Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Hacia ti, morada santa

with 2 comments

Hoy, viendo en el telediario del mediodía, los actos fúnebres celebrados en Lorca por las víctimas mortales del terremoto que recientemente a padecido esta población murciana, he reparado que, durante la Eucaristía, se ha entonado el canto religioso Hacia ti, morada santa.

Dado que, convencido del bien que el arte y la religión se prestan mutuamente, estoy introduciendo en este blog piezas de música sacra y de música litúrgica desde hace unos meses, me ha parecido oportuno llamar aquí la atención hacia ella y, al mismo tiempo, homenajear con ella a las víctimas de catástrofe  tan enorme y tan cercana a nosotros.

Se trata de un canto sencillo pero, a mi modo de ver, hermoso, bonito, que nos recuerda —como nos ha recordado a todos el terremoto de Lorca— hasta qué punto somos peregrinos en esta vida terrena y cuánto consuelo nos da convencernos de que este peregrinaje es hacia una morada.

La Iglesia lo reserva para el tiempo de Cuaresma pero lo emplea, también, en sus ritos funerarios.

Entiéndase que no pretendo con esta entrada hacer ningún proselitismo aprovechando tanta desgracia sino, simplemente, lo que acabo de decir: llamar la atención hacia este canto y manifestar mi condolencia con las víctimas. Entiendo que me es muy fácil, desde mi ordenador y desde la comodidad de mi hogar, hacerlo mientras ellas, las que han sobrevivido, pasan frío en la calle y se encuentran sin hogar. He estado, por ello, dudando mucho si escribir o no esta entrada y, ponderándolo todo, he decidido hacerlo.

Pueden ustedes escucharlo:

Hacia ti, morada santa

 

Entiéndase que no pretendo con esta entrada hacer ningún proselitismo aprovechando tanta desgracia sino, simplemente, lo que acabo de decir: llamar la atención hacia este canto y manifestar, al recordarlo, mi condolencia con las víctimas. Entiendo que me es muy fácil, desde mi ordenador y desde la comodidad de mi hogar, hacerlo mientras ellas, las que han sobrevivido, pasan frío en la calle y se encuentran sin hogar. He estado, por ello, dudando mucho si escribir o no esta entrada y, ponderándolo todo, he decidido hacerlo.

Vínculos:

Encíclica Musicae Sacrae. Pío XII.
Carta del Santo Padre Juan Pablo II a los artistas.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

13 mayo, 2011 a 18:57

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Es un canto sumamente bello, “peregrinos caminantes, vamos hacia ti”, me gusta mucho ese tipo de musica litugrgica, mucho más que los cantos de animación que los grupos de renovación usan en sus asambleas.

    Un saludo desde http://lunare.wordpress.com/ ojala pueda pasar a dejar un comentario en mi blog, gracias de antemano.

    El Soñante

    13 mayo, 2011 at 18:59

    • Te agradezco el comentario, ‘Soñante’.

      Comparto tu sensibilidad hacia la música litúrgica, el respeto que se le debe de tener y el cuidado que hay que tener cuando se trata de innovarla.

      Puedes leer, al respecto, la Encíclica de SS Pío XII que añado al final.

      Prometo atender a tu blog con más calma.

      Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s