Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Domingo de Ramos

leave a comment »

 

 

Una gran multitud del pueblo tendió también sus ropas por el camino y, otros, cortaban ramos de los árboles y los tendían a su paso.

Y las gentes que iban delante y las que iban detrás, gritaban diciendo: «Hosanna al hijo de David. Bendito el que viene en nombre del Señor. Hosanna en las alturas»

Y, al entrar Él en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió. «¿Quién es éste?» decían.

Y la gente decía «Éste es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea.»

(Mt. XXI, 8-11)

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

16 abril, 2011 a 12:36

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s