Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Ante la muerte de Osama bin Laden

with 2 comments

Ante la reciente muerte de Osama bin Laden a manos, directa o indirectamente, de las fuerzas armadas de los EEUU, no quiero sentar doctrina con un comentario obligado pero tampoco puedo obviarla como si no fuera conmigo.

Con el presente escrito, no pretendo afirmar nada. Ni siquiera opinar nada, ni a favor ni en contra de las diferentes posturas que pueden adoptarse  ante este hecho. Tan sólo pretendo dejar constancia de mi confusión ante los acontecimientos que vienen produciéndose en el mundo desde el 11 de septiembre del año 2001 y que culminan con éste.

Lo primero que querría decir es que abomino del terrorismo en general y del islámico en particular y que no me cabe la menor duda de que Osama bin Laden fue en vida un inductor intelectual suyo y, si no fue él quien organizó atentados concretos —cosa que ignoro— sí inspiró con su verbo fanatizado a que otras personas los cometieran.

Por otra parte y a pesar de lo dicho en el párrafo anterior, también debo decir que, cuando veo una unanimidad tan universal en la condena de una persona, levanto las orejas como los burros y me detengo a reflexionar sobre si somos nosotros tan buenos y la tal persona es tan mala. Las películas de buenos y malos están bien para eso, para las películas, mas, en la vida real creo que se precisa alguna relativización; alguna reflexión.

De entre la muchedumbre de información acerca de este suceso, me he centrado en la lectura del Richard Adam’s blog porque, no recuerdo dónde, leí ayer que era de lectura obligada por su meticulosidad y exhaustividad.

En él leo las primeras palabras del discurso con el que el presidente Obama anunció el hecho:

It was nearly 10 years ago that a bright September day was darkened by the worst attack on the American people in our history. The images of 9/11 are seared into our national memory —hijacked planes cutting through a cloudless September sky; the Twin Towers collapsing to the ground; black smoke billowing up from the Pentagon; the wreckage of Flight 93 in Shanksville, Pennsylvania, where the actions of heroic citizens saved even more heartbreak and destruction,

dando por sentado que fue Obama bin Laden quien lo organizó. Nada más lejos de la realidad. Ni está probado que fueran ni Obama bin Laden ni Al Qaeda los terroristas que cometieron este atentado pavoroso, ni faltan dudas más que razonables como para dejar de considerar hipótesis alternativas. Los atentados del 11-S están envueltos por un manto de silencio, y sancionados por una conformidad oficial, al menos, tan grande como los del 11-M de Atocha, Y, sin embargo, ambos atentados presentan, para su comprensión cabal, dudas tan grandes como ignoradas tanto por las versiones oficiales como por el público que sólo se informa a través de los monopolios políticos televisivos.

Por eso, con la misma alegría que Obama se cargó anteayer a bin Laden, tenemos nosotros condenados a penas de miles de años de cárcel a tres personas que, todos sabemos, empezando por Bermúdez, no cometieron los atentados de Atocha por los que están condenados.

Y por eso, el PSOE ha perdido el culo para subirse al caballo del vencedor, maña en la que es maestro artero sin que tenga mayor empacho en decir hoy Diego cuando ayer decía digo.

Así, asistimos hoy al espectáculo especularmente inverso de aquel 11-S: si en aquellos días tuvimos que soportar el espectáculo repugnante del terrorismo islámico lanzando los gritos que ellos lanzan con motivo de jolgorio por el derrumbamiento de las Torres Gemelas, hoy vemos, por nuestra parte, un similar jolgorio en los comentarios —nuestra civilización, hoy, se expresa por Internet— casi unánimes con los que el público occidental celebra la noticia.

De entre ellos, quiero presentarles aquí uno escrito por un tal Pump en el hilo del Richard Adam’s blog:

Yep —good news that the murderer of Muslims and Christians has finally had his Karmic cummuppence. Save the sanctimonious lectures for another day. He gone thankfully, like Hitler, Mussolini, Franco, and many many others like him. There is a difference you know.

Esto es:

¡Buenas noticias! El asesino de musulmanes y de cristianos ha tenido, al final, su ¿Karmic cummuppence?. Dejemos las lecturas mojigatas para otro día. Afortunadamente, se ha ido como se fueron Hitler, Mussolini, Franco y tantos como él. Conocéis la diferencia.

Ante todo esto, os pido que no me acuséis de antiamericarismo primario, pero creo que meter en el mismo saco al General Franco y a bin Laden, sólo lo puede hacer un alienado norteamericano y, además, ignorante:

me recuerda todo esto a aquél titular de no recuerdo qué periódico nórdico —no recuerdo si sueco, noruego o finlandés—, que, cuando sucedió el golpe de Tejero, confundiendo el tricornio de la Guardia Civil con la montera del traje de luces, tituló la noticia diciendo que

un torero asalta el Parlamento español.

Para acabar, repito: no entiendo nada de lo que viene sucediendo en el mundo desde el 11 de septiembre del 2001.

