Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Archive for mayo 2020

De las "Orientaciones morales ante la nueva situación de España"

leave a comment »


Me voy a referir aquí a un documento que la Conferencia Episcopal Española (CEE) redactó en 2006 y que alcanzó, y aun tiene, cierta notoriedad y celebridad entre los curiosos del asunto: las Orientaciones morales ante la situación actual de España.

No lo busquen ustedes en la página web de la Conferencia Episcopal. Como tantas otras cosas, ha desaparecido.

La Iglesia, que siempre ha sido por antonomasia la custodia de documentos, sobre todo de los referidos a ella, lo ha hecho desaparecer de su presentación digital.

Con la página oficial del Vaticano, La Santa Sede, está sucediendo algo parecido.

Me he dado cuenta de ello esta mañana cuando he revisado y actualizado el formato de mi antigua entrada Si la Iglesia se mundaniza… en la que presentaba el vínculo a ese documento y a otro, inspirado en él, titulado Nota de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española ante las elecciones generales del 2008, en el que los señores obispos nos venían a decir a los católicos, ante aquellas elecciones, que

no todos los programas son igualmente compatibles con la fe y las exigencias de la vida cristiana, ni son tampoco igualmente cercanos y proporcionados a los objetivos y valores que los cristianos deben promover en la vida pública

y que también ha desaparecido de la página de la Conferencia Episcopal. Afortunadamente, se conserva en otros lugares que vinculo abajo, pero el caso es que, en la página de la CEE brilla por su ausencia.

Me he llevado, por supuesto, un disgusto. Uno más ¡y ya van tantos!, porque de ninguna manera considero esto casual sino muestra de cómo la jerarquía católica española se avergüenza de lo que dijo en su día, se desdice y, lo que es peor, quiere borrarlo de la memoria para que no tengan acceso a él los fieles de las nuevas generaciones.

Más o menos, como los socialistas, ¡vaya!

Y digo que me he llevado un disgusto aparte de por lo que entraña de cobardía, porque, en su día me pareció un documento brillante y hasta valiente.

Aunque, como sucede con la Nota ante las elecciones…, puede encontrarse en otros sitios de Internet, me ha dado tanto coraje que me he pasado la mañana haciendo una edición digitalizada del mismo (que pueden descargarse aquí ustedes en formato pdf). Eso me ha hecho releerlo y reflexionar otra vez acerca de él hoy, catorce años después y, quiero creer, con una comprensión mucho más cabal por mi parte de lo que es el cristianismo y el catolicismo en particular.

Es acerca de esta reflexión sobre lo que quiero seguir escribiendo:

Hubo un tiempo en el que los Concilios de Toledo contribuyeron a configurar lo que sería la Nación española y, como esta instrucción pastoral del 2006, quisieron incidir en la res publica. Baste recordar cómo, con ellos, se abominó del arrianismo y el reino visigodo alcanzó su unidad religiosa.

Los tiempos son muy otros, claro está, pero aquella pastoral de los obispos españoles en plena embestida de Zapatero con su Educación para la ciudadanía, su matrimonio homosexual, la amenaza separatista en ciernes y tantas otras abominaciones que empezaron a tomar forma en su tiempo y que hoy vemos perfectamente asentadas, me pareció muy atinada, muy pertinente y muy valiente.

Como ha debido de parecérsela a los señores obispos de hoy, que, quizá, creyéndola excesivamente osada y desatenta con el error liberal y con la herejía marxista, han decidido eliminarla de su página.

Su relectura digo no me ha parecido tan atinada como me lo pareció en su día, pues veo en ella el germen de lo que hoy es evidente dejación del deber de los obispos de enseñar la Ley de Dios, evidente entrega a la herejía liberal y evidente complacencia con la marxista.

No es, tampoco, que las cosas vengan de entonces. Como venir, vienen del maldito Concilio Vaticano II, responsable de la descristianización de Europa y, aunque ya hubo gente que lo notó muy pronto recordemos lo de Tarancón al paredón, que en su tiempo nos parecía tan facha otros, con menos luces, nos hemos ido dando cuenta poco a poco.

Paso, pues, a exponer los puntos que me han llamado la atención como premonitorios del desastre actual.

1. Ya en los puntos quinto y sexto celebran los obispos la llegada de la democracia admitiéndola como mejor forma de gobierno. O, mejor dicho, aplaudiéndola con las orejas sin entrar en más honduras filosóficas y contraponiéndola a lo que, púdicamente, llaman el régimen político anterior de cuarenta años de duración al que no critican abiertamente, pero sí dicen que, sin añoranza del pasado, la Iglesia colaboró decididamente para hacer posible la democracia. Pues sí, esto es cierto y hubo gente que se dio cuenta y gritaba aquello de Tarancón al paredón.

2. Se dan cuenta de que el proceso de descristianización y deterioro moral de la vida personal, familiar y social, se ve favorecido por la escasa formación religiosa de muchas personas, creyentes y no creyentes y por la debilidad moral de todos nosotros, en lo cual llevaban muchísima razón pero de lo que podríamos decir al respecto, viendo cómo han evolucionado las cosas en catorce años, aquello de “mucho miedo, pero muy poca vergüenza” o, de otra forma, hacen acto de constricción pero, enmienda, no han tenido ninguna. Al revés, cada vez andan menos preocupados por la formación religiosa de sus rebaños y adolecen cada día de mayor debilidad moral, por no decir que les importa todo un carajo.

3. En el punto sexto hablan de la reconciliación y de la superación del enfrentamiento que ha dividido a los españoles. Bien. En 2006 quizá se podía pensar todavía así. Hoy se nos aparece claro que el enfrentamiento franco y de cara con la herejía y con el error es algo de lo que un católico no puede hacer dejación.

4. En el punto 29 vuelven a la carga y consideran a la democracia y a la libertad religiosa como uno de los logros de nuestro tiempo. No hacen mención de que es el libre albedrío el que permite al hombre elegir el bien o el mal y que la elección del mal es contraria a la Ley de Dios. No: ya en 2006 consideraban a la democracia un logro de nuestro tiempo.

5. Nos dicen que la resurrección de Jesucristo fue como una explosión de luz, una explosión de amor que rompió las cadenas del pecado y de la muerte. Su resurrección inauguró una nueva dimensión de la vida y de la realidad, de la que brota una creación nueva, que penetra continuamente en nuestro mundo, lo transforma y lo atrae a sí. Nos hablan de una humanidad iluminada con la luz de la fe y enriquecida con los dones del Espíritu Santo.

Todo esto está muy bien pero, ¿entiende el hombre de hoy lo que tanta palabrería quiere decir? ¿Por qué no hacen un esfuerzo y lo explican a la luz de la Historia, de la Ley Natural y de la Apologética cristiana? Es cierto que el cristianismo vino a iluminar a una Humanidad embrutecida:

Un niño cristiano que sepa bien el Catecismo, sabe más acerca de las grandes cuestiones y problemas de la vida que todos los sabios de la antigüedad y que todos los filósofos del paganismo

Esto lo decía Jouffroy en el siglo XIX, cuando los niños estudiaban el Catecismo.

6. Nos hablan de la caridad cristiana. Es cierto que la consideran relacionando el amor al prójimo con el amor de Dios pero queda la sensación que lo hacen sólo de boquilla y que, más que de caridad, están hablando de filantropía. En ningún momento mencionan que tal caridad implica corregir al que yerra y que el marxismo es un error. Es el catolicismo tipo madre Teres de Calcuta o Padre Ángel que nada tiene que ver con el de Santa Teresa. Es el catolicismo de nuestros días que apela a la emotividad, no el catolicismo clásico que se asentaba en la razón

En fin, son muchas cosas.

El documento, sin embargo es interesante y valioso, sobre todo en un punto: el que hace referencia a la unidad de España. Es falso que, como se cree, hablen explícitamente de ella como un bien moral, pero sí lo vienen a decir implícitamente. Nos hablan de una unidad cultural básica de los pueblos de España, de una cierta comunidad de intereses e incluso de administración como consecuencia de la romanización de nuestro territorio que favoreció el anuncio de la fe cristiana. Nos dicen que ninguna de las regiones actualmente existentes, más o menos diferentes, hubiera sido posible tal como es ahora, sin esta antigua unidad espiritual y cultural de todos los pueblos de España.

Sin embargo, olvidan lo más importante: el catolicismo ha sido, durante dos mil años, el desarrollo de la doctrina de Jesucristo ajustándola a las vicisitudes de los tiempos y, entre los siglos XVII y XVIII, España, toda España, fue su principal defensora.

Sucede que, en nuestro tiempo, contaminado por la filosofía subjetivista, hay gentes que niegan la existencia de una Ley Natural, o sea Ley de Dios que llamamos los católicos. Habiendo, pues, sido España unos de los mayores adalides de la religión católica, es claro que España es un bien moral, al menos para quienes pensamos que sí existe un orden natural, y, por contraposición, un mal para quienes piensan que tal orden no existe, lo que explica su odio hacia ella.

A los obispos se les olvidó mencionar este detalle en su pastoral.

Pero, en fin, esto son meras reflexiones al margen.

Lo que me importaba era recuperar el documento desaparecido de donde debiera estar y señalar cómo los mismos que lo escribieron nos lo han escamoteado.

Aquí lo dejo para su descarga:

Vínculos:

Orientaciones morales ante la situación actual de España. Está borrado de la página de la Conferencia Episcopal Española.
Nota de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española ante elecciones generales 2008.
Puede encontrarse en la Enciclopedia Hispano-Católica Universal. En la página de la Conferencia Episcopal Española la han borrado..
Si la Iglesia se mundaniza… Conceptos Esparcidos.
El Cardenal Cañizares y ‘MásLibres.org’. Conceptos Esparcidos.

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

31 mayo, 2020 at 14:52

Cayetana Álvarez de Toledo vs. Iglesias

leave a comment »


¡¡¡Memorable la intervención de ayer en el Congreso de Cayetana Álvarez de Toledo!!!

Y memorable su enfrentamiento con el comunista Pablo Iglesias.

En una reciente entrada, criticando un discurso reciente de Ana Oramas en el que esta señora venía a distanciarse de la situación y a considerar de ella igualmente responsables a las llamadas dos Españas, quise señalar la diferencia radical entre ambas e intentar enfatizar el odio que inspira a una y la mansedumbre de que adolece la otra.

Indiqué también cómo esa mansedumbre tiende a aminorarse, ma non troppo, cuando la ponen entre las cuerdas..

Durante la sesión de control al gobierno de ayer, venía éste con su habitual perorata meliflua con la que trata de disimular el odio ancestral de la izquierda a España y a sus símbolos y a hacer como si no estuviera enfrascado en destruir el actual orden constitucional en aras de implantar un régimen bolivariano en nuestra patria.

Criticó Cayetana al comunismo y este imbécil, como, a falta de argumentos lógicos es maestro en el manejo de la falacia, recurrió al ad hominem y, con retintín, empezó la faena aludiendo a la condición de marquesa de Álvarez de Toledo para rematarla insinuando que el Partido Popular forma parte sólo un poquito de España:

Señora Marquesa, el Partido comunista forma parte de España y de su Constitución y ustedes solamente un poquito, aunque a usted le duela, señora marquesa.

con lo cual, y prescindiendo de la enormidad de que un partido comunista pueda formar parte política activa de ninguna nación civilizada, vino a remachar las palabras, mucho más crípticas, pero no menos aberrantes, del presidente Sánchez cuando, en la sesión de su investidura, se atrevió a aludir a los cordones sanitarios:

Cualquier cordón sanitario que se establezca, no se va a dirigir a las personas: se dirigirá a las ideas.

Y así, nos comunicó, sin mudar el semblante, que, en el Gobierno que aspiraba presidir se iba a perseguir las ideas.

Como decía antes, quedando en España restos de aquella que defendió la primera a la civilización cristiana, los símbolos españoles inspiran una adversión inconmensurable a la izquierda. Como, al menos hoy por hoy, no lo pueden manifestar explícitamente, prosiguió El Coletas con su argumento habitual para eludir el trance:

Defender España no es agitar una bandera muy grande apara agredir a los demás; defender a España es defender la sanidad pública… la educación pública… la vivienda…

como si fuera incompatible el amor a los símbolos nacionales con el deseo del bienestar material para nuestro pueblo. El argumento, como todos los suyos, es un sofisma y un ejemplo hilarante de cómo el comunismo busca el poder a través de la mentira pero, pareciéndole, a lo que se ve, exiguo y sin poderse contener, se vino arriba y lo remachó con lo que ellos llaman la bandera del aguilucho:

Se ven últimamente muchas banderas de la sociedad ornitológica; esa bandera con el pollo ibérico que revela un inconsciente que sigue existiendo entre ustedes

aludiendo, bien se entiende, al eterno reproche de considerar franquista a la derecha de nuestros días, condición, para ellos, abominable. Antes había mencionado, mintiendo una vez más, que Alianza Popular se opuso a la Constitución del 78, cuando lo que sucedió es que se abstuvo, lo hizo, solamente, por disconformidad con título VIII, de las Autonomías y, en realidad, recomendó votar .

Remató la faena con un:

Ni ustedes ni sus socios ultras nos van a dar ninguna lección de lo que significa ser patriota, ser español y defender a España.

Y así fue transcurriendo la llamada sesión de control al Gobierno como viene sucediendo en todas: el Gobierno, en vez de contestar a lo que se le pregunta, las utiliza para lanzar diatribas e ir abriendo camino.

No es que Cayetana no conozca de qué va el percal pero ayer, al oírse llamar marquesa y harta de tanta mentira y disparate, contestó con brillantez y contundencia:

Ha hecho usted referencia a mi título de Marquesa… los hijos no somos responsables de nuestros padres… por eso se lo voy a decir por primera y última vez: usted es el hijo de un terrorista; a esa aristocracia pertenece usted; a la del crimen político.

El Coletas, raquítico y encorvado, la escuchaba desde su escaño con una sonrisa pero muy atento.

Mirándolo a él tan sofista, sentado en el escaño con su porte de misántropo ―casposo, en palabra de Cayetana― y mirándola a ella, tan guapa, tan vital, tan contundente y con esa solvencia intelectual desbordante que tiene, me preguntaba lo que muchas veces antes me he preguntado: ¿qué subyace en el fondo del alma de las personas de izquierda? ¿Por qué abrazan esas ideologías tan aberrantes, tan inhumanas, tan contrarias al orden natural? ¿Acaso por resentimiento inconsciente debido a no se sabe qué injusticia atávica? ¿Por un complejo de inferioridad?

Lo ignoro pero, en cualquier caso, si la prestancia de Álvarez de Toledo ya inspira algún recelo en su propio partido, ya sea por creerla demasiado radical, ya sea por celillos personales ―notemos a este respecto cómo Iglesias ha tuteado a Casado mientras a ella le hablaba de usted― qué ampollas no levantará en la piel del enemigo político.

El incidente, para más ignominia, finalizó con la Presidenta del Congreso, Meritxell Batet, pidiendo a Cayetana que retirara del diario de sesión la alusión al padre de Iglesias y, como Cayetana dijo que no lo retiraba, la Batet decidió que no constara en acta porque, para los socialistas, la Historia es así: en ella figura sólo lo que ellos quieren y como quieren.

En fin, la faena de ayer de Cayetana lidiando al Coletas fue de las de dos orejas, rabo y salida a hombros por la puerta grande.

***

El incidente de la hija del marqués con el hijo del terrorista fue muy significativo en cuanto que representa la imagen de que las derechas nos vamos quitando el miedo de decirles a estas bestias lo que son.

Sin embargo, no dejó de ser una anécdota en la soberbia intervención parlamentaria de Álvarez de Toledo referida a la gravísima situación por la que atraviesa España hoy y centrada en el señalamiento del peligro comunista que nos acecha.

