Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

15-M

with 2 comments

los indignadosFoto: Libertad Digital.

Se equivoca Esperanza Aguirre cuando dice creer que vivimos en una democracia sin adjetivos. No sé si lo recuerda, pero fue por enero del 2006 cuando Zapatero nos comunicó que esta merienda de negros en la que vivimos es una democracia avanzada.

A muchos se nos pusieron los pelos de punta por eso, por lo que dice doña Esperanza: por ponerle adjetivo a lo que, no es que no necesite adjetivación, sino que, como ella dice, cualquier adjetivo la degrada.

Como todo el mundo sabe, yo no soy demócrata. La democracia, después de la tiranía, me parece desde hace mucho tiempo, la segunda peor forma posible de gobierno.

Empero, no siéndolo, me gusta conocer y respetar las reglas del juego. Quiero decir —es un decir—, me puede gustar más el baloncesto que el fútbol pero, si a lo que estamos jugando es al fútbol debemos hacerlo con el reglamento del fútbol y, así, coger la pelota con la mano en un partido de fútbol me parece una falta grave y, si me aparece algún sofista tipo Zapatero, Rubalcaba o Gabilondo o los mismísimos autollamados Jueces para la Democracia, diciéndome que en el fútbol, cuando a ellos les conviene, se puede coger la pelota con la mano y, cuando no les conviene, no se puede hacer tal cosa, me parece que me están tomando el pelo.

Y no es que me extrañe. Desde hace mucho —desde que ocupó el poder Zapatero— sé que la democracia española es una solemne tomadura de pelo —tomadura de pelo avanzada, pero tomadura—. Así, en lo meramente conceptual, podría estar de acuerdo con las personas bienintencionadas que están adhiriéndose al movimiento este del 15-M, también llamado partido de los indignados porque indignados, lo que se dice indignados, lo estamos muchos desde hace mucho tiempo.

Sucede, no obstante, que tal movimiento, ha nacido —¡Oh, casualidad!— en las vísperas de unas elecciones locales y autonómicas en las que las encuestas de intención de voto anuncian para el 23-M una España teñida de azul y eso me chirría.

Y me chirría que estos indignados manifiesten su indignación debajo del balcón de la Presidencia de la comunidad madrileña y no en la Moncloa.

Y que porten banderas republicanas. Y que pidan que no se mencione a la Corona en la Constitución. Y que se persone en tal movimiento Antonio Gala. Y que, hasta a lo que parece, estén estudiando la posibilidad de irse a vivir a otro planeta.

Todo ello me hace pensar que estamos asistiendo a una enésima trampa del PSOE para distraer la atención en estas jornadas preelectorales.

Indignados lo estamos lo estamos casi todos, el feliz Zapatero aparte y su sicario, menesteroso del juego sucio, de la trampa y de lo de enterrar en cal viva a ciudadanos que nada tienen que ver con ETA —y ni aunque lo tuvieran—.

O  no, que diría don Mariano.

Sí: indignados lo estamos casi todos y, este movimiento llamado del 15-M, tendría alguna credibilidad si hubiera aparecido hace dos meses y ante la Moncloa. Aparecidos, sin embargo, en la semana previa a las elecciones que van a perder los socialistas, se nos aparecen insultantes y partidistas.

Como todo el mundo sabe, a mi parecer, la mejor forma posible de gobierno no es la democracia sino la Monarquía hereditaria limitada en su poder por el Derecho Natural y por el derecho consuetudinario. Lo dije hace unos días en el blog de Pío Moa.

Y lo es porque, al estar meridianamente claro, por el derecho sucesorio, quién ha de ocupar en cada momento el poder, en los tiempos antiguos, el pueblo, del cual dimana el origen de ese poder, se veía liberado de la lucha por él, con las guerras y miserias que ello le acarreaba, y, en los nuestros, nos veríamos libres de tan lamentable espectáculo y, sobre todo y, por ejemplo, nos veríamos libres de que Zapatero comprara nuestro voto por 400€ sacados, previamente, de nuestros bolsillos.

Don Pío dice que la ventaja de la democracia es que permite la sucesión en el poder sin violencia pero si a lo que venimos asistiendo desde hace siete años, en campaña electoral o fuera de ella, no es violencia, que baje Dios y que lo vea. Si lo que están haciendo estos indignados no es una forma de violentar las reglas del juego, que baje Dios y que lo vea.

Pero, en fin, como dijo don Juan Carlos, Zapatero no divaga: sabe muy bien a dónde va. Tiene razón don Juan Carlos: Zapatero no divaga. Sabe muy bien a dónde va. Va a conservar el poder no importa a cualquier costa en nuestras costillas.

Y es que el quid de la cuestión reside en que desconocemos el significado de lo que es democracia y estos indignados lo desconocen más todavía.

Tras la victoria rotunda y absoluta de los aliados sobre las potencias del Eje en la II Guerra Mundial no es imaginable, en el mundo occidental, otro sistema de gobierno distinto al de la democracia anglosajona. Y, no sólo no es imaginable cualquier otro sistema de gobierno sino que, además, la palabra democracia se ha ido cargando de unas connotaciones semánticas que hacen que se nos aparezca como el súmmum de todos los bienes; una organización política en la que todos hemos de ser felices y que nos lo tiene que dar todo hecho. Basta apelar a tal palabra para tener razón y basta anteponer la etiqueta de antidemócrata para descalificar cualquier discurso que la siga.

