. 
Entraron en la casa; vieron al Niño con María, su madre, y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra.

Mt, 2, 10-11.

Vínculos:

Fiesta de la Epifanía o Día de Reyes. Arciprensa.
Carta del Santo Padre Juan Pablo II a los artistas. Vaticano.
Adoración de Los Reyes. Estampas bíblicas. Conceptos Esparcidos.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

5 enero, 2013 at 17:51

Jueves Santo

leave a comment »


 

Y, cenando ellos, tomó Jesús el pan y lo bendijo y lo partió y lo dio a sus discípulos diciendo: «Tomad y comed: este es mi cuerpo».

Y, tomando el cáliz, dio gracias y se lo dio diciendo: «Bebed de este todos».

(Mt. XXVI, 26 y 27)

***

Entonces les dijo: «Triste está mi alma hasta la muerte. Esperad aquí y velad conmigo». Y, habiendo dado algunos pasos, se postró sobre su rostro e hizo oración y dijo:

Padre mío, si es posible, pase de mí este cáliz. Mas no como yo quiero, sino como Tú».

(Mt. XXVI, 38 y 39)


Otras Estampas Bíblicas que pueden servirnos de edificación en esta Semana Santa que comienza:

          Domingo de Ramos.
          Jesús es presentado al pueblo por Poncio Pilato.
          Jesús en la Cruz.
          Resurrección.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

5 abril, 2012 at 12:08

Historia Sagrada, 1

leave a comment »


 
 

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.

Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así. Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo.

Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así. Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana el día tercero.

Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana el día cuarto.

Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos. Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno. Y Dios los bendijo, diciendo: Fructificad y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra. Y fue la tarde y la mañana el día quinto.

Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así. E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno. Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así. Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

Ir a Estampas Bíblicas.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

14 noviembre, 2007 at 12:37