Dejo aquí la transcripción completa de dicha intervención:

Discurso:
Señor vicepresidente segundo. Pacta son servanda. Efectivamente lo pactado obliga y el primer pacto que nos obliga a todos, y a usted en particular por la responsabilidad que ostenta, es el pacto constitucional: el ejemplar acuerdo democrático cuyo artículo dos establece que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español. A usted ese pacto le gusta poco. Ahora se pasea con una Constitución en la mano recitando artículos como un predicador. Pero no; usted no es un converso; es un impostor.
Vamos a los hechos. Primero los más recientes. El pasado jueves usted se erigió en doble portavoz de los máximos agresores de la democracia española. Por un lado salió raudo y desafiante en defensa del acuerdo suscrito en esta cámara con Bildu para liquidar la reforma laboral; por otro, volvió a remeter contra la justicia y defendió el indulto para dos condenados por sedición. Es decir, en el mismo día usted promovió un doble indulto: el indulto judicial del nacionalismo golpista y el definitivo indulto moral y político del nacionalismo filoetarra.
En realidad, señor vicepresidente segundo, más que el indulto de los Jordis o de los Oteguis, lo que usted debería solicitar es su propio indulto.
Porque vamos a la hemeroteca. Es su cruz, lo sé, y eso que, de momento, ni siquiera voy a citar sus vínculos con la dictadura venezolana.
Analicemos su relación con la democracia española. Así podremos comprobar, ―también usted―, hasta qué punto la superioridad moral que exhibe frente a mi partido y otros es puramente irrisoria. La suya, en realidad, es una inferioridad moral. Esta mañana clamaba usted que nos jugamos la democracia. Sí, sí, pero por usted. Usted es el que ha jugado y sigue jugando contra la democracia.
Primero. El terrorismo.
Usted tiene una larga relación intimidante antidemocrática con el inframundo de ETA. Conferencias, entrevistas, twits, charlas. A usted el terrorismo nunca le ha causado la repugnancia que causa a un demócrata, de izquierdas o derechas. Al revés, usted ha manifestado siempre una insólita condescendencia con la violencia. Algunos ejemplos. Dos mil ocho: su tesis doctoral. Ahí escribió que la kale borroka, esto que volvemos a ver en Navarra ataques a sedes de partidos, cajeros quemados, disturbios, es una gimnasia, un entrenamiento, ¿para qué exactamente señor vicepresidente? No lo sabemos.
Dos mil once, en , aquí ya se erige usted en abogado defensor del terrorista Otegui. “¡Qué escándalo que se le condene a diez años de cárcel ―decía―”. Unos años después celebraba eufórico su liberación, “una buena noticia para los demócratas, porque nadie debería ir a la cárcel por sus ideas”. ¿Por sus ideas, señor vicepresidente? Si en España se condenaran las ideas, usted estaría en la cárcel. Esto se lo he explicado varias veces al diputado Rufián que está en proceso de entenderlo.
Prosigamos. Dos mil trece, en la televisión, su medio predilecto: “cualquier demócrata ―decía― debería preguntarse si no sería razonable que los presos de ETA no deberían ir saliendo de las cárceles”. Lo más chocante de la frase es el uso la palabra “demócratas”. Para ser un demócrata, ¿hay que desear la libertad del terrorista Entonces, los que pedimos simplemente justicia, un castigo proporcional al crimen, ¿qué somos? ¡Ah! Fascistas. Eso.
Con estas ideas tan avanzadas se ganó usted un merecido prestigio en el civilizado ambiente de las erriko tabernas. Allí le invitaban y allí comparecía. Esto es lo que dijo usted una tarde en Navarra: “por mucho procedimiento democrático que haya en España, hay determinados derechos que no se pueden ejercer en el marco de la legalidad. Quien primero se dio cuenta de ello fueron la izquierda vasca y ETA”.
Lo elaboró un poquito más en el Ritz. “Si me preguntaran en el Parlamento Europeo por ETA ―dijo― diría que ha causado mucho dolor pero que tiene una explicación política. En esa sucia adversativa está la clave de su posición. Usted considera que la asesinato político es un derecho derivado del derecho de autodeterminación y, por eso, en aquella misma taberna navarra, se ofreció usted para una misión especial: “me gustaría ―dijo― que me dejarais ser como vuestro embajador”. En eso exactamente se ha convertido usted, señor Iglesias, en embajador de ETA Batasuna en el gobierno de España; en el burro de Troya de la democracia. En el burro de Troya de la democracia y, también, tras el último pacto con Bildu, en la principal amenaza para los más vulnerables.
Dirá usted, “pero Bildu es un partido legal”. Sí, pero no es un partido democrático; es un partido que justifica el asesinato; un partido racista que rinde homenaje a terroristas que han matado en nombre de un proyecto totalitario; un partido que ni siquiera condena el ataque al domicilio de la señora Mendía el mismo día en que el partido socialista se exhibe con ellos. Señorías del PSOE, mediten por favor, mediten. Y, señorías del PNV, prepárense: Durango, Galdácano, Rentería… la próxima parada es el gobierno vasco, y de ahí a Cataluña, a repetir la operación ahora con Serra. Señor vicepresidente segundo, usted dice “yo defiendo derechos de autodeterminación”, y yo le contesto dos cosas: no existe el derecho a exigir un derecho que no existe y, menos aún, a imponerlo, y, segundo, no es verdad que usted defienda un derecho anulado. Lo que usted defiende es la anulación de los derechos vigentes. El presunto derecho de autodeterminación es una agresión; una agresión a la igualdad de los españoles con la que a usted se le llena la boca.
Hoy ha acusado a mi partido de alentar una insubordinación. ¡Usted hablando de insubordinación! ¡El gran valedor de los golpistas de octubre de dos mil diecisiete! Esto es risible. ¿No sea cuenta de que es risible? Su calificación de aquel golpe a la democracia como una manifestación política legítima; sus críticas contra la ejemplar actuación de la policía y la Guardia Civil frente al golpe. Por cierto, ahí estaban con el señor Pérez de los Cobos, purgado ahora en una operación propia de una dictadura. Su visita, dos, al ya condenado Junqueras en la cárcel para intentar pactar los presupuestos y para impulsar la mesa de negociación. Sus presiones al Tribunal Supremo, anticipando juez y parte, “no fue rebelión”. Sus críticas a la justicia española frente a tribunales europeos. Este documento de once de mayo en que con Bidu, Esquerra y otros reclaman excarcelaciones con la excusa del covid: el estado de alarma, instrumento para sacar a terroristas y golpistas de la cárcel y meterle a usted en el CNI, y, por último, lo de ayer: el voto de Podemos a favor de la comparecencia del prófugo Puigdemont en la comisión de reconstrucción en calidad de experto europeo. ¡En fin! El escudo social con Puigdemont. Realmente no cabe mayor ofensa a los veintiocho mil víctimas de la pandemia y al conjunto de los españoles.
Señor vicepresidente segundo, usted tiene un plan, es verdad. Es un plan, como he dicho, contra la democracia. Contra la democracia en sentido recto, porque violenta los derechos de los españoles, y contra la democracia también como la entiende usted. Usted dice: “más estado”. Falso. Usted apadrina a los que buscan la destrucción del estado. Esa es su paradoja: quiere mandar un régimen autoritario de izquierdas a la vez que erosiona la base de esa misma autoridad. Y esta es su mentira: sin estado no puede haber estado social, ni escudo, ni pensiones, ni nada. En realidad, señor vicepresidente segundo, todo su corpus doctrinal, si lo podemos llamar así, es contrario a la razón democrática y a la razón sin más.
Otra vez la hemeroteca.
Usted ha dicho, no de adolescente universitario, rebelde y tal, ya casi cuarentón, cosas como las siguientes:
“Pido disculpas por no romper la cara a todos los fachas con los que disputo en la tele. Quizá, cuando acabemos esta charla en vez de mariconadas del teatro, nos vamos de cacería a Segovia a aplicar la justicia proletaria”.
“Me gusta quien moviliza al ejército para decir a los mercados: ¡cuidado, que las pistolas ahora las tengo yo!”
Otra: “el astuto Mao Tse-tung decía que el poder nace de la boca de los fusiles y así sigue siendo”. Lo de astuto es formidable tratándose del mayor asesino de la historia. Y esa obsesión con las armas, ¿de dónde le sale?
Aquí, otra vez: “estamos construyendo ese contrapoder social que hace que a un joven, si hace una pintada, si tira un cóctel molotov o, incluso, si saca una pistola, le proteja una parte de la sociedad”.
El siguiente se lo vamos a dedicar a la ministra igualdad:
“Uno puede afrontar las elecciones de una manera masculina, por cojones. Le decimos al poder: ‘aquí estamos yo y mis pelotas frente a ti’”. Muy bonito.
El último; éste es definitivo: “la democracia es incompatible ―dice― con el monopolio de la fuerza por parte del estado”. Está diciendo que la violencia contra el estado o entre particulares es legítima. Usted, señor vicepresidente segundo, legitima la violencia. Incluso, a veces, la practica: el escrache a Rosa Díez en la Complutense; jarabe democrático para dirigentes del PP; su apoyo a Rodrigo Lanza, aquel que mató a un hombre por llevar tirantes con la bandera de España, y ya, la semana pasada, sus amenazas a la presidenta Ayuso y al señor Abascal. Como el señor Torra, usted pretende ahora mantener un pie a las instituciones y el otro a los escuadrones. Pensará, supongo, que es más fácil hacer la revolución desde el poder. Desde luego, más cómodo, seguro que es. Yo quiero decirle que no hay ningún gobierno de Europa, un dirigente del que pueda citarse semejante arsenal de expresiones y hechos contra los valores de la Europa democrática, pacífica, moderna y civilizada. Barufakis español: ¡Ojalá! Usted es una anomalía europea; sus posiciones son de una marginalidad radical y no sólo por comunista. Como comunista, ciertamente, debería usted pedir perdón por los millones de muertos que hermanan a sus ideas con el nazismo. Sus posiciones son marginales, sobre todo por su vinculación con la violencia. Liquidar la Transición que en su momento fue el monumento a la reconciliación y la obra política más importante en nuestra historia. Acabar con la Constitución, que es la paz civil española, el marco que nos permite vivir juntos los distintos. Nada de eso puede hacerse contra la otra mitad de España por vías democráticas y pacíficas. Usted sólo podría imponer su proyecto por la fuerza o en circunstancias muy particulares y lo sabe. Lo reconoció en dos mil trece: “cuando hay elecciones ―dijo― en condiciones de normalidad, los comunistas nunca ganan. Los comunistas han tenido éxito en momentos de excepcionalidad, de crisis. Eso es. Usted, aprovechando la pandemia, la tragedia española para hacer avanzar sus proyecto que, en definitiva, no es otro que el fracaso de la España constitucional, la más justa y fértil de la historia. Y, por eso, yo no debería dirigirme tanto a usted hoy como a los socialistas, es verdad. Quizá no a la tercera fila, hoy primeras filas. ¿Qué puedo decirle yo a la señora Lastra, la infeliz firmante del pacto con Bildu, o al señor Simancas, que aceptó la humillación de tener que culpar de dicho pacto al PP? Pero sí a la bancada, y sobre todo a los votantes. Hay, es verdad, una España atávica, cuartelaria, autoritaria; una España bravía y sanguinolenta; una España que se regodea en el racismo, el conflicto, el odio, la violencia. Esa España ha tenido, además, su proyección en América latina. En la figura del caudillo, militarista, pendenciero, incluso un punto ridículo si las consecuencias no fueron dramáticas. Un Chávez, un Maduro, usted me entiende. El señor vicepresidente segundo enlaza perfectamente con esa tradición. Es la versión contemporánea del caudillo iberoamericano que tantos prejuicios enciende en el mundo anglosajón y que tantos estragos ha causado cíclicamente a la libertad y el bienestar de los españoles de ambos hemisferios. En mil novecientos setenta y ocho la tercera España enterró sus dos peores versiones y una España nueva, tolerante, abierta y luminosa, se puso en pie. Esa España es la que los socialistas deberían cuidar y promover, junto a esa inmensa mayoría de españoles que defiende la libertad, la igualdad y, sí, la fraternidad y, por eso, a modo de estímulo, ya para acabar, y a ver si me atienden, acabaré con unas palabras de la autoridad competente.
El hoy presidente del gobierno dijo en dos mil quince:
“Pablo Iglesias ha hecho de la mentira su forma de hacer política. Miente más que habla”.
Estoy segura, señor vicepresidente, que no le molestará la cita. Pensará que, viniendo de Pedro Sánchez Castejón, es un elogio. También en esto es usted el número dos. Muchas gracias.

Réplica:

¿Cómo era aquello, señor vicepresidente, del himno de España cutre pachanga fachosa? Defender a España. ¡Venga, vamos a descender a España! Los comunistas, efectivamente, fueron útiles cuando, a diferencia de ustedes, dejaron de ser comunistas. No vamos a hablar de su veneración y apego a los comunistas. El otro día, en el homenaje a Julio Anguita, que en paz descanse, escribió usted: “se nos va nuestro mejor referente político. Hasta siempre”. Pero es que, unos años antes, decía usted, en un acto, se quejaba de que mucha gente quiere resucitar a Anguita que es como el cadáver del Cid a caballo y deseaba que se fuera, literalmente y perdóneme, señoría, la expresión, a la mierda. Este es su apego a los referentes comunistas y al comunismo, su hipocresía radical.
Hablemos ahora de los padres la constitución. Sí, tenemos varios. Usted ha citado a Fraga, a la dictadura. ¿Usted me va a hablar de dictaduras? ¿El discípulo de los ayatolás de Irán? ¿El prohijado de Hugo Chávez y Nicolás Maduro? Es que, a mí, no me tiene que contar, a mí y a muchos en esta cámara, no nos tienen que contar los resultados de esas políticas en Venezuela. Yo lo he visto con mis propios ojos: hambre, represión, violaciones, miseria. Sólo desde una infinita condescendencia con la violencia y sólo desde un racismo visceral, se lo diré, se puede mantener respecto a la dictadura venezolana la actitud que mantiene usted. Y una cosa más: sólo cuando su padre político Nicolás Maduro sea capaz de hacer una constitución como la que hizo Manuel Fraga podrá usted venir aquí a decir algo al respecto. Ahora esto de defender España, la sanidad pública, la educación, todo eso, se ha puesto muy campanudo usted, ¿no? Hablemos de eso: escudo social ―dice― protección de los débiles ―afirma―. Vamos a ver. Le voy a contar una cosa. Se lo voy a decir suavemente para que no duela mucho. La prima de riesgo española lleva su nombre, Pablo Iglesias Turrión es la prima de riesgo española, espantajo de los inversores, argumento irrefutable de los recelos europeos; sus posiciones hacen imposible un rescate en condiciones razonables, asumibles, que no supongan un brutal quebranto a los más débiles de este país. Sus posiciones destruyen empleo, sus frases amenazan las pensiones, los sueldos de los funcionarios, alejan la recuperación. A usted eso, claro, puede que le importe poco, ¿no?, el comunismo, al final, es el reparto de la miseria y todas estas cosas, pero que al conjunto de los españoles, sí. Cuando a usted los vulnerables y los débiles le escuchan, tiemblan. No tiemblan de veneración, como le gustaría a usted, que temblaran de veneración; tiemblan de pánico.
Tercero. Yo le he hablado… con atención hice un llamamiento a los socialistas pero, después de escucharles, yo creo que hay que hacer un llamamiento al conjunto los españoles. Yo pido a los españoles que recuerden los famosos versos de Gil de Biezma, ¿no?: “De todas las historias de la historia la más triste, sin duda, es la de España, porque termina mal”. Pero yo, sobre todo, les pido que recuerden la segunda parte, ahí donde asoma la esperanza, dice: “A menudo he pensado en otra historia distinta y menos triste; en otra España donde ya no cuentan los demonios. Pido que España expulse a esos demonios; que sea el hombre el dueño de su historia”. Efectivamente expulsemos a esos demonios; seamos dueños de nuestras historia. Huyan, españoles, de la sumisión, también de la trampa del asistencialismo que usted reparte, de esa gran mentira gubernamental que usted encarna, que se resume en más estado y que lo paguen otros, que lo pague Europa. España se va a recuperar, sí. Habrá que pedir ayuda, desde luego, no sólo para levantarnos, no para mantenernos en pie ni siquiera y, desde luego, no para mantenernos de rodillas como pretende el vicepresidente segundo. Podemos, ustedes, son en realidad un no podemos, una forma de abdicación política y social. España no está condenada a repetir sus errores históricos; no está condenada a la marginalidad ni al enfrentamiento. La España constitucional es reconciliación, algo que usted no entiende, y también es responsabilidad, algo que usted tampoco entiende, y esfuerzo, y capacidad de ser modelo. Como la Transición, sí. Y para eso no necesitamos a caudillitos carismáticos que nos tutelen, que nos traten como menores de edad. Me ratifico en que usted realmente es el pesimismo y la caspa.
Y una cosa más ya para acabar: Vamos a hablar de esto de la aristocracia. Ha hecho usted referencia a mi título de marquesa. A la clase social, la aristocracia, una y otra vez en definitiva, ¿no? Como usted muy bien sabe los hijos no somos responsables de nuestros padres, ni siquiera los padres somos del todo responsables de lo que vayan a hacer nuestros hijos por eso se lo voy a decir por primera y última vez: usted es el hijo de un terrorista. A esa aristocracia pertenece usted. A la del crimen político. Muchas gracias.

Protesta: Considerando magnífica esta intervención, no puedo menos que demostrar mi absoluto desacuerdo con la parte en la que afirma la existencia de una España atávica, cuartelaria, autoritaria, sanguinolenta que se regodea con el racismo, el conflicto, el odio, la violencia. Tal España ni existe ni ha existido nunca. Esto es error que critiqué hace unos días aquí a Oramas y que le critico a ella. Como es también un error la afirmación de Gil de Biedma de que la Historia más triste es la de España pero esto es harina de otro costal.

Vínculos:

Sesión parlamentaria completa. 27 de mayo de 2020.
Entrevista a Cayetana Álvarez de Toledo en RAC1. Abril 2019.
Alianza Popular recomienda el “sí” a la Constitución. El País, 31 de octubre de 1978.

Conceptos esparcidos | Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

28 mayo, 2020 at 17:30

Je m’apelle Françoise. Les Françoises

leave a comment »


Être Françoise au quotidien c’est un défi chaque matin.

 

 

 

Les Françoises, fue un grupo improvisado que se formó para representar este Je m’apelle Françoise, en la edición de  el festival de música Les Printemps de Bourges que se celebra cada mes de abril en esa ciudad.

Lo formaron Rosemary Standley, Emily Loizeau, Camille Dalmais, Jeanne Cherhal, Olivia Ruiz ―de ascendencia española― y Sophie Huriaux, La Grande Sophie, que fue quien compuso para la ocasión Je m’appelle Françoise, canción pegadiza, con estribillo encantador y fugaz, pero que envuelve una letra que reflexiona sobre la identidad francesa y no deja de tener su profundidad.

Es, en fin, una de las escasas pruebas de que, en la estética de nuestro tiempo, dominado por la fealdad, de vez en cuando surge algo bonito creado por la genialidad de alguien joven:

Sí, yo nací
después de la guerra
y de la descolonización;
pero llevo el nombre
de mi abuela orgullosa…

Vínculos:

Rosemary Standley. Wikipedia.
Emily Loizeau. Wikipedia.
Camille Dalmais. Wikipedia.
Jeanne Cherhal. Wikipedia.
Olivia Ruiz. Wikipedia.
Sophie Huriaux. Wikipedia.

Les Françoises au Printemps de Bourges. Le Palindrome.
Les "Françoises" au Printemps de Bourges. aufeminin.
Les Printemps de Bourges. Sitio oficial.

