Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Ante el ataque del gobierno socialista contra el Valle de los Caídos

with 2 comments

Valle de los Caídos

Herido de muerte el gobierno socialista y, aun todo el partido que le apoya, después de su estrepitosa derrota electoral del pasado domingo, persiste en la que ha sido su principal línea de actuación durante los dos cuatrienios que Zapatero lo ha encabezado: el guerracivilismo, la obsesión continua de envenenarnos la vida resucitando la Guerra Civil que perdieron y el intento de reescribir la historia.

Este gobierno agónico al que, en medio de la ruina a la que ha conducido a la Nación española, lo que le pide todo el mundo es que se vaya lo antes posible, decide, en los últimos meses de su existencia, seguir adelante con su viejo proyecto de mixtificar, si no destruir, el Valle de los Caídos, fundación de Francisco Franco como símbolo de reconciliación entre las dos facciones que combatieron en la Guerra Civil.

Yo no sé si conocen ustedes a ninguna figura histórica, ni en España ni fuera de ella, que haya querido ser enterrada junto con los que fueron los enemigos contra los que combatió en vida y a los que venció. Yo, con la excepción del General Franco, no sé de nadie que lo haya hecho.

Sólo esto bastaría para comprender que el Valle de los Caídos, aparte su belleza arquitectónica y escultórica,  ya es símbolo, desde su misma concepción, de reconciliación y ese simbolismo junto a esa belleza, conforman un todo armónico cuya armonía no se puede, no se debe tocar, sin atentar no ya contra el pasado, sino, muy fundamentalmente, contra las generaciones futuras.

Yo comprendo que a los socialistas, perdedores de la Guerra Civil, les moleste la existencia del monasterio que les recuerda su derrota. Y comprendo que les moleste, aun más, la idea de reconciliación más allá de la muerte que en sí conlleva y que a ellos ni se les hubiera ocurrido. Y comprendo que les duela que todo ello se llevara a cabo con la perfección artística, la sobriedad, el recogimiento y la edificación espiritual con los que se acabó y que a ellos tampoco se les hubiera ocurrido.

Pero la Historia es la que es aun en los episodios que nos molesten de ella y ni los socialistas ni nadie tienen derecho a tocar ni una sola piedra de una obra de arte que, más allá de la mayor o menor simpatía que a cada uno nos pueda causar en su forma o en su simbolismo, es patrimonio de todos como cualquier otra obra de arte.

Y deben de saber que la obra de arte, cualquier obra de arte, no es sólo la pieza en sí, el objeto en sí. Es eso pero es, también, el espíritu que la creó y de la que ella es la muestra aparente:

Nos puede molestar, si somos ateos, que exista la basílica Vaticana pero no podemos quitar ni poner nada en ella que altere el espíritu barroco, expresión artística de la contrarreforma católica, que la creó. Si, aparte de ateos, no somos unos auténticos cafres, ni puede dejar de conmovernos su belleza ni podemos dejar de comprender que nada debemos de tocar en ella como no sea para mantenerla en su forma y en su espíritu.

Cualquier otra cosa es un atentado contra el Arte y una falsificación de la Historia. Por decirlo en su jerga: una falsificación de la memoria histórica.

El Valle de los Caídos, tal y como está, no debe de molestar a nadie que no lleve dentro de sí un rencor mezquino y envenenado porque, precisamente, no se hizo con el ánimo de molestar sino, muy al contrario, de hermanar tras la muerte a quienes en vida y por circunstancias históricas fueron enemigos. Una idea sublime, inédita, repito, en la historia, que sólo la concepción cristiana, católica, que de la vida tenía el Caudillo hizo posible y que nos volvió a manifestar en el primer párrafo de su testamento:

«Al llegar para mí la hora de rendir la vida ante el Altísimo y comparecer ante su inapelable juicio, pido a Dios que me acoja benigno en su presencia, pues quise vivir como católico. En el nombre de Cristo me honro y ha sido mi voluntad constante ser hijo fiel de la Iglesia en cuyo seno voy a morir. Pido perdón a todos como de todo corazón perdono a cuantos se declararon mis enemigos sin que yo los tuviera como tales. Creo y deseo no haber tenido otros que aquéllos que lo fueron de España, a la que amo y a la que prometí servir hasta el último aliento de mi vida que ya sé próximo.»

Vínculos:

Asociación para la defensa del Valle de los Caídos.
Algunos datos históricos acerca del Valle de los Caídos.
Falacias históricas sobre el Valle de los Caídos.
Oración por los caídos de la Falange. Del blog de Camarada. Libertad Digital.
Parcialidad y radicalismo en la Comisión. Libertad Digital.
Galería de imágenes. Libertad Digital.
Talibanes contra el Valle de los Caídos. Pío Moa. Libertad Digital.
«Esclavos» del Valle de los Caídos. Generalísimo Franco.