Vínculos:

Richard Adam’s blog.
Obama en la cúspide. Agapito Maestre. Libertad Digital.
¿Tanto daño hace un hombre?. Pío Moa. Libertad Digital.
11-M, 11-S. De Conceptos esparcidos.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

3 mayo, 2011 a 21:20

Publicado en Política

Tagged with ,

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Carlos:

    Estando en términos generales de acuerdo contigo, sí quiero hacer una matización. Osama Ben Laden SI reivindicó el atentado de las torres gemelas del 11-S, lo vi yo mismo en un víedo que grabó (con otros terroristas) en que incluso reconocía que el que los aviones fueran llenos de combustible había ayudado a sus fines, haciendo que se derribaran totalmente los edificios. Estaba muy contento el hp. Es decir, que SI cometió el atentado, de la misma forma que ha reconocido otros atentados, y hay que decir tambien que NUNCA reconoció el 11-M. Ese atentado si que está pendiente de resolver, nos han colado una mentira siniestra. Eso si que habrá que resolverlo, pero a su tiempo se sabrá todo. 14 años se tardó en resolver el GAL, y no todos fueron pillados, se escapó F. GonzáleX.

    Un abrazo, Carlos.

    Impertérrito

    4 mayo, 2011 at 22:24

  2. Hola, Impertérrito.

    Creo recordar yo también ese video al que te refieres, concretamente al jolgorio con el que bin Laden celebró los atentados. No recuerdo, en cambio, que se autoacusara de ellos explícitamente ni, tampoco, he podido recuperar tal documento, cosa extraña y más en estos días en los que el asunto está tan candente.

    En el único video que he podido recuperar al respecto, bin Laden justifica y celebra los atentados terroristas pero no se autoacusa de ellos:

    Sea como sea y, dejando aparte que la autoacusación no es prueba concluyente en derecho y que, por, otro lado, es una tendencia que se da en ciertas psicopatías (neurosis maníaco-depresivas), es cierto que sí disponemos de dos documentos que dicen justamente lo contrario.

    1. El primero procede de fuente tan poco sospechosa como la CNN en el que, con fecha de 17 de septiembre del 2001 (cinco días después de los atentados), lisa y llanamente informa que “Bin Laden dice que él no está detrás de los ataques”:

    Bin Laden says he wasn’t behind attacks

    2. El segundo procede, nada menos, que de Dick Cheney, Vicepresidente de los Estados Unidos bajo el mandato de George W. Bush.

    Se trata de una entrevista que concedió a un periodista. Puedes oír sus palabras en:

    Me doy cuenta de que el video tiene la estética cochambrosa de los videos de la izquierda y que le hace repetir machaconamente la frase en la que reconoce no tener evidencia de la participación de bin Laden en los atentados pero, lo grande del caso es que esta misma entrevista la podemos encontrar transcrita en la página ¡de la Casa Blanca!:

    Interview of the Vice President by Tony Snow

    Ahí, hacia la mitad del texto, puedes leer:

    “THE VICE PRESIDENT: That’s correct. We had one report early on from another intelligence service that suggested that the lead hijacker, Mohamed Atta, had met with Iraqi intelligence officials in Prague, Czechoslovakia. And that reporting waxed and waned where the degree of confidence in it, and so forth, has been pretty well knocked down now at this stage, that that meeting ever took place. So we’ve never made the case, or argued the case that somehow Osama bin Laden [sic] was directly involved in 9/11. That evidence has never been forthcoming. But there — that’s a separate proposition from the question of whether or not there was some kind of a relationship between the Iraqi government, Iraqi intelligence services and the al Qaeda organization.”

    Esto es:

    “EL VICEPRESIDENTE: Correcto. Conocimos un informe desde el principio procedente de otro servicio de inteligencia que sugería que el principal secuestrador, Mohamed Atta, se había reunido con funcionarios de la inteligencia iraquí en Praga, Checoslovaquia. Ese informe fue perdiendo fiabilidad hasta ser descartado del todo cuando se supo que tal reunión nunca tuvo lugar. Así que nunca hemos argumentado que, de alguna manera, Osama bin Laden [sic] estaba involucrado en el 9 / 11. Nunca hemos dispuesto de esa evidencia. Pero, eso es una cuestión distinta de si hubo o no algún tipo de relación entre el gobierno iraquí, los servicios de inteligencia iraquí y la organización Al Qaeda.”

    Esto lo dijo Cheney el 29 de marzo del 2006.

    Yo, Impertérrito, no estoy tratando de ponerme del lado de bin Laden, a quien considero que fue, en vida, un enemigo declarado de nuestra civilización, ni en contra de los EEUU.

    Digo sólo que las cosas no están tan claras y que, desde los atentados del 11-S suceden cosas en el mundo difíciles de entender como, por ejemplo reciente, la cuestión de por qué estamos combatiendo en Libia (donde lo que hay es una guerra civil) contra Gadafi y no lo estamos haciendo en Siria, donde la represión de Al Assad ha sido, parece, infinitamente más sangrienta que la de Gadafi.

    Un abrazo. Me alegro mucho de tu visita a este blog.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s