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

27 mayo, 2020 at 8:49

Testamento político de S. M. C. Carlos VII

leave a comment »


 
Biblioteca
 
Si España es sanable, a ella volveré aunque haya muerto.
 
  acceso  a descarga en pdf
 

Tu texto alternativo

Vínculos:

Apartados del Testamento. Wikisource.

Volver a Biblioteca.

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

26 mayo, 2020 at 17:43

El golpe de estado marxista en España

leave a comment »


Pudiera parecer al observador superficial que es la gravedad de la pandemia que padecemos estos días en España, causante ya de casi treinta mil muertos, lo que ha obligado al gobierno socialista-marxista a adoptar medidas, órdenes, disposiciones y a tomar decisiones que, a quienes somos contrarios a su ideología, nos parecen encaminadas a la instauración de un régimen totalitario de signo neomarxista en nuestra patria.

Pudiera parecer que, de no haber sucedido tal desgracia, esta legislatura, la décimo cuarta de la Transición, hubiera sido una más, antipática, sí, para quienes somos de derecha, pero legítima en la alternancia del poder.

No es tal. El coronavirus lo que ha venido a hacer es a acelerar, a catalizar, un movimiento subrepticio revolucionario que pretende, desde el poder, acabar con el régimen de la Transición y postergar a la media España que les es contraria.

Y no es que lo diga yo: es que lo dijeron ellos mismos, sin cortarse un pelo, en aquella sesión:

muestro aquí el anuncio, punto por punto, del programa revolucionario y totalitario que presentaron en las sesiones de investidura del pasado mes de enero y que, quizá, por producirse en la víspera de la fiesta de Reyes, pasó inadvertido para mucha gente.

Debate de investidura de Pedro Sánchez

Aquí podemos ver como:

1. La intención de Sánchez era “devolver la intolerancia y el fanatismo a la irrelevancia”. Ustedes se preguntarán, ¿qué intolerancia y qué fanatismo? Pues bien, se refiere a la derecha. Es la repetición del Frente Popular: postergar a media España.

No nos van a pedir desde el Gobierno que renunciemos a nuestros principios: sólo nos van a pedir que renunciemos a nuestro sectarismo: es decir, podremos seguir pensando en nuestro fuero interno lo que nos dé la gana pero el Gobierno nos va a pedir que no manifestemos lo que a él le parece sectarismo por nuestra parte. ¿Por qué no podemos ser sectarios si nos da la gana? ¡Ah!

2. El Gobierno va a establecer un cordón sanitario. Sí: aunque parezca mentira, así lo dice Sánchez, literalmente, en su discurso. Añade que no se dirigirá contra las personas, sino contra las ideas.

3. El Gobierno decidirá qué es falso y qué es verdad. Lo llama estrategia nacional de lucha contra la desinformación.

4. La nueva legislatura, para Iglesias, irá dirigida a reparar las traiciones de la derecha a la Patria.

5. Los togados reaccionarios, serán una amenaza para el nuevo gobierno…

y, todo ello, enunciado con una virulencia, una violencia y un rencor que a mí mismo, que hace mucho tiempo estoy convencido de la vesania de estos totalitarios, me sorprendió, me estremeció, me espantó y me animó a compilar esta selección de barbaridades con que la izquierda anunció sus intenciones.

Dos meses más tarde vino el coronavirus a acelerar las cosas pero, como se ve, sus intenciones las habían anunciado con anterioridad.

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

25 mayo, 2020 at 5:30

Las dos Españas de Oramas

leave a comment »


Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.

Si hay algo que desprecio con toda mi alma es a esa gente que sostiene que todos los políticos son iguales.

Hoy, a la sesión del Congreso que ha dado a Pedro Sánchez la enésima prórroga de su estado de alarma, la diputada de Coalición Canaria, doña Ana Oramas, ―la que con tanto donaire reprochara al macarra de Iglesias  aquel “ese tonito, ese tonito”― ha acudido melodramática, lacrimógena y, lo que es peor, imparcial y equidistante.

Y, a falta de mejor numen para ilustrar su discurso con alguna cita literaria, lo ha hecho con la manida de Machado de las dos Españas.

Nos ha dicho, desde la tribuna, la señora Oramas:

Goya pintó los cuadros más hermosos y más siniestros en los que se puede leer una parte de la historia de nuestro país. Hoy miro las fotos de los periódicos y las declaraciones de ustedes, los grandes líderes políticos y me parece estar viendo lo mismo: un cuadro cada vez más tenebroso de una sociedad dividida en donde las dos mitades se odian a muerte. […] Estamos pintando el viejo país de siempre; las dos Españas de Machado que al final terminan helándonos el alma, etc.

El del españolito que vienes al mundo te guarde Dios, me ha parecido siempre uno de los poemillas más estúpidos y desafortunados de Machado. Cada cual tiene las dotes que tiene y, en general, no creo que un poeta lírico deba meterse en honduras políticas al versificar. Lo que a un poeta sarcástico como Quevedo se le permite:

Católica, sacra, real majestad…

no se le debiera alabar al gran paisajista de Soria y, mucho menos, acogerse a su indudable valor de poeta y recurrir a la majadería que escribió allí para justificar una imparcialidad y equidistancia reprochables.

Porque el ser imparcial ante un enfrentamiento desigual no es imparcialidad sino cobardía: ya sea por miedo a tomar partido por lo justo ante lo injusto, ya sea por querer disimular que, en realidad, se está del lado de lo injusto.

Y es injusto ―como ya lo era en el tiempo de Machado― hacer iguales a las izquierdas y a las derechas (permítaseme esta clasificación simplista) y acusarlas con el mismo grado de responsabilidad de las calamidades que la izquierda y sólo la izquierda está ocasionando a España desde hace cien años.

No, Oramas, no. No ha sido la derecha la que ha ha vuelto a traer el enfrentamiento civil a España; no la que ha comenzado esta legislatura con los discursos más pavorosos y llenos de rencor y amenazas que hemos escuchado nunca en una investidura parlamentaria desde que empezó la Transición.

Nosotros a nadie odiamos a muerte. Ellos, sí.

Sería interminable remontarse al sin fin de pruebas que ha venido dando la izquierda desde los tiempos del video del doberman socialista. Tampoco es menester darlas porque están en la mente de todos quienes no están cegados por la insania marxista o la ceguera progre.

Y, tan interminable como eso sería pormenorizar el miedo de la derecha, desde los primeros tiempos de la Transición hasta casi nuestros días, a que la tilden de facha, fascista o franquista. Miedo que le ha hecho tratar a esa izquierda cerril, rencorosa y violenta con un respeto reverencial, que Oramas no quiere ver, y que la ha llevado hasta a asumir y transigir con cosas con las que nunca debiera de haber transigido ni asumido.

Oramas lo sabe.

Repito que sería interminable acudir a los hechos pasados y presentes. Bástenos reflexionar cuál hubiera sido el comportamiento de la izquierda ante el desastre de la pandemia que padecemos si hubiera estado en la oposición y cuál está siendo desde ella el de la derecha.

Y, todo ello, si atendemos únicamente a los comportamientos.

Si, además, atendemos a hechos objetivos plasmados en el BOE; a la deriva totalitaria neomarxista que la izquierda está desenvolviendo desde el Gobierno de la nación al amparo del estado de alarma que Oramas ha vuelto a respaldar hoy refugiándose en la cita de Machado, notaremos una actitud equiparable a la de aquél que, viendo a un energúmeno atacar por la calle a una anciana, se manifiesta neutral, equidistante.

Porque anciana, muy anciana, es la nación que estos energúmenos están tratando de llevarse por delante ante la mirada imparcial de Oramas y porque hay momentos en los que tomar partido es una obligación moral.

Las bestias marxistas son nuestros enemigos. Enemigos ya declarados y a batir, sí. Pero yo no sé que decir de políticos neutrales que halagan al ciudadano repitiendo la torpe disculpa de que todos los políticos son iguales.

Nos habla de Machado y yo digo que lo que estoy diciendo aquí, se lo diría al mismísimo Machado si resucitara porque el comportamiento de los unos y de los otros es el mismo ahora que hace ochenta años.

Lo peor del cuarteto de Machado no es que sea un ripio, sino que es mentira: no hay dos Españas pendientes del nacimiento de españolitos para ir a helarles el corazón. Lo que hay es una España que no tolera la existencia de la otra y quiere hacerla desaparecer o, al menos, relegar de la vida pública, y otra, ésta, que no se resigna a ello.

Esta última, creyendo que to er mundo é güeno, que cualquier ideología política es respetable, vive normalmente en la higüera mientras la otra maquina contra ella y sólo cuando se quita el disfraz, reacciona. Hoy mismo, mientras Oramas votaba a los marxistas, estos le han abierto la cabeza a un taxista en Moratalaz y han llamado “puta fascista” a su novia. ¿Su culpa? Manifestarse contra el Gobierno llevando la bandera española. ¿Me querría Oramas citar un ejemplo semejante en esa otra España que, según ella, también nos quiere helar el corazón?

Alguien, no recuerdo quién, dijo una vez que el problema de resolver quién fue el culpable de la Guerra Civil se limitaba a conocer quién fue el que pegó el primer tiro.

Se lo digo con palabras que pronunció José Antonio desde la misma tribuna desde la que ella ha hablado:

Y nosotros, que tenemos en nuestras filas todas estas bajas y otros muchos heridos graves, nos hemos resistido a todos los impulsos vindicativos de los que nos pedían una represión enérgica y una represalia justa, porque consideramos mejor soportar, mientras sea posible, que abran bajas en nuestras filas que desencadenar sobre un pueblo una situación de pugna civil. Nosotros hemos sufrido hasta ahora todas las víctimas y las hemos sufrido en silencio; y, si no lo hemos dicho antes y si lo digo ahora, sobria y solemnemente para contestar a las imputaciones salidas de esos bancos (Señalando a la minoría socialista) es porque nosotros, con nuestros muertos —y esto es lo más serio que os digo de todas mis palabras—, podemos hacer símbolo de enseñanza o de escuela de sacrificio; lo que no queremos nunca es pasear sus despojos por el terciopelo ajado de estos bancos para convertirlos en efectos políticos desdeñables.

Es seguro que la derecha de hoy día no tiene la grandeza intelectual ni espiritual que respiran estas palabras, pero es igualmente cierto que el grado de prudencia de esta derecha sólo es equiparable a la violencia de la izquierda, y no es aceptable que gente como Oramas utilicen la disculpa de tal o cual manifestación salida de tono para medirnos a todos por el mismo rasero.

Es al contrario: la derecha tiene el deber de plantar cara resueltamente, valientemente, no ya a los ataques personales de la izquierda ―que lo llevamos haciendo con resignación desde hace muchos años―, sino a sus actos de ahora que nos llevan al despeñadero del totalitarismo neomarxista y de la ruina económica.

En tanto que los partidos de izquierda no se han cortado nunca ni un pelo a la hora del ataque verbal ―y, a veces, no tan verbal― la derecha siempre ha tratado de responder con mesura y amabilidad. Una amabilidad que la diputada canaria, parece echar hoy en falta y cuya falta pone al mismo nivel que la violencia izquierdista.

Vuelvo otra vez, las palabras de José Antonio:

Porque ¿quién ha dicho —al hablar de «todo menos la violencia»— que la suprema jerarquía de los valores morales reside en la amabilidad? ¿Quién ha dicho que cuando insultan nuestros sentimientos, antes que reaccionar como hombres estamos obligados a ser amables? Bien está, sí, la dialéctica como primer instrumento de comunicación. Pero no hay más dialéctica admisible que la dialéctica de los puños y de las pistolas cuando se ofende a la justicia o a la Patria.

Entiéndase, como yo quiero entender, que son otros tiempos, que lo de las pistolas hay que contextualizarlo y que yo soy el primero que no quisiera que llegáramos a ello aunque, al paso que van las cosas, no soy ya capaz de asegurar nada.

En cualquier caso, sí: en estos momentos abogo por el enfrentamiento civil descubierto y por el fin del disimulo, la complacencia y la equidistancia.

En este sentido, créame, Oramas, que deploro su discurso de hoy en el Parlamento.

Vínculos:

Resumen de las intervenciones de los partidos de izquierda en la sesión de investidura de Pedro Sánchez. Enero 2020. Parlamento español.
Discurso de fundación de la Falange Española. José Antonio Primo de Rivera, 1933. Obras Completas de José Antonio. Rumbos.net.
La Falange y la F.U.E. José Antonio Primo de Rivera, 1933. Obras Completas de José Antonio. Rumbos.net.
Antonio Machado visto por Ridruejo. Conceptos esparcidos.

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

20 mayo, 2020 at 15:41

La gripe de 1918 en Burgos

leave a comment »


Debo a la curiosidad y a la amabilidad de un estimado compañero de Hellín esta preciosa correspondencia que ocurrió entre las autoridades de Burgos con motivo de la epidemia de gripe de 1918 entre los meses de octubre y noviembre de aquel año.

Su intrínseco interés se agranda a nuestros ojos de hoy cuando estamos padeciendo en España un trance parecidísimo. Con su lectura vemos cuán poco cambia la naturaleza humana; cómo la autoridad reprocha a unos jóvenes su inconsciencia al acudir a una fiesta durante lo que entonces se llamaba “epidemia reinante”. Se nos aparece aquí la figura del delator de comportamientos que hoy llamaríamos insolidarios y en la que entrevemos rencillas personales. La repercusión de la enfermedad en los actos religiosos y fúnebres nos sorprende por su semejanza con lo que estamos viviendo. Es muy interesante, asimismo, la insistencia de las autoridades por la desinfección (con “Zotal”) y produce asombro, por el parecido con el coronavirus, tanto la existencia de una “forma cerebral” de aquella gripe como el empleo de la quinina.

Aprecio, sin embargo, una diferencia en el comportamiento de dichas autoridades (estamos en el reinado de Alfonso XIII, durante la presidencia de Antonio Maura) con las actuales. Si, en nuestros días, parecen utilizar la pandemia como escaparate de su imagen y campo de batalla político, vemos en las de 1918 un interés callado, dirigido a la lucha contra la “epidemia reinante” y al bienestar público, sin afán de notoriedad, publicidad ni beneficio que no sea el del cumplimiento del deber. Tal vez la diferencia se deba a que hoy vivimos en lo que se llama un régimen de opinión pública y entonces no pero, en cualquier caso, me ha llamado poderosísimamente la atención.

Sin más preámbulo, reproduzco y transcribo aquí esta curiosísima correspondencia en la que, con muy pocas correcciones, he mantenido la ortografía original:

I

Sanidad

Clasificado 251

Administrativo

Sanidad e Higiene.

Lg. 5.

(sello)

II

1918

251

Sanidad e Higiene

Lg 5.

Sanidad

(Grippe)

III

AYUNTAMIENTO

BURGOS

El Sr. Presidente de la Comisión de Salubridad me trasmite el siguiente oficio. » Ruego a V. se sirva ordenar se reunan los Médicos de la Beneficencia Municipal al objeto de emitir su ilustrada opinión informando sobre las medidas que debe acordar el Exmo Ayuntamiento para combatir la enfermedad reinante.

La Comisión de Salubridad, se reuniré el martes cuatro á las once de la mañana y espero de su celo tendrán evacuado el informe que podrán exponerle por escrito ó de palabra, y estimando de suma conveniencia para la salud pública el citado informe ruego á V. se sirva hacerle patente ante la Comisión de Salubridad el dia que se indica en la forma que estime más comveniente.

Dios guarde á V.. muchos años.

Burgos 1º de Junio de 1.918.

El Alcalde Presidente.

Juan Antonio Gutiérrez Moliner.

Sr. D. Benito Martín / Decano de los Médicos de la Beneficencia municipal Domiciliaria.

IV

AYUNTAMIENTO

BURGOS

Habiendome notificado el Sr. Presidente de la Comisión de Salubridad D. Félix Cecilia Barbadillo el rumor público de la existencia de varios casos de Dipteria, le ruego se sirva manifestar á esta Alcaldía, si existe algún atacado en el Distrito Municipal que visita, indicándo caso afirmativo las medidas que considere precisas y vigentes para evitar su propagación.

Dios guarde á V. muchos años.

Burgos 1º de Junio de 1.918.

El Alcalde Presidente.

V

El Presidente de la Junta provincial de Sanidad, con fecha de ayer me dice:

Esta Corporacion en sesion de ayer adoptó, entre otros, los siguientes acuerdos: = Seguidamente y por el Secretario se da lectura de una comunicación del Iltrmo. Sr. Rector del Seminario de San Jerónimo, dirigida al Sr. Gobernador, indicando si convendría aplazar la apertura de curso, ya próxima, en vista del estado Sanitario de la provincia.

Esta cornunicacion da lugar a que usen de la palabra todos los Señores vocales discutiendose ampliamente todos los aspectos que presenta la existencia de una extensa y grave epidemia de grippe en la provincia y conviniendose por todos en que deben adoptarse medidas porfilacticas que atajen en los posible el mal difundido desgraciadamente. Por unanimidad se acuerda, lo siguiente 1º Que no se abra ningún Centro docente y que se clausuren los que en la actualidad funcionan. 2º Que por el Gobernador se oficie a los Directores de los establecimientos de Beneficiencia de Burgos para que con toda urgencia se habiliten donde admitir si llega el caso a los enfermos […]ante esta epidemia. 3° Que de conformidad [con lo] dispuesto en el artículo 137 del Reglamento […] a Higiene general de Burgos los coches fú[nebres] sigan el camino mas corto al cementerio […] una vez sacado el cadaver de la casa vuel […] parroquia, sino seguir directamente al ce[menteri]o. 4º Que de conformidad con lo dispuesto […] Sr. Alcalde y con lo que tambien disponen [las Ord]enanzas Municipales y el Reglamento de Hi[giene d]e Burgos se continue desinfectando, patios, […]s, cuadras, mercados , tabernas, posadas, [casas d]e huespedes, fondas, cafes, teatros o […]s, por el personal a las órdenes de la Al[caldía].

