Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Jesús en la Cruz

leave a comment »

 

 

Llegados a un lugar llamado Gólgota, esto es, «Calvario»,

Le dieron de beber vino mezclado con hiel, pero Él, después de probarlo, no quiso beberlo.

Una vez que le crucificaron, se repartieron sus vestidos echándolos a suertes.

Y se quedaron allí para custodiarle.

Y sobre su cabeza pusieron escrita la causa de su condena: «Éste es Jesús, el Rey de los Judíos».

(Mt. XXVII, 33-37)

***

Era la hora tercia cuando le crucificaron.

(Mc. XV, 21)

***

Era ya cerca de la hora sexta cuando, al eclipsarse el sol, hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora nona.

El velo del Santuario se rasgó por su mitad.

Y Jesús, dando un fuerte grito, dijo: «Padre, en tus manos pongo mi espíritu» y, dicho esto, expiró.

(Lc. XXIII, 44-46)

***

Había allí un vaso de vinagre y ellos, poniendo alrededor de un hisopo una esponja empapada en vinagre, se la aplicaron a la boca.

Y, luego que Jesús  tomó el vinagre, dijo: «Consumado es». E, inclinando la cabeza, entregó su espíritu.

(Jn. XIX, 29 y 30)

***

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

22 abril, 2011 a 6:14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s