Pues bien: no es así. La democracia es el escenario donde luchan por el poder distintas banderías sin que les importe en tal lucha el interés general sino el suyo propio. Es cierto que en los países anglosajones la cosa parece que funciona más o menos bien pero, en España es, a mi modo de ver, de una evidencia meridiana que la nación se ha dividido, se ha arruinado y se ha envilecido gracias a esta lucha partidista y, muy especialmente, gracias al añadido del ningún escrúpulo que en ella ha tenido el PSOE. No digo que, en la práctica, haya otra forma de organizarnos en lo político. Digo que las cosas son así y sabemos que son así por conocimiento empírico y porque lo sentimos en nuestras costillas.

La insatisfacción y la indignación de la ciudadanía es evidente desde hace mucho pero se equivoca esa ciudadanía cuando dice que todos los partidos son iguales, como se equivocan estos insatisfechos cuando hablan del PPSOE o se manifiestan ante Esperanza Aguirre.

Miren, no: quien lleva siete años en el poder es Zapatero; quien ha conducido a España a una cifra de cuatro millones de parados ha sido Zapatero; quien ha profundizado en la división de España y en el enconamiento del problema territorial ha sido Zapatero.

No toda la culpa es de Zapatero, evidentemente. Los problemas venían de antes, pero sí es indudable que Zapatero, el PSOE, se ha dado particular maña en envenenar todos y cada uno de ellos.

No me desdigo de lo que acabo de decir respecto al sistema democrático pero es injusto medir con el mismo rasero al PSOE y al PP. Ninguna persona informada y con honradez intelectual sabe y comprende que, aun siendo su interés lo que mueve a los partidos, el PP ha demostrado, aparte de mayor capacidad para la gestión, una indudable nobleza y anteposición del interés general al suyo propio. Valga como ejemplo el apoyo que está prestando a cambio de nada, al gobierno socialista vasco.

¿Comprenden ustedes, con todo ello, por qué andamos tan perdidos y desnortados?

Mas, tan perdidos y desnortados, sabemos de sobra que este movimiento de indignados se deshará y se diluirá como se disuelven los azucarillos en el agua apenas amanecido el 23-M. Ese día, los verdaderamente indignados seguiremos indignados. En cambio, la mayor parte de la tropa esta, se irá a su casa con la satisfacción del deber cumplido: el deber de meter tensión en esta triste campaña.

Acabo diciendo que me parece que tienen derecho a manifestarse públicamente aun en la jornada de reflexión (en eso estoy de acuerdo con los jueces para la democracia) a pesar de que la Junta Electoral haya considerado ilegales esas manifestaciones.

Pero tenemos que tener muy claro que la finalidad de este proceso es mixtificar las elecciones del domingo que viene y distraer la atención de la desastrosa gobernación del PSOE.

Resumiendo: es la misma agitación que vimos antes del 14-M puesta, como entonces, al servicio del PSOE.

Vínculos:

Manifiesto “Democracia real ya”

Los indignados. José García Domínguez. Libertad Digital.
El Cacao Party. Cristina Losada. Libertad Digital.
¿En Sol? Alfonso Ussía. La Razón.

España se desmorona. Serafín Fanjul. Libertad Digital.
Indignación mediática de la extrema izquierda. Editorial de Libertad Digital.
Movimiento 15-M: títeres de la izquierda. Editorial de Libertad Digital.
El PSOE colgó el manifiesto en su web. Libertad Digital
No representan más que al PSOE. Federico Jiménez Losantos. Libertad Digital.
Desfondamiento de la democracia. Agapito Maestre. Libertad Digital.
Tanto Twitter para esto. Daniel Rodríguez Herrera. Libertad Digital.
Cría cuervos y… Juan Morote. Libertad Digital.
Democracia real, ya. Luis del Pino. Libertad Digital.
La rebelión incívica. Pío Moa. Libertad Digital.
¿Jornada de reflexión? Agapito Maestre. Libertad Digital.
Consentidos y adulados. Cristina Losada. Libertad Digital.
Entierro en la Puerta del Sol. Emilio Campmany. Libertad Digital.
¿Frente común con la izquierda? Juan Ramon Rallo. Libertad Digital.
Orden público bajo un delincuente. Pío Moa. Libertad Digital.
El orden espontáneo. José T. Raga. Libertad Digital.
El deseo y la pataleta. David Jiménez Torres. Libertad Digital.
La indignación control. Respuesta a David Jiménez Torres. Blog de Federico Jiménez Losantos.
Galería de imágenes. Libertad Digital.
Las democracias avanzadas y 1984. De Conceptos Esparcidos.