[…]e traslado a V. S. para su conocimiento y [su] cumplimiento en lo que afecta al 3º y 4º […] y al 2º en lo que se refiere al Hospital de […]n

[Dios] guarde a V. S. muchos años.

[Burgo]s 24 de Septiembre de 1918.

VI

Al objeto de tratar de la regulacion del abastecimiento de leche y a fin de que facilite los detalles y datos que en unión de sus compañeros estime pertinentes, se le ruega asista en el dia de hoy a las seis de la tarde al Despacho de ésta Alcaldia.

Dios guarde a V. muchos años.

Burgos 26 de Septiembre de 1918.

J. Antonio Gutierrez Moliner

VII

En atención a las circunstancias actuales y en previsión de que la epidemia reinante pudiera tomar graves caracteres, ésta Alcaldia ha dispuesto como medida higiénica de caracter indispensable, la desinfección de todos los locales donde habitualmente se reuna gran concurrencia.

A tal efecto, se servirá, en el establecimiento de su propiedad realizar diariamente una desinfección del suelo, el que será lavado con una disolución de “ZOTAL”, de cuya sustancia disolverá cincuenta gramos en cada litro de agua agitando perfectamente la mezcla y regando el piso del establecimiento.

El cumplimiento de esta órden será comprobado por la Guardia Municipal y los que dejaren de cumplir esta disposición en perjuicio de la salud del vecindario, serán castigados severamente pasando en caso de reincidencia la correspondiente denuncia a los Tribunales de Justicia.

Dios guarde a V. muchos años.

Burgos 24 de Septiembre de 1918.

J. Antonio Gutierrez Moliner

VIII

Ayuntamiento Constitucional de Burgos [sello]

Comisión de Salubridad

La actual epidemia que entristece a nuestra Ciudad nos impone a todos y obliga a todas las clases a grandes sacrificios.

Me permito rogar a V. E. piense, si a las almas doloridas por la desgracia, a los enfermos y a los aprensivos podrá perjudicarles el triste toque a muerto que en algunas parroquias se dá casi continuo.

Si hubiera algun medio que dentro de la mas pura ortodoxia pudiera emplearse para atenuar esas deprimentes emociones mi autoridad se lo agradeceria a V. E.

Dios guarde a V. E. muchos años.

Burgos 27 de Septiembre de 1918.

El primer Teniente de Alcalde

Excmo. Sr. Vicario Capitular. S. V.

IX

Al Sr. Director del Hospital Militar

En 28 de Septiembre de 1918

Habiendose comunicado a esta Alcaldia por varios vecinos del Barrio de Huelgas, que las ropas procedentes del Hospital Militar, son lavadas y tendidas en lugar donde puede facilmente producirse contaminación y al efecto de tomar cuantas precauciones sea posible para evitar la propagación de la epidemia reinante, le ruego encarecidamente ordene se varie el sitio donde ha de practicarse ese servicio, en la forma que estime mas conveniente y adecuada para garantizar la salud pública.

Dios etc.

X

AUDIENCIA TERRITORIAL DE BURGOS

PRESIDENCIA

AUDIENCIA PROVINCIAL

BURGOS

28 SET 1918 [sello]

REGISTRO DE ENTRADA

Núm. 678

28. SET. 1918

Fcho. 51 [sello]

Careciendo esta Audiencia de los elementos necesarios para la desinfección de los grandes locales de la misma, y muy especialmente de los retretes de servicio público instalados en el piso bajo, ruego a V.S. se sirva dar las órdenes oportunas, para que por el personal de ese Ayuntamiento encargado de aquel servicio, y con los elementos propios de la Corporación, se practiquen en este edificio periódicamente lag necesarias operaciones de desinfección.

Dios

güe a V.S. muchos años.

Burgos 28 de Sepbre. de 1918.

[firma ilegible]

Sr. Alcalde Presidente del Excmo. Ayuntamiento de esta Ciudad.

XI

Al Sr. Presidente de la Audiencia Territorial de esta Ciudad

En 28 de Septiembre de 1918

En contestacion a su atento oficio he de manifestarle la imposibilidad de disponer del personal de la Brigada Sanitaria encargada de practicar desinfecciones, por hallarse este servicio de guardia permanente a las ordenes de los facultativos, para verificar rapidamente el traslado de fallecidos y desinfectar las viviendas donde hubiere enfermos contagiosos, atención urgente que no es posible desatender, recomendandose la conveniencia de arrojar cloruro de cal en los retretes y encargar se practique el lavado de suelos con alguna sustancia desinfectante, siendo el “Zotal” la generalmente usada por el vecindario como consecuencia de las recomendaciones higiénicas dictadas por esta Alcaldia.

Dios etc

XII

AYUNTAMIENTO

BURGOS [sello]

En virtud de las circunstancias anormales por que atraviesa la Ciudad a causa de la epidemia reinante y siendo precisa la cooperación de todos los ciudadanos para ayudar la acción de las Autoridades en la misión humanitaria que estan obligados a realizar, ruego encarecidamente a esa Comunidad se sirva, mientras la situación actual perdure, aminorar todo lo posible el consumo de leche, (remitiendo el resto a la plaza) con el fin de que pueda haber mayor disponibilidad de este artículo en el mercado para los numerosos enfermos y especialmente aque1los que por su condición de pobres, encuentran mayores dificultades para adquirirlo.

Dios guarde á V. muchos años.

Burgos 28 de Septiembre de 1.918.

Juan Antonio Gutiérrez Moliner.

Carmelitas. (Frailes). CAFES.

Jesuitas. Candela.

Salesas. Montañés.

Esclavas. Iris.

Adoratrices. Salón de Recreo.

Carmelitas. Circulo de la Unión.

Maristas. Bar el Rhin.

Saldaña. Id.el Polo.

Santa Dorotea. Id. Arriaga.

Bernardas. Circulo Venatorio.

Las marcadas con una X. se las puso lo de Parentesis.

XIII

En 30 de Septiembre se puso una comunicación al Sr. Director del Hospicio provincial diciendole: Que habiendose dirigido esta Alcaldía á todos los Hospitáles y casas de beneficencia pare que le ofrezcan las camas y demás elementos que tuvieren disponibles con el fin de poder atender á la hospitalización de enfermos le ruego me manifieste que clase de elementos pudiera poner á nuestra disposición al fin indicado.

XIV

AYUNTAMIENTO DE BURGOS [sello]

En atención a las circunstancias y con el fin de […] en la medida de lo posible cuantas medidas de caracter higiénico puedan contribuir a evitar la propagación de la enfermedad reinante, me permito rogar encarecidamente a V. S. que ordene sean conducidos por el camino más directo y procurando evitar el paso por las calles céntricas de la población, los enfermos que desde ese cuartel sean trasladados al Hospital Militar.

A la vez, seria de gran conveniencia no atravesaran las vias de la Ciudad los carros que hacen la recogida de los despojos y basuras procedentes de ese cuartel.

Dios guarde a V. S. muchos años.

Burgos 30 de Septiembre de 1918.

El Alcalde Presidente.

Sr. Coronel de Regimiento de Borbón = España = Artilleria = Lealtad = San Marcial.

XV

Hallándose enfermo el Director del Laboratorio Sr. Carazo y siendo de suma importancia que al frente de aquel establecimiento se encuentre durante el término en que se halle imposibilitado referido Señor, persona que reuna excepcionales condiciones de competencia, esta Alcaldia se permite rogarle en interés de le salud pública, acepte la dirección de aquel Centro, prestando de este modo un señalado servicio el vecindario.

Dios guarde a V. muchos años.

Burgos 30 de Septiembre de 1918.

El Alcalde Presidente.

XVI

Siendo de absoluta necesidad el que todas las posadas, casas de huéspedes y viajeros así como las viviendas donde exista gran aglomeración de vecinos se hallen en las debidas condiciones de higiene, esta Alcaldia se ha servido ordenar que por V. en unión del Médico Auxiliar Sr. Carretero se proceda a la inspección de referidas viviendas, denunciando las que no se hallaren en condiciones e indicando las medidas que fuera conveniente adoptar a la mayor brevedad posible.

Dios guarde a V. muchos años.

Burgos 30 de Septiembre de 1918.

El Alcalde Presidente.

Al Sr. Carretero se le puso una comunicación en términos análogos á la presente.

XVII

El Presidente acl. del Círculo de la Unión

B. L. M.

Al Sr. Alcalde Presidente del Excmo. Ayuntº de esta Ciudad y tiene el gusto de manifestarlo en contestación á su atento oficio de 27 del actual, que en esta Sociedad se ha ordenado aminorar todo lo posible el consumo de leche por los señores socios, con el fin de que haya mas abundancia de dicho artículo para los numerosos enfermos de la Capital, con motivo de la epidemia reinante.

Gregorio Marrón Tejada.

Aprovecha esta ocasión para ofrecer a Vd. el testimonio de su mas distinguida consideración.

XVIII

AYUNTAMIENTO CONSTITUCIONAL DE BURGOS

Comisión de SALUBRIDAD.

ILMO SEÑOR.

Tengo el honor y me complazco de participar á V. E. el agrado con que he visto las medidas acordadas por V. E. con motivo de la actual epidemia y que me honraré dando cuenta ante este Ayuntamiento Cabeza de Castilla.

Estos precedentes me animan, ya que la epidemia no decrece que, por V. E. y á la hora y dia que su autoridad creyera oportuno permita que se hieciere en las Parroquias la oportuna desinfección que sobre ser conducente á la salud pública llevaria tambien tranquilidad á los fieles.

Dios guarde á V. E. muchos años.

Burgos 1° de Octubre de 1.918.

El Presidente

Félix Cecilia

Ilmo Sr. Gobernador Eclesiástico (S. V.).

XIX

Al Sr. Padre Prior del Convento de Carmelitas.

El 1° de Octubre de 1.918.

HIGIENE.

Me permito rogar á V. como respetable Prior del Convento del Carmen, ordene, si ya no lo hubiera hecho, una desinfección de la Iglesia, cooperándo asi la Comunidad á los esfuerzos del Ayuntamiento y Autoridades.

Si no tuvieran los elementos necesarios para ello, la Corporación les facilitaría.

Dios guarde á V. muchos años.

El Presidente.

Felix Cecilia.

Al Sr. Rector del Colegio de la Merced.

En la misma fecha.

Si ya no hubiera V. desinfectado la Iglesia de la Comunidad de la que es V. su digno Presidente, le agradeceria mucho se procediera á verificarlo, cooperándo asi con el Excmo Ayuntamiento á combatir la actual epidemia para lo que hace falta la unión de todos.

Si no tuviera elementos esa Comunidad, la Corporación les facilitaría.

Dios guarde á V. muchos años.

El Presidente. Felix Cecilia.

XX

ESTABLECIMIENTOS PROVINCIALES DE BENEFICENCIA

BURGOS

DIRECCIÓN

En contestación a su atenta Comunicación he de manifestar a Vd. que durante los últimos años en vista del precio elevado que todo viene adquiriendo se limitó en lo posible la adquisición de camas y enseres para los establecimientos provinciales de Beneficencia y como consecuencia y en previsión de que la epidemia reinante invadiera a los acogidos acudirá la Comisión provincial exponiendo la necesidad de adquirir camas para en caso necesario poder aislar convenientemente a los asilados que se sintieran atacados, y la Corporación […] de momento acordó que se adquieran las camas necesarias al objeto indicado, por lo que tengo el sentimiento de comunicar a Vd. que en el Establecimiento carecemos de camas y enseres que poder ofrecer para fin tan elevado como el que indica.

[ilegible]

Burgos 1º de Octubre 1918

Mariano […]

Presidente del Excmo. Ayuntamiento […]

XXI

Artillería

11°. REGIMIENTO LIGERO de Campaña

Coronel

Núm 543

En atención a su atento escrito de fecha de ayer tengo la distinción de participar a V. S. que la conducción de los enfermos que de este Regimiento sean trasladados al Hospital Militar de esta Plaza, corresponde hacerla a dicho Establecimiento, y por lo que respecta a los despojos y basuras procedentes de este Cuartel, este Regimiento, las tiene contratadas a una sociedad representada por don Tiburcio Ortega,vecino de esta Capital, a quien por este Cuerpo se le hará saber lo que se interesa en su ya citado escrito.

Dios guarde a V. S. muchos años.

Burgos 1º de Octubre de 1918

El Comandante 1er. Jefe acdtl.

Felix Gil Verdejo

Alcalde Constitucional de esta Capital

XXII

LANCEROS DE BORBON

4.º DE CABALLERÍA

Sección

Número 1634

Participo a V. S. que he recibido su atenta comunicación de ayer fech., relativa a ciertas medidas que me recomienda con objeto de contribuir a evitar la propagación da la enfermedad reinante, debiendo significarle que, hasta la fecha ,no existe ningún individuo de este Regtº. atacado de dicha enfermedad, ni en el Hospital Militar ni en este Cuartel, que la conducción de enfermos al indicado Hospital es incumbencia del servicio sanitario del mismo, y que la recogida de los estiércoles y basuras de este Cuartel está contratada con individuos particulares, los cuales se hacen cargo de los mismos en el sitio en qué se depositan. que está separado de los dormitorios y caballerizas.

Dios guarde a V. S. muchos años.

Burgos 1º. de Octubre de 1918.

El Coronel,

Jesús Varela

Sr. Alcalde Presidente del Excmo. Ayuntamiento de esta Capital.

XXIII

AYUNTAMIENTO

BURGOS

A los Sres. Médicos

Con el fin de tomar cuantas medidas pudieran ser convenientes al efecto de evitar la propagación de la epidemia reinante y teniendo en cuenta que una de las causas que a ello puedan contribuir es el contacto con los fallecidos o la permanencia en las habitaciones donde aquellos estuvieren hasta su enterramiento, he dispuesto que los Señores Médicos de la Beneficencia domiciliaria comuniquen urgentemente las defunciones de caracter infeccioso que ocurran en sus respectivos distritos, recomendando a las familias lo dispuesto en el artº 135 del Reglamento de Higiene, para procurar sean envueltos los cadáveres en una sábana o lienzo empapado en una disolución antiséptica que facilitará cuando fuere pedida la Brigada de Desinfección de este Ayuntamiento.

Dios guarde a V. muchos años.

Burgos 26 de Septiembre de 1918.

El Primer Teniente de Alcalde.

Felix [ilegible]

XXIV

AYUNTAMIENTO

BURGOS

En cumplimiento del acuerdo adoptado en la sesión de ayer por el Excmo. Ayuntamiento, sobre necesidad urgente é inmediata de efectuar riegos en las calles de la Ciudad, durante las primeras horas de la mañana y de la tarde como medida de alta conveniencia higiénica para evitar la propagación de la epidemia reinante, ésta Alcaldia, ruega encarecidamente a esa Empresa se sirva disponer lo necesario para comenzar a ser posible en el dia de hoy este servicio con el personal a sus órdenes, esperando de su atención me dé respuesta, para caso de existir algun obstáculo tomar las medidas necesarias a evitarlo.

Dios guarde a V. muchos años.

Burgos 3 de Octubre de 1918.

El Alcalde en cargos

Félix Cecilia

Sr. Director Gerente de lo […] de Aguas

XXV

Reunidos los Médicos propietarios del 1.º y 2.º distrito con el auxiliar Dn. Félix Rojas acuerdan segregar del 1er. distrito las calles de San Juan, Santander, General Santocildes, plaza de Prim y Moneda para el citado auxiliar y tomará del 2.º distrito las que convengan según las necesidades del servicio, toda vez que los avisos se recibirán en el domicilio común de ambos.

Lo que comunicamos á V. S. á los efectos consiguientes.

Dios guarde á V. S. m. a.

Burgos 3 Octubre 1918

[firma ilegible]

Pedro Rojas

Señor Alcalde Constitucional de Burgos

XXVI

Primero y Segundo Distrito.

Don [ilegible] Izquierdo por enfermedad del

Médico D. Felix Rojas Gutiérrez. Domicilio Huerto del Rey núm 22.

Visitará las calles de San Juan, Santander, General Santocildes, Plaza de Prim y Moneda, del Primer Distrito, y del segundo tomará las que convengan según las necesidades del servicio, toda vez que los avisos se recibirán en el domicilio común de ambos.

Tercero y Cuarto Distrito.

Médico D. Emilio Ruiz Dominguez. Domicilio Santa Cruz núm 16.

Visitará las calles de Huerto del Rey, Cid, Arco del Pilar, Fernan-González en su totalidad y Santa Agueda en su totalidad.

Cuarto y Quinto Distrito

Médico D. Odorico Mata Manzanedo. Domicilio Plaza Alonso Martinez núm 1.

Visitará las calles del Hospital Militar, San Pablo, San Julián, Salas, Pisones, Carretera de Madrid, Concepción, Plaza de Vega, Calatravas, Calera Parra, Carretera de Valladolid. San Cosme.

XXVII

Sábado 5 de octubre de 1918.

BOLETIN OFICIAL EXTAORDINARIO DE LA PROVINCIA DE BURGOS

Gobierno Civil.

CIRCULARES.

La Junta provincial de Sanidad de mi presidencia, en sesión celebrada en el día de hoy, adoptó el acuerdo siguiente:

Vista la comunicación del Inspector provincial de Sanidad manifestando que la epidemia de grippe aparecida hace algunos dias en la Capital y en algunos pueblos de la provincia se extiende considerablemente, invadiendo numerosos pueblos y produciendo mortalidad, esta Junta, teniendo en cuenta lo dispuesto en los artículos 153 y 154 de la Instrucción general de Sanidad y en la Real orden de 24 de abril último, acuerda declarar la existencia de aquella epidemia en la provincia de Burgos.

Lo que se publica en este periódico oficial para conocimiento de las Autoridades y del público en general.

Burgos 4 de octubre de 1918.— El Gobernador-Presidente, Andrés Alonso y López.