DOCUMENTOS:

Petición de permiso a los familiares de los caídos en ambos bandos:
Uno de los principales fines que determinaron la construcción del Monumento Nacional a los Caídos de Cuelgamuros (Guadarrama) fue el de dar en él sepultura a quienes fueron sacrificados por Dios y por España y a cuantos cayeron en nuestra Cruzada, sin distinción del campo en que combatieron, según exige el espíritu cristiano que inspiró aquella magna obra con tal que fueran de nacionalidad española y de religión católica.
Próxima a su total terminación las obras de dicho Monumento, se pone en conocimiento de los parientes de personas en quienes concurrieran aquellas circunstancias, invitándoles a que manifiesten, en el plazo de quince días, escrito dirigido a este Gobierno Civil, si desean o consienten que los restos de sus familiares sean trasladados al enterramiento del Valle de los Caídos
Asociación para la defensa del Valle de los Caídos.

Documento del año 1961 relativo a la facilitación de adquisición de viviendas para los trabajadores del Valle de los Caídos
. Asociación para la defensa del Valle de los Caídos.

NOTA: Dos años después, octubre de 2013, de escritas estas líneas, habiendo el PSOE perdido el poder y encontrándose en un proceso de franca descomposición interna, cayendo en picado en las encuestas de intención de voto y en trance de ruptura con el PSC debido al proceso separatista catalán en el que tanta parte tiene, el PSOE, cuando toda la nación está pendiente de la gravísima crisis económica en la que, también, tanta parte tiene, ha vuelto a enarbolar el espantajo de Franco y a pedir la exhumación de sus restos de la sepultura en la que yacen en el Valle de los Caídos. Abierta, de nuevo, la polémica encuentro este interesantísimo que no quiero dejar de incluir en esta entrada:

A Franco muerto, gran lanzada. Del blog “Arriba”.
Respuesta en el PSOE a Odón Elorza: “Que se vaya a cavar él al Valle de los Caídos”. Asociación para la defensa del Valle de los Caídos. Si esto es así, indica algún atisbo de sentido común en algunas personas del PSOE.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

28 mayo, 2011 a 12:21

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Estando básicamente de acuerdo con lo que ha escrito y tomando una frase suya de lo escrito… “Pero la Historia es la que es aun en los episodios que nos molesten de ella…”; comete un error y da argumentos a quienes quieren dañar al Valle de los Caídos. Me explico, Vd. se pregunta “si conocen ustedes a ninguna figura histórica, ni en España ni fuera de ella, que haya querido ser enterrada junto con los que fueron los enemigos contra los que combatió en vida y a los que venció. Yo, con la excepción del General Franco, no sé de nadie que lo haya hecho.”Pues bien, Francisco Franco, jamás tuvo pretensión alguna de ser enterrado en el Valle, la decisión de hacerlo, fue tomada por el gobierno de Arias Navarro y solicitado por el Rey Juan Carlos, puede leerlo Vd. mismo en dos de los vínculos que añade a su escrito: uno de ellos conduce a un artículo firmado por D. Luis Suárez Fernández, Catedrático De la Real Academia de la Historia y otro a la página de la Fundación Nacional Francisco Franco donde se puede leer el trabajo de Juan Van Halen, senador del Partido Popular, que fue portavoz del partido en la sesión del Senado, dedicada al Valle de los Caídos y que entre otras cosas escribe “ el fundador del monumento tenía previsto para su enterramiento la iglesia aneja al palacio de El Pardo en una tumba, que ya existía, junto a la que habría de ocupar, y ocupa, su esposa. La decisión de enterrarle en la basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos fue del Rey y del entonces presidente del Gobierno, Carlos Arias Navarro.
    Por lo demás, felicitarle por lo escrito.

    Delco

    28 mayo, 2011 at 19:43

    • Le agradezco la aclaración y las referencias que desconocía.

      Con lo que usted me dice, es evidente que debería de haber escrito “Yo no sé si conocen ustedes a ninguna figura histórica, ni en España ni fuera de ella, que haya sido enterrada junto con los que fueron los enemigos contra los que combatió en vida y a los que venció. Yo, con la excepción del General Franco, no sé de nadie que lo haya hecho.”

      Por lo demás, no creo que este error mío cambie mucho el fondo del asunto. Si no fue decisión del Caudillo, lo fue del franquismo, de los vencedores de la Guerra Civil y, es de suponer, que de acuerdo con su familia. El espíritu viene a ser el mismo:

      Un saludo y le repito mi agradecimiento por su corrección.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s