Así lo ve la izquierda:

La indignación del movimiento 15-M. Antonio María de Régil. El País.
El mayo de la generación del 78. Ignacio Urquizu. El País.
El 15-M va a dar mucho de sí. Pedro Almodóvar. Público.
Apuntes de acampadasol. Amador Fernández-Savater. Público.
¿Qué cosas es posible cambiar y qué cosas no? Arturo González. Público.
¿Ni fu, ni fa? Ernesto Ekaizer. Público.
Cabreados. Concha Lago. Deia.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

20 mayo, 2011 a 12:29

Publicado en Política

Tagged with , , ,

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Este movimiento popular responde a todos los desencantados de la política oficial. Personalmente no pienso votar porque me siento estafado como ciudadano, los políticos nos toman el pelo. Sólo hay que escuchar su desprecio hacia una respuesta popular, nos toman como ingénuos, niños. Todo está dando una nueva esperanza de libertad, los políticos quedan en pelota viva ante su incapacidad de responder. Sólo se discierne una realidad de estos políticos de despacho,intentan manipular a toda costa. Yo asistiré de nuevo a la Puerta del Sol para soñar con un poco de esperanza para todos. Felicito el !5-M y por un futuro para las elecciones del 2012.

    francisco

    21 mayo, 2011 at 9:48

    • Mi querido Francisco.

      Insisto en la idea de que, desencantados, lo estamos todos y no discuto tu derecho a pensar como piensas ni a manifestarte cómo y cuando mejor te parezca.

      Lo que me parece muy preocupante es que, habiendo tenido años para hacerlo mientras España se desmoronaba, hayáis elegido precisamente esta semana preelectoral.

      Y me parece igualmente preocupante que dirijáis vuesto enfado contra “todos los políticos” cuando el muy principal responsable de este desastre es el PSOE.

      Y más preocupante todavía, que, aun apelando a ese “todos los políticos” lo hagáis bajo el balcón de Esperanza Aguirre, quien mejor ha gestionado su comunidad y de las pocas personas realmente críticas con el actual estado de las cosas.

      Si bien, como digo en el escrito, en una democracia, los partidos tienden a anteponer sus intereses frente al bien común, me parece un razonamiento equivocado y perverso el vuestro cuando hacéis el reproche generalizado a todos ellos.

      Felipe González dejó a España arruinada y con cifras de paro aterradoras. Aznar tuvo que pedir un préstamo para pagar las pensiones nada más llegar al poder. Aznar dejó una España próspera y ocupada. Zapatero la ha devuelto a cifras del 21% de paro y a la situación de la que ahora, precisamente ahora, os quejáis.

      Y ¿me quieres decir que no es como para que recelemos cuando nos decís que os manifestáis contra “todos los políticos”?

      Mira: en España el problema real y urgente no es la “democracia” en abstracto. El problema es el PSOE que la ha degradado metiéndose hasta las cachas en todas sus instituciones y aun en nuestras vidas privadas y, además, equivocándose de manera clamorosa en la gestión económica poniendo ante ella a personas absolutamente incapaces.

      Cuando no reconocéis esto, permitid me que dude mucho de la sinceridad de vuestro planteamiento.

      El problema no es la democracia en abstracto sino los millones de personas que han votado y, lo que es peor, van a seguir votando al responsable de este desastre. Y lo van a seguir haciendo primero, por obcecación ideológica y, segundo, por desinformación e ignorancia.

      Ese es el problema: la falta de honradez intelectual que os impide distinguir entre el principal responsable de este desastre, el gobernante, y quien lleva años clamando contra este gobierno, la oposición casi única del PP y eso a costa de que de fascista y casposo le hayan dicho de todo. Tal falta de honradez intelectual es la que os lleva a hablar de “todos los políticos”. ¡Como si la responsabilidad fuera la misma!

      Como, en realidad, os dais cuenta de que esto es así y como, hablando en general, (no me refiero a ti en concreto pues no te conozco) no queréis aceptar la grandísima responsabilidad del PSOE, la diluís en ese tan vaporoso como cínico eufemismo de “todos los políticos”. Pues, no, amigo mío. No te digo que el PP sea un remanso de perfecciones pero no reconocer las diferencias es de ciegos, de cínicos o de ambas cosas.

      Por otro lado ¿qué alternativa ofrecéis? Eso del derecho a la vivienda y al trabajo queda muy bonito pero no tiene nada que ver con la democracia. Permíteme recordarte que ésta es el brazo político del liberalismo económico pero, aunque no lo fuera, si no hay actividad económica, si no hay trabajo, pedirlo es como pedir peras al olmo, ya sea en una democracia, ya sea en cualquier otro sistema de gobierno. El asunto es que el gobernante gestione lo mejor posible el dinero público, dé la mayor libertad posible a la iniciativa privada y sea ésta la que cree trabajo. Es decir, lo que dice Esperanza Aguirre y lo que hizo Aznar.

      No dudo, con las reservas que he dicho, de la sinceridad de tu pensamiento ni, repito, niego tu derecho a manifestarlo, pero te ruego consideres la posibilidad de que te estén utilizando para “meter ruido” en esta campaña electoral de la misma manera que lo hicieron el 11-M.

      Yo, por mi parte, sí voy a ir hoy a votar al PP.

      Un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s