Habiéndose cometido por algunos pueblos la imprudencia, á pesar de lo dispuesto por este Gobierno civil en la circular inserta en el BOLETIN de 25 del mes último, de celebrar las fiestas de la localidad, dando origen con ello á que se haya difundido rapidísimamente la epidemia de grippe entre el vecindario, creando con ello situaciones angustiosas para dichos pueblos, vuelvo á reiterar á los que todavia no estén convencidos del grave peligro que esto encierra, que se abstengan terminantemente de celebrar dichas fiestas ó reuniones. La triste experiencia de lo ocurrido en otros pueblos como Los Balbases, donde fueron unos mozos á la función de Villaquirán, contrayendo allí la enfermedad y habiéndose celebrado á continuación los festejos en el primero de dichos pueblos, en pocos dias llegó el número de atacados á 800, de los 1200 vecinos que lo habitan, nos ha servido de ejemplo además de ser aconsejado ya por la ciencia antes de ahora. Por tanto, estoy resuelto á castigar duramente, como ya se ha hecho en algún caso, á los incumplidores de esta disposición.

Asimismo recuerdo que la infección se propaga por las gotitas de saliva que despide el que habla, tose, etc. á nuestro lado, al ser respiradas por los que le rodean, si está enfermo ó convaleciente. Que se abstengan, en consecuencia, de permanecer en locales cerrados, mal ventilados, donde se reune mucha gente, como tabernas, cafés, etc. Que se extreme la limpieza de las casas. Que se tengan abiertas todo el dia las ventanas de los dormitorios y se ventilen con frecuencia los locales donde permanezcan durante el dia. Estar en el campo el mayor tiempo posible porque el aire libre, el agua y la luz son los mejores desinfectantes en esta ocasión. Tener mucha limpieza de la boca y en una palabra, seguir los consejos del Médico y desoir á los ignorantes que os invitan á beber alcohol ó consumir tabaco como remedios preventivos por ser sus efectos en esta ocasión más nocivos que nunca.

Burgos 4 de octubre de 1918.

EL GOBERNADOR,

Andrés Alonso López.

XXVIII

En cumplimiento de lo dispuesto en la Real Orden del Ministerio de Abastecimiento, fecha 19 de Septiembre próximo pasado, sírvase V. dar las órdenes oportunas con el fin de que sean retrasados una hora todos los relojes de la Corporación municipal, debiendo tener lugar este retraso al señalar la una del dia 7 de los corrientes.

Dios guarde á V. muchos años.

Burgos 6 de Octubre de 1.918.

El Alcalde Presidente.

XXIX

A los efectos de que por V. sean conocidos los nuevos Médicos designados por la Corporación para la Beneficencia domiciliaria, le participo que en el dia de ayer han comenzada á prestar servicio los Sres D. Emilio Ruiz, Don Felix Rojas y D. Odorico Mata, cuyos Sres en unión de los Médicos propietarios realizan la visita á los Distritos.

Dios guarde á V. muchos años.

Burgos 4 de Octubre de 1.918.

El Alcalde encargos.

Sr. Farmacéutico del Hospital de San Juan.

XXX

GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BURGOS

NEGOCIADO 2º

Núm. 581

El Exmo. Sr. Ministro de la Gobernación con fecha tres del actual, comunica á este gobierno lo que sigue.

“Con el fin de disminuir en cuanto sea posible la […] extraordinaria que ha tomando la epidemia de gripe en España y su propagación por las vías ferreas, dispondrá V. S. que en cuanto sea posible se organice en las estaciones ferrocarril de la capital de la provincia y de aquellos pueblos que por ser importancia ferroviaria lo requieran con […] sanitario de vigilancia donde sean examinados los individuos que puedan llegar á las estaciones enfermos de la epidemia reinante con el fin de proveer á aquellas medidas de profilaxis que cada caso requiera […] estos sanitarios serán organizados con el personal y material de desinfección que sea necesario por los […] Ayuntamientos, con la colaboración de V. S”.

Lo que traslado á V. S. Para su conocimiento y efectos consiguientes. Dios guarde á V. S. m. a.

Burgos 4 Octubre 1918.

Andrés Alonso López

Señor Alcalde del Excmo Ayuntº. de esta Capital.

XXXI

GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BURGOS

NEGOCIADO 1º

Núm 1079

ALCALDÍA DE BÚRGOS

Número 690

4 OCT. 1918

Folio 52

REGISTRO DE ENTRADA

Adjunto tengo el gusto de remitir a V. S. copia del escrito que se ha dirigido al Presidente de la Federación de dos Sindicatos Agrícolas Católicos, por [si creyera] oportuno tener en cuenta las manifestaciones que en él se hacen, cuando el momento llegara de llevarlas a la práctica.

Dios guarde a V. S. muchos años.

Burgos 2 de Octubre de 1918.

El Gobernador Civil

Andrés Alonso Lopez

Sr. Alcalde de la Capital.

XXXII

ALCALDIA CONSTITUCIONAL DE BURGOS [sello]

La ciencia ha demostrado que una de las principales causas de la propagación de la epidemia reinante es el aire viciado en los locales cerrados por la aglomeración de sus concurrentes.

Asi, se servirá V. que á la hora que crea más oportuna se desocupe su establecimiento, por el tiempo necesario, para hacer una exquisita limpieza y regarle con una sustancia desinfectante, que se practicará diariamente.

Espero de la Ciudadania de V. y de su amor á Burgos cumplirá extrictamente esta órden.

Burgos 6 de Octubre de 1.916.

El Presidente de Salubridad, y Primer Teniente Alcalde.

[varias firmas]

XXXIII

A los tres Farmaceuticos y Drogueros

En el deseo de esta Alcaldía de cooperar en lo posible á la desaparición de la actual epidemia, me dirijo á V. á fin de que indique si se halla surtido de los productos farmacéuticos que actualmente mas se utilizan y en caso contrario las medidas que á su juicio se deban adoptar encaminadas á evitar la escasez que de ellos pudiera haber en la Ciudad.

Dios guarde á V. muchos años. Burgos 8 de Ootubre de 1.918.

El Alcalde Presidente.

XXXIV

A esta Alcaldia ha llegado la noticia de que los farmacéuticos de la Ciudad no disponen de los productos más indispensables para combatir la actual epidemia, muchos de los cuales estan facturados en los centros productores desde hace fecha y debido a no se sabe qué circunstancias tardan en llegar; y como esto pudiera dar lugar a que la salud del vecindario sufriere mayor quebranto, me dirijo V. en la seguridad de verme atendido, rogandole adopte las medidas que estime oportunas para lograr que las expediciones consignadas a los farmacéuticos y drogueros de esta Capital, que se hallan en camino, se cursen con la mayor rapidez posible, y que los dependientes de ellos sean preferentemente atendidos en el despacho de talones por los empleados de esa Compañía.

No duda esta Alcaldia ha de hacer V. lo que humanamente sea posible a los fines que se indican, ya que en combatir la actual epidemia todos estamos grandemente interesados, constituyendo un ineludible deber en todos cuantos ejercemos cargos públicos.

Dios guarde a V. muchos años.

Burgos 8 de Octubre de 1918.

El Alcalde Presidente.

Sr. Jefe de esta Estación de Burgos.

XXXV

Sr. D. Amaro Izquierdo

En 8 de Octubre de 1918

Habiendo regresado D. Juan Cruz Martínez Acitores, quién desde el comienzo de la epidemia reinante se encargó de la asistencia médica del Hospital de San Juan, la Comisión de Beneficencia ha acordado que continúe en el desempeño de dicho cargo, y, por consiguiente, encargado V. de visitar el 1.º y 2.º distritos conforme á la distribución acordada anoche.

Dios (etc)

Sr. D. Juan Cruz Martínez Acitores

En 8 de Octubre de 1918

La Comisión de Beneficencia ha acordado que continúe V., en unión del Sr. Médico propietario del Hospital de San Juan, prestando en las salas del mismo su asistencia facultativa; debiendo significarle, al propio tiempo, la satisfacción con que la Corporación ha visto sus servicios en la ocasión presente.

Dios (etc)

Sr. D. Antonio Álvarez B. Carretero

En 8 de Octubre de 1918

Sírvase V. encargarse en unión del Sr. Mata, médico auxiliar de la Beneficencia municipal últimamente nombrado por el Ayuntamiento, de la visita á los distritos 5.º y 6.º, de acuerdo con los médicos propietarios de los mismos.

Dios (etc)

Gutiérrez Moliner

XXXVI

AYUNTAMIENTO

BURGOS

Tratándose de habilitar algunas dependencias del Hospital de la Concepción para el alojamiento de atacados de la epidemia reinante y careciendo de instalación para luz eléctrica, agradeceria a V. que a ser posible y por tratarse de la salud del vecindario, diese las oportunas órdenes para que los instaladores se entrevistasen mañana por la mañana con el encargado de las obras que se están ejecutando en dichos locales, el cual ha recibido ya mis instrucciones respecto al número de lámparas y colocación de las mismas.

9 de Octubre de 1.918

DIOS

Sr. Director Gerente de la Compañía de Aguas.

XXXVII

AYUNTAMIENTO BURGOS

Siendo urgente y necesario á consecuencia de los carácteres que presenta la epidemia reinante, adoptar cuantas medidas contribuyan á la defensa de la salud pública, la Junta de Sanidad reunida en la tarde de hoy, acordó, quede terminantemente prohibido que los cadáveres de las personas que fallezcan sean colocados en los portales de las casas en espera del acompañamiento que han de llevar en su entierro, debiendo permanecer en las habitaciones donde hubieren fallecido para que en el momento que el Clero parroquial llegue á la casa mortuoria sean directamente conducidos al Cementerio.

Lo que le comunico para su exacto cumplimiento advirtiéndole que le serán aplicadas inexorablemente caso de faltar á esta orden las responsabilidades que señala la vigente ley de Sanidad.

Dios guarde á V. muchos años.

Burgos 9 de Octubre de 1.918.

A los tres propietarios de agencias fúnebres

XXXVIII

Habiendo recibido ésta Alcaldia varias denuncias en las que se le comunica son trasladados enfermos a los Hospitales en los coches pertenecientes a las Empresas de alquiler y teniendo presente que este hecho puede dar lugar a la difusión de la epidemia reinante, queda terminantemente prohibido el utilizar los coches en estos traslados a menos que disposición por escrito del facultativo asi lo determine en algun caso excepcional, debiendo inmediatamente comunicarse a esta Alcaldia para la desinfección inmediata del vehículo que no prestará ningún servicio hasta que sea puesto nuevamente en debidas condiciones de higiene.

Lo que lo comunico para su conocimiento advirtiéndole que serán aplicadas a los contraventores sin escusas ni protesto las responsabilidades que establece la vigente ley de Sanidad.

Burgos 9 de Octubre de 1918

XXXIX

En contestación á su attª y plausible comunicación en ocho en los corrientes, tengo el honor en participar a V. S. que mi Oficina en Farmacia se halla en la actualidad surtida en los medicamentos necesarios para el tratamiento en la actual epidemia.

Burgos 9 en Octubre en 1918

Alberto [Velasco]

Ilmo. Sr. Alcalde Presidente

XL

Recibida la comunicación de V. S. debo indicarle, mientras los almacenes al por mayor vayan sirviendo los pedidos, como hasta ahora lo vienen realizando, a la mayor parte de los productos creo podremos salvar las dificultades que puedan presentarse. Solamente las sales de quinina, dada la escasez que hay de este producto, pudiera temerse llegara a faltar y para evitarlo puesto que se me invita á dar una opinión de este conflicto probable, aconsejo que el Exmo. Ayuntamiento debe acaparar cantidades de quinina, para que si llegase el caso, repartir la equitativamente entre todos los farmacéuticos de la ciudad.

Dios guarde á V. S. muchos años

Burgos 10 Octubre de 1918

Ildefonso Martín

Sr. Alcalde presidente del Exmo. Ayuntamiento de Burgos

A D. Ildefonso Martín

En 11 de Octubre de 1918

Dispuesta esta Alcaldía a recoger la opinión que V. indica en su escrito de ayer, le ruego se sirva indicarme los nombres de las sales de quinina que cree deben de ser objeto de acopiamiento, así como los [puntos] procedentes ó almacenes en que podríamos pedirlos con eficacia, y cantidad aproximada.

[firma]

XLI

Habiendose denunciado quejas en esta Alcaldía de que algunos enterramientos son verificados sin que por Vdes se cumpla el precepto reglamentario de recibirlos y rezar las preces de ritual, sobre todo en los que se verifican en las primeras horas de la mañana, cuyo hecho supone gravísima falta aumentada por las actuales circunstancias, que exigen se practique con todo celo los actos que la religión ordena y la caridad cristiana demanda, esta Alcaldía les comunica caso de repetirse la falta denunciada con tomar enérgicas resoluciones y participar el hecho á la autoridad eclesiástica á fin de aplicarles las más severas sanciones.

Dios guarde á V. muchos años.

Burgos 11 de octubre de 1918.

El Alcalde Presidente.

XLII

AYUNTAMIENTO CONSTITUCIONAL DE BURGOS

Salubridad

Cumpliendo la orden de esa Alcaldía he visitado la […] del Paseo de la Quinta, prestando asistencia a una mujer de sesenta años de edad con bronconeumonía y a instancia de la familia, la enferma continuará en su casa, visitandola el que suscribe, como V. S. ha dispuesto.

Dios guarde a V. S. muchos años.

Burgos a 11 de octubre de 1918

Antonio [… Carretero]

Exmo. Sr. Alcalde Presidente

XLIII

Habiendose denunciado á esta Alcaldía que, en la bohardilla de la casa número siete de la Plaza de San Juan, existen algunas aves de corral, asi como que se hallan depositadas las basuras de las mismas, con grave peligro para la salud pública por la que todos estamos obligados á velar y con más interés en la ocasión presente, le ordeno que á la mayor brevedad posible sean re[t]iradas dichas aves asi como las basuras, pues de lo contrario me veré en la precisión de imponerle el correctivo que la ley determina.

Dios guarde á V. muchos años. Burgos 11 de Octubre de 1.918.

El Alcalde Presidente.

Sr. D. Guillermo Aceña.

XLIV

Guillermo Aceña Redondo

Sargento retirado

Plaza de S. Juan 7

Consecuente á su atento oficio de fecha 11 de los corrientes en el que se me ordena la evacuación de unos pollos que tenía en el desvan, así como la limpieza de sus basuras debo manifestarle que da cumplimentado en todas sus partes; haciendo al propio tiempo presente á V. S. que en la delatora es […] de D. Leandro […] la que hasta el dia de la denuncia ha tenido conejos en una habitación de la misma planta que ellos habitan tiene en la actualidad también aves y además un borrego que con sus balidos molesta á la vecindad aparte de lo que también afecta á la higiene pues cree el que suscribe ser por este animal que los pollos toda vez que estos no despiden orin dichos animales los tenía como se deja dicho en el […] de ellos pero ahora los tiene en la planta baja en un cuarto pequeño y su puerta tiene la gatera tapada con unos listones de madera.

Lo que pongo en su conocimiento á sus efectos.

Dios que á V. S. […]

Burgos 13 de octubre de 1918.

Guillermo Aceña

Señor Alcalde Constitucional de esta Ciudad

XLV

Al girar una visita de inspección á las viviendas del Distrito de mi cargo, he encontrado que los individuos que al margen se expresan, se hallan enfermos y no tienen asistencia facultativa.

En esta atención le ruego que con toda urgencia se sirva V. visitarles y prestarles los auxilios de su profesión, en la forma debida.

Asi bien le encarezco que facilite V. los bonos de carne y leche que estime procedentes entre las familias necesitadas de ese Distrito, teniendo en cuenta para ello que ese vecindario es seguramente de los que más lo precisan.

Dios guarde á V. muchos años.

Burgos 15 de Octubre de 1.918.

Sr. D. Emilio Ruiz Dominguez.

[Al margen]

Juato Juarroa. Fernan-González núm 13.

Petra Garata. Id. 25 dplº

Serapia Villalaín. Id. Id.

Juana Alzaga. Id. 27.

Teresa Mendoza. Id. 35.

XLVI

Al girar una visita de inspección á las viviendas del Distrito de mi cargo he encontrado que los individuos que al margen se expresan, se hallan enfermos y no tienen asistencia facultativa.

En esta atención le ruego que con toda urgencia se sirva V. visitarles y prestarles los auxilios de su profesión, en la forma debida.

Asi bien encarezco que facilite V. los bonos de carne y leche que estime procedentes entre las familias necesitadas de ese Distrito teniendo en cuenta para ello que ese vecindario es seguramente de los que más lo precisan.

Dios guarde á V. muchos años.

Burgos a 15 de Octubre de 1.918.

Sr. D. Mariano Paramo.

[Al margen]

3ª.

Victor Gimenez. Saldaña núm. 9.

Ignacio Benito. Id. 10.

Gregorio Ansados. Subida á Saldaña. núm. 9.

Sr. D. Mariano Paramo.

XLVII

Teniendo noticias de haber llegado á esta Estación, la expedición de Zotak consignada á D. Justo Martínez y de la que se hizo cargo esta Alcaldía, le ruego ordene inmediatamente sea entregada con la mayor urgencia, por ser de absoluta precisión para la desinfección de lugares infectados.

A la vez, espero me indique las causas que pueden retrasar la llegada de la expedición de cloruro de cal, que consignada al mismo Sr. y fué facturada en Madrid el dia 10, para dirigirme según instrucciónes recibidas al Sr. Ministro de la Gobernación, al efecto de que ordene su inmediata remisión.

Dios guarde á V. muchos años.

Burgos 16 de Octubre de 1.918.

El Alcalde Presidente.

XLVIII

El que suscribe pone en conocimiento de V. S. que habiendo fallecido de grippe [forma] cerebral Angeles Ortega en la calle de Villalon nº 41 – 2.º piso, y no teniendo más que una habitación con dos camas y en la […] se halla enfermo el marido y un hijo conviene que á la mayor brevedad sea trasladado el cadáver al Depósito del cementerio y desinfectar las ropas y habitación.

