Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Archive for octubre 2012

12 de Octubre

with one comment


 

 

Día de la Hispanidad (9)

Día de la Hispanidad (5)

Día de la Hispanidad (6)

Día de la Hispanidad (3)

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

12 octubre, 2012 at 17:52

Publicado en Política

Tagged with , ,

Those were the days

leave a comment »


 

Once upon a time there was a tavern
Where we used to raise a glass or two;
Remember how we laughed away the hours
And dreamed of all the great things we would do:

Those were the days my friend
We thought they’d never end,
We’d sing and dance forever and a day.
We’d live the life we choose,
We’d fight and never lose
For we were young and sure to have our way.

***

Then the busy years went rushing by us,
we lost our starry notions on the way,
if by chance I’d see you in the tavern
we’d smile at one another
and we’d say:

Those were the days my friend
We thought they’d never end,
We’d sing and dance forever and a day.
We’d live the life we choose,
We’d fight and never lose,
Those were the days, oh yes! those were the days.

***

Just tonight I stood before the tavern;
Nothing seemed the way it used to be;
In the glass I saw a strange reflection:
Was that lonely woman really me?

***

Those were the days my friend
We thought they’d never end,
We’d sing and dance forever and a day,
We’d live the life we choose,
We’d fight and never lose
Those were the days, oh yes! those were the days.

***

Through the door there came familiar laughter,
I saw your face and heard you call my name;
Oh my friend we’re older but no wiser
For in our hearts the dreams are still the same:

Those were the days my friend
We thought they’d never end
We’d sing and dance forever and a day
We’d live the life we choose
We’d fight and never lose
Those were the days, oh yes! those were the days.

***

Original ruso: Dorogoi dlinnoyu. Boris Fomin.
Versión inglesa: Gene Raskin.
Intérprete: Mary Hopkin.

Vínculos:

Those Were the Days. Wikipedia.
Boris Fomin
. Wikipedia.
Eugene Raskin
. Wikipedia
Дорогой длинною. (Dorroj daininnoiu: El largo camino). Original ruso. YouTube.
Mary Hopkin. Wikipedia.
Versión italiana:
C’era una volta una strada, Gigliola Cinquetti.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

5 octubre, 2012 at 20:39

Publicado en Canciones

Tagged with , ,

Ciudad Rodrigo. La Catedral y la Ciudad

leave a comment »


 

Portada

Presento hoy aquí, en esta Biblioteca que, poco a poco y con la ayuda de Dios, va aumentando, el primer volumen de un clásico local mirobrigense: Ciudad Rodrigo. La Catedral y la Ciudad, escrita por don Mateo Hernández Vegas en la primera mitad del siglo pasado y publicada por subscripción popular.

Poca presentación necesita para el lector de Ciudad Rodrigo. Alguna, sí, para el foráneo: En su obra, don Mateo relata con minuciosidad y erudición exquisitas la historia del edificio material de la Catedral y de la sede episcopal civitatense desde su probable fundación en tiempo del emperador Constantino, y pasando, a través de la oscuridad de siglos oscurísimos, por su cierta reposición por Fernando II, hasta el desgraciado siglo pasado, relato  en el que entrevera los avatares históricos de la ciudad con tal o cual noticia de interés puramente local.

Ciudad Rodrigo ha sido fortaleza fronteriza por partida doble: frontera, por un lado, frente a la España sarracena y, por otro, frente al reino de Portugal. Esto la sometió a infinidad de guerras y sitios tanto durante la Edad Media como durante la Moderna en la Guerra de la Independencia. Su historia es, pues, tan rica en episodios bélicos dignos de memoria para la historia general de España como en heridas en el edificio de su catedral, edificada en el flanco más débil de la ciudad y, por ello y a la vez, como iglesia y como fortaleza. Así lo expresa don Mateo en su prólogo:

Por lo menos, nosotros confiamos que los que se dignen pasar la vista por estos apuntes y sepan apreciar la historia heroica de nuestra Catedral, cuando observen en el precioso monumento tantas mutilaciones, tantas descalabraduras y, ¿por qué no decirlo? tanta pobreza en muchos de sus accesorios, podrán decir: No es extraño; lo extraño, lo verdaderamente admirable, es que la Catedral de Ciudad Rodrigo exista todavía.

No es, sin embargo, este libro mero relato de aconteceres bélicos. Ni muchísimo menos: es todo un alarde de erudición artística, histórica, religiosa, moral y, ¿por qué no decirlo?, de noticias que, no teniendo más interés que el puramente local, nos dan un dibujo entretenídisimo de la vida de nuestros antepasados.

Trasciende, pues, esta obra del mero interés local, y lo tiene, y mucho, para el amante de la Historia de España que quiera entretenerse con este pequeño fragmento de la misma. Como, igualmente, dice don Mateo:

La historia de nuestra Catedral y de nuestra nobilísima y heroica ciudad, juntamente con pequeñas rencillas de vecindad, nos ofrecerá altos ejemplos, no superados por ningún otro pueblo y ninguna otra institución, de amor a la patria, de virtudes religiosas y cívicas, de abnegación y heroísmo, dignos de ocupar honroso lugar en las más brillantes páginas de la historia general de España.

Nota: La presente edición digital la he realizado a partir de la edición del autor impresa en Salamanca el año 1935 sin introducir en ella ningunas otras sino aquellas modificaciones que me han parecido de erratas tipográficas evidentes.

Es mi intención publicar aquí, en el lapso de tres o cuatro meses, el segundo tomo de esta obra.

Vínculos.

Ciudad Rodrigo. Wikipedia.
Catedral de Santa María de Ciudad Rodrigo. Wikipedia.
Centro de Estudios Mirobrigenses.

Volver a Biblioteca.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

1 octubre, 2012 at 13:19