Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

El golpe de estado marxista en España

leave a comment »


Pudiera parecer al observador superficial que es la gravedad de la pandemia que padecemos estos días en España, causante ya de casi treinta mil muertos, lo que ha obligado al gobierno socialista-marxista a adoptar medidas, órdenes, disposiciones y a tomar decisiones que, a quienes somos contrarios a su ideología, nos parecen encaminadas a la instauración de un régimen totalitario de signo neomarxista en nuestra patria.

Pudiera parecer que, de no haber sucedido tal desgracia, esta legislatura, la décimo cuarta de la Transición, hubiera sido una más, antipática, sí, para quienes somos de derecha, pero legítima en la alternancia del poder.

No es tal. El coronavirus lo que ha venido a hacer es a acelerar, a catalizar, un movimiento subrepticio revolucionario que pretende, desde el poder, acabar con el régimen de la Transición y postergar a la media España que les es contraria.

Y no es que lo diga yo: es que lo dijeron ellos mismos, sin cortarse un pelo, en aquella sesión:

muestro aquí el anuncio, punto por punto, del programa revolucionario y totalitario que presentaron en las sesiones de investidura del pasado mes de enero y que, quizá, por producirse en la víspera de la fiesta de Reyes, pasó inadvertido para mucha gente.

Debate de investidura de Pedro Sánchez

Aquí podemos ver como:

1. La intención de Sánchez era “devolver la intolerancia y el fanatismo a la irrelevancia”. Ustedes se preguntarán, ¿qué intolerancia y qué fanatismo? Pues bien, se refiere a la derecha. Es la repetición del Frente Popular: postergar a media España.

No nos van a pedir desde el Gobierno que renunciemos a nuestros principios: sólo nos van a pedir que renunciemos a nuestro sectarismo: es decir, podremos seguir pensando en nuestro fuero interno lo que nos dé la gana pero el Gobierno nos va a pedir que no manifestemos lo que a él le parece sectarismo por nuestra parte. ¿Por qué no podemos ser sectarios si nos da la gana? ¡Ah!

2. El Gobierno va a establecer un cordón sanitario. Sí: aunque parezca mentira, así lo dice Sánchez, literalmente, en su discurso. Añade que no se dirigirá contra las personas, sino contra las ideas.

3. El Gobierno decidirá qué es falso y qué es verdad. Lo llama estrategia nacional de lucha contra la desinformación.

4. La nueva legislatura, para Iglesias, irá dirigida a reparar las traiciones de la derecha a la Patria.

5. Los togados reaccionarios, serán una amenaza para el nuevo gobierno…

y, todo ello, enunciado con una virulencia, una violencia y un rencor que a mí mismo, que hace mucho tiempo estoy convencido de la vesania de estos totalitarios, me sorprendió, me estremeció, me espantó y me animó a compilar esta selección de barbaridades con que la izquierda anunció sus intenciones.

Dos meses más tarde vino el coronavirus a acelerar las cosas pero, como se ve, sus intenciones las habían anunciado con anterioridad.

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

25 mayo, 2020 a 5:30

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s