Dios guarde a V. S. ms. años.

Burgos en 10 de octubre de 1918

[firma]

Sr. Alcalde de esta Ciudad

XLIX

Hay un membrete que dice Gobierno Eclesiástico del Arzobispado de Burgos Sede Vacante = He recibido la atenta comunicación de V. S. I. fecha de ayer, y deseando cooperar por mi parte á cuanto pueda ceder en interés de la salud pública dentro de la esfera de las atribuciones que como Vicario Capitular de la Diócesis Sede vacante me correspondan, me creo en el deber y apresuro á manifestar á V. S. I. que, en atención á las circunstancias epidémicas por las que actualmente pasa esta Ciudad, no tendré inconveniente en que solamente mientras estas circunstancias duren se cumpla la disposición que indica de que “el itinerario ó ruta que deben llevar los coches fúnebres al Cementerio será siempre el más corto, prohibiendose que una vez sacado el cadaver de la casa vuelva á la parroquia sino seguir directamente al Cementerio”, y en dar las órdenes oportunas á las parroquias de esta Ciudad para que en tal sentido la lleven á efecto, pero cesando tal prohibición cuando cesen esas circunstancias epidémicas, como estoy seguro que lo desearán y será muy bien recibido por el Clero y fieles en general. Lo que tengo el honor de comunicar a V. E. I. para su inteligencia, rogándole se sirva manifestarme si está conforme con lo que propongo á fin de dar las órdenes oportunas para su cumplimiento y á los efectos consiguientes. Dios guarde á V. S. I. ms. as. Burgos 24 de Septiembre de 1.918. Lic. Manuel Rivas. Vic. Cap. = Rubricado. Ilmo Sr. Alcalde Presidente del Exmo Ayuntamiento de ésta Ciudad. = Es copia.

L

Sr. D. Pedro de la Cerda, Coronel del Rgmtº Lanceros de España.

Muy distinguido Señor: Por haberle indicado personalmente las órdenes dadas para evitar se disminuyese la cantidad de leche que ese cuartel consume, no contesté á su carta, en la que me expresaba lo ocurrido según manifestación del contratista.

Como de mis informes resulta no se decomisó leche en el dia que á Vds. les fue disminuida la cantidad que habitualmente reciben, le rogué y nuevamente lo hago, me comunique el nombre del abastecedor de ese Regimiento á los efectos de comprobar la certeza de la queja que ante V. formuló.

Tiene sumo gusto en repetirse á sus órdenes su affmº, s. s. q. e. s. m.

17/X/918.

LI

Las sales de quinina que mas se emplean son: sulfato, clorhidrato, bromhidrato, valerianato, todas ellas pueden sustituirse fácilmente en caso de necesidad pues sus propiedades terapeúticas son casi iguales. Las casas importantes, todas ellas escasean de estos productos, sin embargo hay unas que ofrecen [diez] kilos de sulfato y clorhidrato, pago al contado, poniendo el sulfato á 775 pts el kilogramo y á 800 el clorhidrato. La dirección telegráfica es Buenafé y por carta D. Manuel Buenafé Parreño. Huelva. Dios guarde a V. S. muchos años.

Ildefonso Martín

Burgos 13 Octubre de 1918

Sr. Alcalde Presidente del Exmo. Ayuntamiento de Burgos

LII

Tengo el honor en poner en conocimiento en […] Pobres Desamparados […] por localizarse en los bronquios y pulmones; habiendo en el día […] seis hermanos enfermos necesitaron […]

Lo que le participo para los efectos oportunos.

[…]

Burgos […] en octubre […] 918.

[firma]

Sr. […] en la Ciudad de Burgos

LIII

Sr. D. Ignacio G. de Careaga.

Madrid.

Mi distinguido amigo: Poseo su atenta de 17 del actual á la que era adjunto cheque por valor de QUINIENTAS PESETAS que se ha servido remitirme para atender á los necesitados con motivo de la epidemia reinante que tantos extragos ha causado en nuestra querida Ciudad.

En nombre de los menesterosos, y en el mio propio, me complazco en significarle nuestro reconocimiento más sincero por tan generoso desprendimiento, y á la vez se reitera de V. su affmº. s. s. q. e. s. m.

19/X/918.

LIV

Teniendo noticias esta Alcaldía de que en la calle de Santa Agueda existen varios cerdos de su propiedad, cuyo hecho constituye un grave peligro para la salud pública y siendo necesario á toda costa el evitar los contagios que pudieran producirse por la existencia de estos animales al lado de casas habitadas, se le ordena que en el improrrogable plazo de cuarenta y ocho horas desaparezcan de este término apercibiendole de no efectuarlo con las sanciones contenidas en la ley de Sanidad.

Dios guarde á V. muchos años.

Burgos 16 de Octubre de 1.918.

El Alcalde Presidente.

Sr. D. Gerardo de Mateo

LV

Director Instituto Llorente.

Ferras núm 7.

Madrid.

Ruegole urgentemente envio 40 frascos suero antidicterico Llorente para Hospital S. Juan de esta Corporación donde tenemos 200 enfermos.

Alcalde Burgos.

LVI

AYUNTAMIENTO CONSTITUCIONAL DE BURGOS

[sello]

ALCALDÍA DE BARRIO DE Cortes

Certifico oy dia 23 de Octubre del año 1918 yo alcalde del Barrio de Cortes certifico como el Becino Laureano López es difunto pobre desolenidaz. La familia desea [quinsia] le daria la capa.

Dios guarde muchos años.

El alcalde.

Isidoro [Saiz]

[sello]

LVII

AYUNTAMIENTO

BURGOS

A los tres médicos

Habiendo acordado la Comisión de Beneficencia el reparto de socorros á los enfermos de la actual epidemia que á consecuencia de la convalecencia á que forzosamente han de estar sujetos, no pueden dedicarse á sus ocupaciones habituales por no estar en condiciones fisicas para ello, y considerándo que á este fin deben ser aplicadas las cantidades que generosamente han donado algunos vecinos pudientes para auxilio de enfermos, le ruego que en el plazo más breve que le fuera posible, envíe á esta Alcaldía de relación nominal de los enfermos á que haya prestado asistencia en su Distrito y se hallen en aquellas condiciones rogándole la mayor exactitud á fin de que sea debidamente distribuido este socorro.

Dios

LVIII

GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BURGOS

NEGOCIADO 2.º

Núm. [643]

El señor Presidente de la Junta Provincial de Sanidad me dice, con esta fecha, lo que sigue.

“Esta Corporación en ocasión celebrada en el día de hoy, adoptó entre otros el acuerdo siguiente.

“El Señor Presidente de la Diputación, manifiesta que la Corporación de su Presidencia desearia saber de que manera podria ella de coadyubar á las medidas sanitarias en las presentes circunstancias y para ello pide á la Junta se sirva declarar que medida eficaz y de orden general debe adoptarse. La Junta teniendo en cuenta que en muchos pueblos se ha sepultado un número grande de cadáveres en muchas ocasiones los enterramientos se han verificado precipitadamente no estando cubiertos de bastante cantidad de tierra seria conveniente enviar á aquellos que lo necesitaran suficiente cantidad de cal para echarla en las sepulturas”.

Lo que traslado á V. S. para para su conocimiento y demás efectos.

Dios guarde á V. S. muchos años.

Burgos 24 de octubre de 1918

[firma ilegible]

El Alcalde Presidente del Excmo. Ayuntº de esta Capital.

LIX

GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BURGOS

NEGOCIADO 2.º

Núm. 812

El Ilmo. Señor Presidente de la Junta Provincial de Sanidad, me comunica con fecha 28 de los corrientes, lo que sigue:

“Esta Corporación en la sesión de 22 del actual, acordó lo siguiente. Como la epidémia ha cesado en muchos pueblos y disminuido á casi todos, no hay pedidos de medicamentos, de substancias alimenticias ni de desinfectantes. En vista de estas manifestaciones la Junta acuerda: Que de la cantidad que la Superioridad ha remitido al Señor Gobernador para los gastos de la epidémia se remitan dos mil pesetas al Señor Alcalde de la Capital con destino á la suscripción para socorro á los pobres de la Capital”.

Y ejecutando el preinserto acuerdo lo comunico á V. S. para su conocimiento y efectos interesados.

Dios guarde á V. S. muchos años.

Burgos 27 de noviembre de 1918

[Andres Alonso Lopez]

Señor Alcalde de la Capital.

LX

Con la atenta comunicación de V. S. fecha de ayer, se han recibido en esta Alcaldía las DOS MIL PESETAS, que por acuerdo de la Junta Provincial de Sanidad se ha servido enviarme de la cantidad que la superioridad ha remitido para los gastos de la epidemia, y cuya suma se ha hecho figurar como donativo en la suscripción abierta para socorro de los pobres de la Capital.

Al tener el honor de acusar recibo del indicado donativo, me complazco en significar á V. S. y á la expresada Junta el más sincero reconocimiento de la Corporación Municipal por tan laudable acuerdo, á la vez que le reitero mi consideración personal mas distinguida.

Dios guarde á V. S. muchos años.

Burgos 28 de Noviembre de 1.918.

Sr. Gobernador Civil de esta provincia.

LXI

GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BURGOS

NEGOCIADO 2.º

Núm. 646

El Señor Presidente de la Junta provincial de Sanidad me dice, con esta fecha, lo que sigue.

“Esta Corporación en sesión celebrada en el día de hoy, adoptó, entre otros, los acuerdos siguientes.

Se acuerda rogar á la Autoridad Eclesiástica dé las órdenes oportunas a fin de que en los templos se desinfecte á diario y se ventilen enérgicamente; que los actos religiosos sean los estrictamente indispensables haciéndolos con toda la brevedad compatibles con la naturaleza de los mismos”.

“Se acuerda igualmente que los Casinos, Cafés, tabernas etc. continuen con el mismo régimen de desinfección, ventilación y clausura de alguna hora por la tarde como se viene haciendo”.

“A propuesta del Señor Alcalde se acuerda que se prohiba la permanencia de los cadáveres en los portales de las casas, siendo conducidos directamente desde la habitación al cementerio sin parar en ninguna parte como ya se había acordado anteriormente por la Junta”.

Lo que traslado a V. S. para su conocimiento y demás efectos. Dios guarde á V. S. muchos años.

Burgos 24 de Octubre de 1918.

[firma ilegible]

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

20 mayo, 2020 at 15:07

Publicado en Ciencia, Costumbres, Historia

Tagged with , , , ,

El Cardenal Cañizares y “MasLibres.org”

leave a comment »




Los amigos de MasLibres.org me mandan un correo electrónico para que firme un escrito de adhesión al Cardenal Cañizares frente al ataque que éste ha sufrido por parte de los socialistas por haber, según ellos, puesto en peligro de contagio del coronavirus que nos ataca estos días a miles de ciudadanos por abrirles las puertas de la Basílica de la Virgen de los Desamparados el pasado mes de mayo, mes mariano.

Pues bien, lo siento en el alma pero no voy a firmarlo.

Y no porque coincida con la pamema hipócrita de los socialistas, secta cuyo fin, como todos sabemos, es la destrucción de la religión católica, sino porque creo que Monseñor Cañizares, como el resto de la jerarquía católica, se lo ha ganado a pulso por aquello que dice el refrán:

cría cuervos y te sacarán los ojos:

si monseñor Cañizares y el resto de sus colegas quieren transigir y compadrear, como vienen haciéndolo, con  la herejía marxista y mirar para otro lado cuando estas bestias se les meten en las iglesias a mearse en ellas, que lo hagan, pero que no me vengan ahora quejándose de que les acusan de colaboracionistas con la pandemia.

A llorar, al muro de las lamentaciones.

El desasosiego que tengo ante la complacencia del catolicismo en general y de su jerarquía en particular con el error y la herejía viene de muchos años atrás. Tal desasosiego, al principio impreciso, se ha ido concretando en el convencimiento de que los pastores de la iglesia católica, ya sea por cobardía, por respeto humano, por ignorancia, por afán de novedades o porque muchos hayan caído, sí, en el sabor herético si no en la franca herejía, han hecho dejación de su obligación pastoral que no es otra que la de enseñar la Ley de Dios y apartar del error al rebaño que Éste ha dejado a su cuidado.

Las formas pueden parecer las mismas de siempre, sí: la liturgia (a pesar de todos los horrores que se han introducido en ella) sigue siendo la misma; los templos conservan en sus piedras el espíritu que los edificó; la palabrería superficial puede seguir sonando igual que antes, pero, hoy, la religión católica, al menos en Europa, no es la religión que ha enseñado la verdad al mundo contra viento y marea durante dos mil años ni la que la ha defendido durante ese tiempo frente al error, sino que, olvidando su veterum sapientia, se ha transformado en una mera filantropía complaciente con el mundo.

Dicen que los obispos son las personas que más se condenan, precisamente por la grave responsabilidad que se echan a las espaldas y de la que deberán dar cuenta ante Dios. No sé si esto será así pero, de lo que sí estoy convencido es de que vienen haciendo dejación de ella desde hace mucho tiempo.

Aquello que dijo Chesterton:

Si el mundo se mundaniza tiene detrás a la Iglesia para advertírselo, pero si es la Iglesia la que también se mundaniza ya no quedará nadie que se lo pueda advertir al mundo.

creo que es, precisamente, lo que está sucediendo.

Esa es la razón por la que ni, después de toda la vida haciéndolo, he marcado la casilla de la Iglesia Católica de la declaración del IRPF de este año ni voy a firmar nada en defensa de Cañizares: no por ninguna pataleta sino por la convicción firme de que la iglesia católica, en su inmensa mayoría, ha dejado de enseñar la Ley de Dios.


***

Don David González, en esta conferencia que aquí reproduzco, analiza con mucha mayor profundidad el asunto y nos cuenta cosas que los señores obispos, ya sea por ignorancia, ya sea por desidia, no nos dicen:

"España Personalismo y crisis de la razón católica"
David González Alonso G. Canal TLV1

 

 

Detengámonos en los puntos fundamentales que señala.

1. El acervo católico ha sido reemplazado por el genio de la modernidad que, a su vez, tiene su base en el subjetivismo.

2. El subjetivismo admite la duda sobre la existencia de ninguna Ley Natural y sólo tolera una fe subjetivista relegada al fuero interno.

3. El subjetivismo da paso al nominalismo y al personalismo, errores en los que lo emotivo y lo sentimental prima sobre la defensa racional de la fe. El pensamiento romántico reemplaza al clásico y la razón se subordina a la sensibilidad.

4. El término virtud (vinculado a Dios) es substituido por el término valor (vinculado al sujeto).

5. El personalismo se disfraza de ortodoxia y pretende presentarse como católico y lleva al catolicismo a confundirse con la modernidad.

6. El personalismo entiende el libre albedrío como libertad indiferente y pretende actualizar el catolicismo introduciendo en él el concepto moderno de esa libertad, de raigambre nominalista y protestante.

7. Como para el subjetivismo la Ley Divina o Natural puede no existir, el Estado puede legislar al margen y aun en contra de ella.

8. Para el personalismo, la Revelación es una obra conjunta de Dios y el Hombre (idea pelagiana por la cual la Revelación deja de ser accesible a la razón y la Fe deja de ser un asentimiento a la verdad revelada para pasar a ser una experiencia mística).

9. Dios quiere que todo el mundo llegue al conocimiento de la Verdad y facilita ese conocimiento con una doctrina clara y perfecta, ajustada a la mente católica y  sin la interferencia del pensamiento revolucionario: la ambigüedad no tiene valor en el cristianismo. La ambigüedad es aún más peligrosa que el error.

10. No se puede ser moderno y, al mismo tiempo, católico.

11. Hay que pedir a Dios cerrajeros fuertes que cierren bien la puerta de la ciudadela a los vientos de doctrina

***

En fin, como ni monseñor Cañizares ni sus colegas nos enseñan estas cosas, los católicos de a pie tenemos que ir a conocerlas buscándolas a la tentaruja y, por eso, no voy a firmar ningún apoyo a Cañizares: la ambigüedad no tiene valor en el cristianismo.

***

Glosario:

Subjetivismo:  Doctrina filosófica para la que el carácter de verdad se hace dependiente en una forma o, en otra, de la constitución del sujeto que conoce. Toda teoría que pueda afirmar que lo que es verdad para un sujeto puede no serlo para otro. Variante extrema del Relativismo. Enciclopedia católica.
Nominalismo: Doctrina que niega la existencia de conceptos abstractos y universales, y rechaza admitir que el intelecto tenga la facultad de engendrarlos. Nominalismo, Realismo, Conceptualismo. Enciclopedia católica.
Personalismo: En Filosofía, cualquier movimiento ideológico que coloque a la persona en el centro de las reflexiones. Filosofía personalista. Catholic.net.
Modernismo: Movimiento que pretende adaptar el Catolicismo a las necesidades intelectuales, morales y sociales de hoy en día. Modernismo. Enciclopedia católica.

Vínculos:

Encíclica Pascendi. Pío X. La Santa Sede.
Encíclica Humani Generis. Pío XII. La Santa Sede.

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

16 mayo, 2020 at 9:52

Publicado en Religión

Tagged with , , ,

Los reptilianos existen y habitan entre nosotros

leave a comment »


1. La edad media. Charlatanes

José Ignacio Torreblanca, en su columna Café Steiner de El Mundo, reflexionó el pasado día 5 de abril, en su artículo El Otro Virus, sobre la que él denomina “infodemia” o sea la sobreabundancia de información, lamentándose de que esa información no sea tal, sino basura que, disfrazada de información, circula por las redes.

