Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Resurrección de Jesús

leave a comment »

 

 

De pronto se produjo un grande terremoto pues el Ángel del Señor bajó del cielo y, acercándose, revolvió la piedra y se sentó encima de ella.

Y su aspecto era como el de un relámpago y su vestidura, blanca como la nieve.

Y, de temor de él, se pusieron a temblar los guardias y se quedaron como muertos.

El Ángel se dirigió a las mujeres y les dijo: «Vosotras no temáis, pues sé que buscáis a Jesús el Crucificado;

No está aquí. Ha resucitado, como lo había dicho. Venid; ved el lugar donde estaba.

Y, ahora, id enseguida a decir a sus discípulos: “Ha resucitado de entre los muertos e irá delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. Ya os lo he dicho”». 

(Mt. XXVIII, 2-7)

***

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

24 abril, 2011 a 10:14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s