Considera cómo esta basura, que ha existido siempre, gracias a la copia digital, prácticamente ilimitada y gratuita, hace de ella un inmenso vertedero informativo que está haciendo que el siglo XXI se parezca menos a un engrandecimiento de la Ilustración que a una nueva Edad Media amuchidumbrada de juglares, charlatanes y timadores que aprovechan la peste para darse importancia.

Apunta como causas del problema a la manipulación deliberada de la información por parte de políticos extremistas; a la predisposición al bulo y al sensacionalismo en una redes sociales que viven de fomentar la polarización y la emoción antes que el consenso y la razón, y, por último, a que gobiernos como el ruso o el chino, la utilizan para sostener lo que él llama su modelo autoritario.

Sin entrar a discutir con él acerca de tales causas, y prescindiendo de los chinos y de los rusos, cosa con la que no estoy muy de acuerdo con él, quiero apuntar en este escrito a otra, señalando antes que, más que al bulo político, me voy a referir a chaladuras tales como los ovnis, el terraplanismo, los marcianos redencionistas, las maravillas que obra en la salud el beber agua de mar, etc., aunque notaré de paso la relación perniciosa que ellas tienen con las fake-news políticas.

2. Antecedentes y situación actual

El bulo ha existido siempre y muchas veces se ha utilizado con finalidad política. Recordemos, por ejemplo, el que los rojos hacían circular durante la II República acusando a los curas de regalar caramelos envenenados a los niños.

Igualmente, siempre ha existido la concepción irracional de la Naturaleza, del universo físico. Siempre han existido vendedores de crecepelo, como ha existido gente que les ha creído. Y siempre han existido narradores de historias de fantasmas o de extraterrestres y gente que, más o menos ha creído tales historias o que, sin llegar a creerlas, las ha mirado como pasatiempo ameno.

Lo novedoso es la proliferación de estos charlatanes y lo sorprendente (y preocupante) es la cantidad de personas, mayormente jóvenes e ignorantes, que cree firmemente lo que un chalado les cuenta desde el otro lado de la pantalla, precisamente por hacerlo desde tal posición.

Y lo más pasmoso de todo es que este movimiento creciente está convencido, no sólo de la realidad de estas cosas que relata, sino de que existe una ciencia, que ellos llaman “oficial” cuyo objetivo es mantenerles engañados, no se sabe bien por qué.

De entre los incontables disparates que sostienen, consideremos aquí, como un ejemplo de entre los muchos que se pudieran poner, el convencimiento, no sé si de mucha o poca gente pero, en todo caso, cada vez más, de la existencia real de los llamados “reptilianos”.

3. Relación entre el bulo político-social y la concepción irracional del mundo físico

El bulo político-social, muchas veces, no es tal: no es bulo; no es mentira.

Es cierto que existe un movimiento gramsciano, neomarxista y globalista, que está intentando transformar la sociedad en el sentido de su pensamiento aberrante y es cierto que la izquierda política, principal vehículo suyo, considera cínicamente la mentira es un arma archiconocida del socialismo  su denuncia como bulo o fake-new.

En este sentido, la lucha que se está lidiando en los Estados Unidos alrededor del presidente Trump es paradigmática. Igualmente, en estos días, vemos cómo el gobierno marxista de España está tratando de erigirse en custodio de la verdad e inquisidor de la “falsedad”, en un clarísimo intento totalitario de controlar el pensamiento y, para ello, precisamente, apela a tachar las opiniones contrarias a tal movimiento de falsas, supersticiosas e irracionales, haciendo de ellas burla y escarnio.

La concepción irracional del mundo físico, en principio puede parecer asunto distinto y, efectivamente, lo es: ¿qué se le puede decir a un individuo que, con toda la seriedad de este mundo y una cohorte de seguidores convencidos, te dice que la Tierra es plana?

El problema viene (y es lo que quiero tratar) cuando el tal individuo desarrolla su “idea” y acaba señalando que, los mismos que te engañan diciéndote que la Tierra es redonda son los que te engañan contándote las bondades del globalismo, del feminismo, del lgtbeismo, del animalismo… en fin, del neomarxismo en general.

Y digo que esto es un problema porque es dar armas al enemigo globalista al que esta caterva de imbéciles le viene a dar la razón: si quien me dice que nuestro mundo occidental está siendo destrozado por Soros y compañía es el mismo que me dice que la esposa de Trump es “pleyadiana” o que la Tierra es plana, es evidente a primera vista que el tal individuo no rige y todo lo que diga debe de ser igualmente ridiculizado. En pura lógica no es así pero la impresión de que sí lo es es evidente.

4. ¿Ignorantes o reptilianos?

No cabe ninguna duda de que quienes nos cuentan estas ideas tan peregrinas, principalmente desde youtube, no son una avifauna homogénea sino muy variopinta que va desde el caradura que busca lucro contando cuentos hasta el rematadamente trastornado que se cree a rajatabla lo que nos esta diciendo.

Refiriéndonos a este último como caso extremo (y contemplando la existencia de infinidad de casos intermedios entre ambos extremos) ¿es, verdaderamente un chalado? ¿o es un “reptiliano”?

5. Reptiles y mamíferos

Si han llegado ustedes leyendo hasta aquí estarán ahora pensando que se me ha ido la olla. Me explico.

La Embriología es una de las disciplinas más bonitas de la Biología, así en su discurso como en la plasticidad de las imágenes que nos presenta para ilustrarlo.

Por ella sabemos que la ontogenia es una recapitulación de la filogenia.

La filogenia es el manera con que las especies vivas se han ido desarrollando durante la historia evolutiva, especialmente a nivel morfológico pero, también funcional, desde la monera primera hasta el ser humano. Se trata, en general, y aunque de esto se discute algo, de un desarrollo paulatino, gradual, sin cambios bruscos.

La ontogenia es el desarrollo de un ser vivo concreto; en el caso de los eucariotas, esto es, los seres que se reproducen por reproducción sexual, es su desarrollo desde que los gametos se juntan hasta que el ser se completa.

Pues bien, la Embriología nos muestra cómo este desarrollo ontogénico tiene una similitud pasmosa con el filogénico: en el desarrollo de un ser vivo concreto se pueden ir viendo las formas de las especies a partir de las cuales la suya evolucionó. Si contemplamos el de un ser humano podemos ver cómo va pasando por unas fases morfológicas que evocan de manera vehemente aquellas por las que han pasado las especies anteriores: el cigoto a la monera; la mórula a los poríferos; más tarde, el embrión es, tal cual, un pez del que van surgiendo miembros que le hacen aparecer anfibio, luego ave… hasta que acabamos reconociendo, al final de este desarrollo, un mamífero y, en fin, un ser humano.

El asunto es particularmente interesante en el desarrollo del sistema nervioso, sistema que es el encargado de coordinar al resto de los que componen el organismo y de establecer sus reacciones ante los estímulos que éste recibe del medio ambiente en el que vive.

Así, vemos cómo, de este sistema nervioso, que comienza siendo un simple cordón de células nerviosas (notocorda) capaces sólo de producir meros reflejos automáticos, van apareciendo ganglios y protuberancias cada vez más complejas que dan cumplimiento a funciones asimismo más elaboradas: desde la mera retracción de los tentáculos de un coral ante un contacto hasta el pensamiento humano más complejo y sofisticado.

Pues bien, y es a lo que voy, la principal de estas protuberancias, que aparece en los animales cordados, es el encéfalo y también éste tiene su filogenia.

El encéfalo de los reptiles no ha evolucionado más allá de lo que se llama sistema límbico, que es lo que podríamos llamar cerebro reptiliano (también en los anfibios) y, en los reptiles, tiene una función principalmente olfativa.

En los mamíferos, de ese diencéfalo en el que se halla el sistema límbico, han surgido dos protuberancias que conocemos con el nombre de telencéfalo o hemisferios cerebrales y que tiene múltiples funciones, entre ellas y situada en su zona frontal, la función de razonar. Conservamos, sí, dado que la ontogenia es recapitulación de la filogenia, el sistema límbico en el que se mantienen la función olfativa y otras: fundamentalmente la afectividad y las emociones y disponemos, además, del córtex frontal en el que asienta nuestra capacidad de razonar.

6. Influencia mutua de las distintas partes del cerebro humano

Las distintas partes del cerebro no funcionan de una manera absolutamente independiente y autónoma. Si decimos que el sistema límbico huele y es asiento de la emotividad, mientras que el córtex frontal lo es del pensamiento racional, no queremos decir que ambos “vayan a su bola”, a cumplir su función sin la interferencia de las otras partes, antes bien, debemos contemplar el cerebro como un órgano formado por regiones que se influencian entre sí, cosa demostrada por la neurofisiología y la neuroimagen.

El corazón tiene razones que la razón no entiende,

decía Pascal, y algo de eso se puede entender si miramos las cosas como voy diciendo: mi sistema límbico, mi afectividad, me puede hacer apetecer tal o cual cosa que mi córtex frontal, mi razón, me diga no ser muy, valga la redundancia, “razonable”. Y al revés.

7. Los “reptilianos” existen y es inútil razonar con ellos

Pues bien, siguiendo este razonamiento, dado que cada uno somos hijos de nuestro padre y de nuestra madre y que no somos todos iguales, podemos asumir que existen personas en las que, muy seguramente, hay un predominio del córtex frontal sobre el sistema límbico y al revés. Personas en las que prevalece el pensamiento racional sobre el irracional y afectivo y personas en lo que sucede lo contrario.

En fin, personas a las que lo de la tierra plana les puede parecer una idea grata y romántica y, por tanto, la aceptan como verdad, y personas que razonan y que, aunque también, acaso, se lo pareciera, su razón les hace ver que tal idea es puro disparate.

De ahí que el diálogo entre estas dos clases de personas sea absolutamente estéril, inútil y exasperante.

El cerebro afectivo del “reptiliano” influencia en mayor o menor medida su cerebro frontal, que es el receptor del pensamiento racional y, por eso, es inútil que una persona “racional” intente, con argumentos “racionales”, convencer al primero. La persona de pensamiento racional se devanará los sesos buscando argumentos racionales que convenzan al “reptiliano”, pero tales argumentos serán rechazados por éste, precisamente, porque su receptividad racional está embotada por la afectiva: no es que no pueda comprender esos argumentos; es que esos argumentos, racionales, dirigidos a su cerebro racional contradicen a su cerebro emocional.

De ahí también que lo que surja del diálogo entre los unos y los otros no será nunca ni un mediano entendimiento sino, antes bien, una irritación por parte de ambos porque ambos están utilizando herramientas diferentes: si yo soy un “reptiliano” y adoro a mi madre y me viene cualquiera señalándome tal o cual falta suya, lo natural es que yo me irrite, por muy objetiva que tal falta sea y, quizá, más por serlo.

8. Ignorancia y superstición frente a pensamiento clásico y racional

Lo que llevo dicho no es cosa, que esté absolutamente comprobada por técnicas de neuroimagen u otras, pero me parece una explicación plausible o, al menos, una metáfora no despreciable.

Abundando en ello, yo diría que las personas no nacemos predeterminados para pertenecer a uno u otro grupo sino que es la educación, muy especialmente la lectura, la que va configurando nuestro cerebro, de sí muy plástico, en uno u otro sentido y en distintos grados. Una educación basada en las lecturas clásicas robustecería el pensamiento racional; otra fundamentada en la frecuentación de las películas de fantasmas y de ciencia ficción, fomentaría la parte “reptiliana” hasta llegarse al extremo (que, me parece, estoy empezando a adivinar en algunos jóvenes) de acabar siendo uno incapaz de distinguir con nitidez la línea que separa la ficción de la realidad precisamente porque esa ficción resulta más grata. Y más fácil.

Volviendo al Café Steiner de Torreblanca y a su Edad Media, podríamos ampliar el razonamiento que voy desarrollando y entender que, sí: hay épocas en las que predomina el pensamiento racional, que son las que llamaríamos épocas de clasicismo, y épocas medievales en las que el pensamiento racional cede paso a las emociones. Creo con Torreblanca, que estamos empezando a vivir una de estas edades medias y que la abundancia de charlatanes en youtube, y en internet, en general, son expresión de ello.

Queda el consuelo de pensar que toda acción tiene su reacción y de que la Historia no es sino una sucesión de edades clásicas y medievales que se van alternando. Es la convicción de que a esta nuestra edad media sucederá otra clásica, lo que me ha decidido a escribir estas líneas con la esperanza de que puedan dar alguna luz a la confusión que hoy impera en este asunto.

9. Charlatanes extremos en youtube

Como ya he dicho, la distinción entre seres racionales y seres “reptilianos” no implica una polarización de extremos; existe todo un gradiente que va desde el caradura hasta el “reptiliano” propiamente dicho que podríamos llamar sencillamente trastornado y a cuyo trastorno intento dar aquí una explicación.

En tal gradiente podemos encontrar infinidad de casos particulares, desde José Luis Camacho hasta Juan Lankamp como casos extremos, entre los que podríamos situar, con mayor o mejor cercanía a cada uno de esos polos, a Iru Landucci, Miguel Celades, Rafael Palacios, Pedro Rosillo

***

De todo ello podemos concluir que, efectivamente, los “reptilianos” existen: José Luis Camacho, Juan Lankamp, Iru Landucci, Miguel Celades, Rafael Palacios, Pedro Rosillo… son, en cierto modo “reptilianos” y están entre nosotros.


Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

9 mayo, 2020 at 11:26

Dos de Mayo

leave a comment »


Aunque por motivos bien distintos, tal día como mañana las calles de toda España amanecerán tan desiertas como aquí nos refiere el conde de Toreno que amanecieron las de Madrid hace 212 años.

Don José María Queipo de Llano y Ruis de Saravia nació en Oviedo el 26 de noviembre de 1786 en el seno de la Casa de Toreno, una de las más ricas y antiguas de Asturias y fue excepcional testigo del hecho grandioso del 2 de mayo de 1808 en Madrid. A la sazón vizconde de Matarrosa, estaba en la capital aquel día y, además, sus gestiones para salvar la vida de un amigo, le hicieron recorrer los lugares en donde se decidía y ejecutaba la muerte de los sublevados frente a la invasión francesa. Así pudo relatar de primera mano aquellas horas de angustia, de horror y de heroísmo en su Historia del levantamiento, guerra y revolución de España con unas líneas que, aunque escritas veinte años más tarde, conservan la emoción mal reprimida de lo visto y sentido personalmente:

La fuerte y hostil posición de los franceses era también para desalentar al hombre más brioso y arrojado. Tenían en Madrid y sus alrededores 25.000 hombres, ocupando el Retiro con numerosa artillería. Dentro de la capital estaba la guardia imperial de a pie y de a caballo, con una división de infantería, mandada por el general Musnier, y una brigada de caballería. Las otras divisiones del cuerpo de observación de las costas del Océano, a las órdenes del mariscal Moncey, se hallaban acantonadas en Fuencarral, Chamartín, convento de San Bernardino, Pozuelo y la Casa de Campo. En Aranjuez, Toledo y El Escorial había divisiones del cuerpo Dupont; de suerte que Madrid estaba ocupado y circundado por el ejército extranjero, al paso que la guarnición española constaba de poco más de 3000 hombres, habiéndose insensiblemente disminuido desde los acontecimientos de Marzo. Mas el vecindario, en lugar de contener y reprimir su disgusto, lo manifestaba cada día más a cara descubierta y sin ponerle ya límites a su descontento. Eran extraordinarias la impaciencia y la agitación, y ora delante de la imprenta Real para aguardar la publicación de una gaceta, ora delante de la casa de correos para saber noticias, se veían constantemente grupos de gente de todas clases. Los empleados dejaban sus oficinas, los operarios sus talleres, y hasta el delicado sexo sus caseras ocupaciones, para acudir a la Puerta del Sol y sus avenidas, ansiosos de satisfacer su noble curiosidad; interés loable y señalado indicio de que el fuego patrio no se había aún extinguido en los valerosos pechos españoles.

Murat, por su parte, no omitía ocasión de ostentar su fuerza y sus recursos para infundir pavor en el ánimo de la de sosegada multitud. Todos los domingos pasaba revista de sus tropas en el paseo del Prado, después de haber oído misa en el convento de Carmelitas descalzos, calle de Alcalá. La demostración religiosa, acompañada de la estrepitosa reseña, lejos de conciliar los ánimos o de arredrarlos, los llenaba de enfado y enojo. No se creía en la sinceridad de la primera, tachándola de impío fingimiento, y se veía en la segunda el deliberado propósito de insultar y de atemorizar con estudiada apariencia a los pacíficos, si bien ofendidos, moradores. De una y otra parte fue creciendo la irritación, siendo por ambas extremada. El español tenía a vilipendio el orgullo y desprecio con que se presentaba el extranjero, y el soldado francés, temeroso de una oculta trama, anhelaba por salir de su situación penosa, vengándose de los desaires que con frecuencia recibía. A tal punto había llegado la agitación y la cólera que, al volver Murat el domingo 1.º de Mayo de su acostumbrada revista y a su paso por la Puerta del Sol, fue escarnecido y silbado, con escándalo de su comitiva, por el numeroso pueblo que allí a la sazón se encontraba. Semejante estado de cosas era demasiado violento para que se prolongase sin haber de ambas partes un abierto y declarado rompimiento. Sólo faltaba oportuna ocasión, la cual desgraciadamente se ofreció muy luego.

El 30 de abril presentó Murat una carta de Carlos IV para que la Reina de Etruria y el infante don Francisco pasasen a Bayona. Se opuso la Junta a la partida del Infante, dejando a la Reina que obrase según su deseo. Reiteró Murat el 1.º de Mayo la demanda acerca del Infante, tomando a su cuidado evitar a la Junta cualquiera desazón o responsabilidad. Tratóse largamente en ella si había o no de acceder; los pareceres anduvieron muy divididos, y hubo quien propuso resistir con la fuerza. Consultóse acerca del punto con don Gonzalo Ofárril, como ministro de la Guerra, quien trazó un cuadro en tal manera triste, si bien cierto, de la situación de Madrid, apreciada militarmente, que no sólo arrastró a su opinión a la mayoría, sino que también se convino en contener con las fuerzas nacionales cualquiera movimiento del pueblo. Hasta ahora la Junta había sido débil e indecisa; en adelante, menos atenta a sus sagrados deberes, irá poco a poco uniéndose y estrechándose con el orgulloso invasor. Resuelto, pues, el viaje de la Reina de Etruria conforme a su libre voluntad, y el del Infante don Francisco por consentimiento de la Junta, se señaló la mañana siguiente para su partida.

Amaneció, en fin, el 2 de mayo, día de amarga recordación, de luto y desconsuelo, cuya dolorosa imagen nunca se borrará de nuestro afligido y contristado pecho. Un présago e inexplicable desasosiego pronosticaba tan aciago acontecimiento, o ya por aquel presentir oscuro que a veces antecede a las grandes tribulaciones de nuestra alma, o ya, más bien, por la esparcida voz de la próxima partida de los infantes. Esta voz, y la suma inquietud excitada por la falta de dos correos de Francia, habían llamado desde muy temprano a la plazuela de Palacio numeroso concurso de hombres y mujeres del pueblo. Al dar las nueve subió en un coche, con sus hijos, la Reina de Etruria, mirada más bien como princesa extranjera que como propia, y muy desamada por su continuo y secreto trato con Murat; partió sin oponérsele resistencia. Quedaban todavía dos coches y, al instante, corrió por la multitud que estaban destinados al viaje de los dos infantes don Antonio y don Francisco. Por instantes crecía el enojo y la ira, cuando, al oír de la boca de los criados de Palacio que el niño don Francisco lloraba y no quería ir, se enternecieron todos y las mujeres prorrumpieron en lamentos y sentidos sollozos. En este estado, y alterados más y más los ánimos, llegó a Palacio el ayudante de Murat, Mr. Augusto Lagrange, encargado de ver lo que allí pasaba, y de saber si la inquietud popular ofrecía fundados temores de alguna conmoción grave. Al ver al ayudante, conocido como tal por su particular uniforme, nada grato a los ojos del pueblo, se persuadió éste que era venido allí para sacar por fuerza a los infantes. Siguióse un general susurro, y al grito de una mujerzuela: ¡Que nos los llevan!, fue embestido Mr. Lagrange por todas partes, y hubiera perecido a no haberle escudado con su cuerpo el oficial de walonas don Miguel Desmaisieres y Flórez; mas, subiendo de punto la gritería, y ciegos todos de rabia y desesperación, ambos iban a ser atropellados y muertos si, afortunadamente, no hubiera llegado a tiempo una patrulla francesa que los libró del furor de la embravecida plebe. Murat, prontamente informado de lo que pasaba, envió sin tardanza un batallón con dos piezas de artillería; la proximidad a Palacio de su alojamiento facilitaba la breve ejecución de su orden. La tropa francesa, llegada que fue al paraje de la reunión popular, en vez de contener el alboroto en su origen, sin previo aviso, ni determinación anterior, hizo una descarga sobre los indefensos corrillos, causando así una general dispersión y, con ella, un levantamiento en toda la capital, porque, derramándose con celeridad hasta por los más distantes barrios los prófugos de palacio, cundió con ellos el terror y el miedo, y en un instante y como por encanto, se sublevó la población entera.

El Infante don Francisco de Paula

Acudieron todos a buscar armas y, con ansia, a falta de buenas, se aprovechaban de las más arrinconadas y enmohecidas. Los franceses fueron impetuosamente acometidos por doquiera que se les encontraba. Respetáronse, en general, los que estaban dentro de las casas o iban desarmados, y con vigor se ensañaron contra los que intentaban juntarse con sus cuerpos o hacían fuego. Los hubo que, arrojando las armas e implorando clemencia, se salvaron y fueron custodiados en paraje seguro. ¡Admirable generosidad en medio de tan ciego y justo furor! El gentío era inmenso en la calle Mayor, de Alcalá, de la Montera y de las Carretas. Durante algún tiempo los franceses desaparecieron y los inexpertos madrileños creyeron haber alcanzado y asegurado su triunfo; pero, desgraciadamente, fue de corta duración su alegría.

Los extranjeros, prevenidos de antemano y estando siempre en vela, recelosos por la pública agitación de una populosa ciudad, apresuradamente se abalanzaron por las calles de Alcalá y Carrera de San Jerónimo, barriéndolas con su artillería y arrollando a la multitud la caballería de la guardia imperial, a las órdenes del jefe de escuadrón Daumesnil. Señaláronse en crueldad los lanceros polacos y los mamelucos, los que, conforme a las órdenes de los generales de brigada Guillot y Daubray, forzaron las puertas de algunas casas, o ya porque desde dentro hubiesen tirado, o ya porque así lo fingieron para entrarlas a saco y matar a cuantos se les presentaban. Así, asaltando, entre otras, la casa del Duque de Híjar, en la Carrera de San Jerónimo, arcabucearon delante de sus puertas al anciano portero. Estuvieron también próximos a experimentar igual suerte el Marqués de Villamejor y el conde de Talara, aunque no habían tomado parte en la sublevación. Salváronlos sus alojados. El pueblo, combatido por todas partes, fue rechazado y disperso, y sólo unos cuantos siguieron defendiéndose y aún atacaron con sobresaliente bizarría. Entre ellos los hubo que, vendiendo caras sus vidas, se arrojaron en medio de las filas francesas, hiriendo y matando hasta dar el postrer aliento; hubo otros que, parapetándose en las esquinas de las calles, iban de una en otra haciendo continuado y mortífero fuego; algunos también, en vez de huir, aguardaban a pie firme, o asestaban su último y furibundo golpe contra el jefe u oficial, conocido por sus insignias. ¡Estériles esfuerzos de valor y personal denuedo!

La tropa española permanecía en sus cuarteles por orden de la Junta y del capitán general don Francisco Javier Negrete, furiosa y encolerizada, mas retenida por la disciplina. Entretanto, paisanos sin resguardo ni apoyo se precipitaron al parque de artillería, en el barrio de las Maravillas, para sacar los cañones y resistir con más ventaja. Los artilleros andaban dudosos en tomar o no parte con el pueblo, a la misma sazón que cundió la voz de haber sido atacado por los franceses uno de los otros cuarteles. Decididos entonces, y puestos al frente don Pedro Velarde y don Luis Daoiz, abrieron las puertas del parque, sacaron tres cañones y se dispusieron a rechazar al enemigo, sostenidos por los paisanos y un piquete de infantería a las órdenes del oficial Ruiz. Al principio se cogieron prisioneros algunos franceses, pero, poco después, una columna de éstos, de los acantonados en el convento de San Bernardino, se avanzó, mandada por el general Lefranc, trabándose de ambos lados una porfiada refriega. El parque se defendió valerosamente, menudearon las descargas, y allí quedaron tendidos número crecido de enemigos. De nuestra parte perecieron bastantes soldados y paisanos; el oficial Ruiz fue desde el principio gravemente herido. Don Pedro Velarde feneció, atravesado de un balazo; y, escaseando ya los medios de defensa con la muerte de muchos, y aproximándose denodadamente los franceses a la bayoneta, comenzaron los nuestros a desalentar y quisieron rendirse. Pero, cuando se creía que los enemigos iban a admitir la capitulación, se arrojaron sobre las piezas, mataron a algunos, y, entre ellos, traspasaron despiadadamente a bayonetazos a don Luis Daoiz, herido antes en un muslo. Así terminaron su carrera los ilustres y beneméritos oficiales Daoiz y Velarde; honra y gloria de España, dechado de patriotismo, servirán de ejemplo a los amantes de la independencia y libertad nacional. El reencuentro del parque fue el que costó más sangre a los franceses y en donde hubo resistencia más ordenada.

Entretanto, la débil Junta, azorada y sorprendida, pensó en buscar remedio a tamaño mal. Ofárril y Azanza, habiendo recorrido inútilmente los alrededores de Palacio, y no siendo escuchados de los franceses, montaron a caballo y fueron a encontrarse con Murat quien, desde el principio de la sublevación, para estar más desembarazado y más a mano de dar órdenes, ya a las tropas de afuera, ya a las de dentro, se colocó, con el mariscal Moncey y principales generales, fuera de puertas, en lo alto de la cuesta de San Vicente. Llegaron allí los comisionados de la Junta y dijeron al gran Duque que si mandaba suspender el fuego y les daba para acompañarlos uno de sus generales, se ofrecían a restablecer la tranquilidad. Accedió Murat y nombró al efecto al general Harispe. Juntos los tres pasaron a los Consejos y, asistidos de individuos de todos ellos, se distribuyeron por calles y plazas y, recorriendo las principales, alcanzaron que la multitud se aplacase con oferta de olvido de lo pasado y reconciliación general. En aquel paseo se salvó la vida a varios desgraciados y, señaladamente, a algunos traficantes catalanes a ruego de don Gonzalo Ofárril.

Retirados los españoles, todas las bocacalles y puntos importantes fueron ocupados por los franceses, situando particularmente en las encrucijadas cañones con mecha encendida.

Aunque sumidos todos en dolor profundo, se respiraba algún tanto con la consoladora idea de que, por lo menos, haría pausa la desolación y la muerte. ¡Engañosa esperanza! A las tres de la tarde, una voz lúgubre y espantosa empezó a correr con la celeridad del rayo. Afirmábase que españoles tranquilos habían sido cogidos por los franceses y arcabuceados junto a la fuente de la Puerta del Sol y la iglesia de la Soledad, manchando con su inocente sangre las gradas del templo. Apenas se daba crédito a tamaña atrocidad y conceptuábanse falsos rumores de ilusos y acalorados patriotas. Bien pronto llegó el desengaño. En efecto, los franceses, después de estar todo tranquilo, habían comenzado a prender a muchos españoles que, en virtud de las promesas, creyeron poder acudir libremente a sus ocupaciones. Prendiéronlos con pretexto de que llevaban armas; muchos no las tenían, a otros sólo acompañaba o una navaja o unas tijeras de su uso. Algunos fueron arcabuceados sin dilación, otros quedaron depositados en la casa de Correos y en los cuarteles. Las autoridades españolas, fiadas en el convenio concluido con los jefes franceses, descansaban en el puntual cumplimiento de lo pactado. Por desgracia, fuimos de los primeros a ser testigos de su ciega confianza. Llevados a casa de don Arias Mon, gobernador del Consejo, con deseo de liberar la vida a don Antonio Oviedo, quien, sin motivo, había sido preso al cruzar de una calle, nos encontramos con que el venerable anciano, rendido al cansancio de la fatigosa mañana, dormía sosegadamente la siesta. Enlazados con él por relaciones de paisanaje y parentesco, conseguimos que se le despertara y, con dificultad, pudimos persuadirle de la verdad de lo que pasaba, respondiendo a todo que una persona como el gran Duque de Berg no podía descaradamente faltar a su palabra… ¡Tanto repugnaba el falso proceder a su acendrada probidad! Cerciorado al fin, procuró aquel digno magistrado reparar por su parte el grave daño, dándonos también a nosotros en propia mano la orden para que se pusiese en libertad a nuestro amigo. Sus laudables esfuerzos fueron inútiles, y en balde nuestros pasos en favor de don Antonio Oviedo. A duras penas, penetrando por las filas enemigas con bastante peligro, de que nos salvó el hablar la lengua francesa, llegamos a la casa de Correos, donde mandaba por los españoles el general Sesti. Le presentamos la orden del Gobernador y, fríamente, nos contestó que, para evitar las continuadas reclamaciones de los franceses, les había entregado todos sus presos y puéstolos en sus manos; así, aquel italiano al servicio de España, retribuyó a su adoptiva patria los grados y mercedes con que le había honrado. En dicha casa de Correos se había juntado una comisión militar francesa con apariencias de tribunal; mas, por lo común, sin ver a los supuestos reos, sin oírles descargo alguno ni defensa, los enviaba en pelotones unos en pos de otros para que pereciesen en el Retiro o en el Prado. Muchos llegaban al lugar de su horroroso suplicio ignorantes de su suerte; y, atados de dos en dos, tirando los soldados franceses sobre el montón, caían o muertos o malheridos, pasando a enterrarlos cuando todavía algunos palpitaban. Aguardaron a que pasase el día para aumentar el horror de la trágica escena. Al cabo de veinte años nuestros cabellos se erizan todavía al recordar la triste y silenciosa noche, sólo interrumpida por los lastimeros ayes de las desgraciadas víctimas y por el ruido de los fusilazos y del cañón que, de cuando en cuando y a lo lejos, se oía y resonaba. Recogidos los madrileños a sus hogares, lloraban la cruel suerte que había cabido o amenazaba al pariente, al deudo o al amigo. Nosotros nos lamentábamos de la suerte del desventurado Oviedo, cuya libertad no habíamos logrado conseguir, a la misma sazón que, pálido y despavorido, le vimos impensadamente entrar por las puertas de la casa en donde estábamos. Acababa de deber la vida a la generosidad de un oficial francés, movido de sus ruegos y de su inocencia, expresados en la lengua extraña con la persuasiva elocuencia que le daba su crítica situación. Atado ya en un patio del Retiro, estando para ser arcabuceado, le soltó, y aún no había salido Oviedo del recinto del palacio, cuando oyó los tiros que terminaron la larga y horrorosa agonía de sus compañeros de infortunio. Me he atrevido a entretejer con la relación general un hecho que, si bien particular, da una idea clara y verdadera del modo bárbaro y cruel con que perecieron muchos españoles, entre los cuales había sacerdotes, ancianos, y otras personas respetables. No satisfechos los invasores con la sangre derramada por la noche, continuaron todavía en la mañana siguiente pasando por las armas a algunos de los arrestados la víspera, para cuya ejecución destinaron el cercado de la casa del Príncipe Pío. Con aquel sangriento suceso se dio correspondiente remate a la empresa comenzada el 2 de Mayo, día que cubrirá eternamente de baldón al caudillo del ejército francés que, fríamente, mandó asesinar, atraillados, sin juicio ni defensa, a inocentes y pacíficos individuos. Lejos estaba entonces de prever el orgulloso y arrogante Murat que, años después, cogido, sorprendido y casi atraillado también a la manera de los españoles del 2 de Mayo, sería arcabucero sin detenidas formas y, a pesar de sus reclamaciones, ofreciendo en su persona un señalado escarmiento a los que ostentaban hollar impunemente los derechos sagrados de la justicia y de la humanidad.

La Puerta del Sol

Difícil sería calcular ahora con puntualidad la pérdida que hubo por ambas partes. El Consejo, interesado en disminuirla, la rebajó a unos 200 hombres del pueblo. Murat, aumentando la de los españoles, redujo la suya, acortándola el Monitor a unos 80 entre muertos y heridos. Las dos relaciones debieron ser inexactas por la sazón en que se hicieron y el diverso interés que a todos ellos movía. Según lo que vimos, y atendiendo a lo que hemos consultado después y al número de heridos que entraron en los hospitales, creemos que, aproximadamente, puede computarse la pérdida de unos y otros en 1200 hombres.

Calificaron los españoles el acontecimiento del 2 de Mayo de trama urdida por los franceses, y no faltaron algunos de éstos que se imaginaron haber sido una conspiración preparada de antemano por aquéllos; suposiciones falsas y desnudas ambas de sólido fundamento. Mas, desechando los rumores de entonces, nos inclinamos, sí, a que Murat celebró la ocasión que se le presentaba, y no la desaprovechó, jactándose, como después lo hizo, de haber humillado con un recio escarmiento la fiereza castellana. Bien pronto vio cuán equivocado era su precipitado juicio. Aquel día fue el origen del levantamiento de España contra los franceses, contribuyendo a ello, en gran manera, el concurso de forasteros que había en la capital con motivo del advenimiento de Fernando VII al trono. Asustados éstos y horrorizados, volvieron a sus casas, difundiendo por todas las provincias la infausta nueva y excitando el odio y la abominación contra el cruel y fementido extranjero.

Profunda tristeza y abatimiento señalaron el día 3. Las tiendas y las casas cerradas, las calles solitarias y recorridas solamente por patrullas francesas, ofrecían el aspecto de una ciudad desierta y abandonada. Murat mandó fijar en las esquinas una proclama digna de Atila, respirando sangre y amenazas, con lo que la indignación, si bien reconcentrada entonces, tomó cada vez mayor incremento y braveza.

Aterrado así el pueblo de Madrid, se fue adelante en el propósito de trasladar a Francia toda la real familia y, el mismo día 3, salió para Bayona el infante don Francisco. No se había pasado aquella noche sin que el Conde Laforest y Mr. Freville indicasen en una conferencia secreta al infante don Antonio la conveniencia y necesidad de que fuese a reunirse con los demás individuos de su familia, para que, en presencia de todos, se tomasen, de acuerdo con el Emperador, las medidas convenientes al arreglo de los negocios de España. Condescendió el Infante, consternado con los sucesos precedentes, y señaló para su partida la madrugada del 4, habiéndose tomado un coche de viaje de la Duquesa viuda de Osuna a fin de que caminase más disimuladamente. Dirigió, antes de su salida, un papel o decreto (no sabemos qué nombre darle) a don Francisco Gil y Lemus, como vocal más antiguo de la Junta y persona de su particular confianza. Aunque temamos faltar a la gravedad de la historia, lo curioso del papel, así en la sustancia como en la forma, exige que le insertemos aquí literalmente: “Al señor Gil.‒ A la Junta, para su gobierno, la pongo en su noticia cómo me he marchado a Bayona de orden del Rey, y digo a dicha Junta que ella sigue en los mismos términos como si yo estuviese en ella.‒ Dios nos la dé buena.‒ Adiós, señores, hasta el valle de Josafat.‒ Antonio Pascual.

***

Conde de Toreno

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

2 mayo, 2020 at 9:46