Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Caamaño y la secta del perro

leave a comment »

Mais, appart ça, madame la marquise,

Tout va très bien, tout va très bien. 

   

Recién acabado mi escrito anterior, El polvo del camino, referente a las manifestaciones de don Ángel Juanes, presidente de la Audiencia Nacional en el que entendía su afirmación de que la sentencia del Tribunal Constitucional va a implicar una nueva interpretación de la Constitución en el único sentido que creo puede entenderse, es decir, en la sanción jurídica y consumación de la segunda parte del Golpe de Estado que viene desarrollándose en España desde los atentados del 11-M, me encuentro con que le ha faltado tiempo la ministro de Justicia, Francisco Caamaño, para remachar la idea diciendo, también a Europa Press y textualmente, que:

«El Estatut lleva aplicándose dos años y pico y no ha pasado nada.»

Si bien, hasta ahora, el señor Caamaño, había mantenido una discreta actitud, tan de agradecer, por su contraste, con el sectarismo estruendoso de su nefasto antecesor, Fernández Bermejo, el de la caza con perro, escopeta, morral y canana y compadreo con el juez Garzón, rota dicha discreción con la  enunciación del anterior pensamiento, −que no nos hubiera extrañado en Pajín ni en Álvarez, pongo por ejemplo de ministras que, cuando hablan, parece que lo hacen dirigiéndose a deficientes mentales pero, quizá, algo orprendente en este ministro− me queda añadir, a lo que acabo de decir en El polvo del camino, dos cosas:

Una, que del señor Caamaño sólo se puede decir eso: que es digno ministro de Zapatero.

Y, otra que, concordantes en tan escaso lapso de tiempo lo del no ha pasado nada de Caamaño con el va a implicar una nueva interpretación de la Constitución de Juanes, no nos puede caber ninguna duda de que nos están preparando el terreno para que recibamos una sentencia del Tribunal Constitucional sobre la constitucionalidad del Estatuto catalán que conocen y que saben injusta. 

***

Y, dicho esto, permítaseme una reflexión que hace al caso y que me ha venido al pensamiento al leer la frase de Caamaño.

Carlos García Gual es un filósofo español que, además, tiene una brillante capacidad didáctica. Si no tan prolífico, bien podríamos comparar su obra, en el terreno de la Filosofía, con la de Isaac Asimov en el de la ciencia.

El profesor García Gual escribió hace años un ensayo sobre el cinismo que tituló La secta del Perro. Estaba editado, como las obras de Asimov, en Alianza Editorial, en su colección El Libro de Bolsillo y desconozco si el título sigue catalogado.

En esta obra nos refiere el origen de la escuela cínica y nos presenta a su creador, Diógenes, quien, nos refiere García Gual, para demostrar su tesis, defecaba en el templo y obraba torpemente con su cuerpo en el ágora de Atenas y, haciéndolo, se dirigía a los atenienses diciéndoles:

«¿Veis, veis como no pasa nada?»

Y, efectivamente, no pasaba. Nada en el sentido que el templo se derrumbara o que un rayo del cielo fulminara a Diógenes mientras hacía tales marranadas, pero los atenienses entendían muy bien la blasfemia y rechazaban el argumento del no pasa nada.

Argumento que muy bien puede servir para mentes como las de la Pajín o Zapatero o, incluso, como la de Caamaño, no satisfacía a los atenieneses quienes consideraban que, aunque no pasara nada directamente atribuible al comportamiento de Diógenes, Diógenes se comportaba como los perros, no como las personas, de manera que le pusieron el apelativo de perro y pasó a ser conocido como Diógenes el perro y, como resulta que en griego perro se dice kynos, su escuela se denomina, desde entonces, cinismo.

Y es que hay infinidad de actos moralmente reprobables de los que, efectivamente, no se deriva de manera directa e inmediata ni con una relación causal evidente, ninguna desgracia, mas no por ello ni dejan de ser reprobables ni de tener consecuencias distantes que estas mentes simples no ven o no quieren ver (creo, más bien, que los cínicos lo que hacen es no quererlas ver).

***

Las palabras de Caamaño me han recordado la historia esta de Diogenes y creo que sólo podemos atribuirlas a cinismo.

Así, pues, para Caamaño no pasa nada porque el Estatuto catalán lleve tres años desarrollándose sin sanción de constitucionalidad.

Cualquiera puede ver la enormidad de semejante afirmación en boca de un jurista incluso aunque tal desarrollo se hubiera venido realizando con una prudencia y un cuidado exquisitos pero es que ni siquiera ha sido así.

Burlada la Constitución de esta manera que al señor Caamaño le parece tan inane, en Cataluña se impiden derechos elementales como es el de recibir la educación en la lengua que cada uno desee. No es que antes del Estatuto no fuera así pero, ahora, además de ser así, lo es con la sanción de dicho Estatuto y el silencio del Tribunal Constitucional.

Muerta la Constitución, el Tripartito catalán hace mangas y capirotes con las sentencias de los tribunales que le son desfavorables, tales como la de la tercera hora en castellano y estos tribunales se la tienen que envainar porque la Constitución es letra muerta y la única Ley en la que creen y aplican con dureza quienes hoy ocupan los poderes del Estado es la del embudo.

Muerta la Constitución a manos de las componendas de Zapatero y sus aliados de gobierno de la izquierda radical y ante la mirada impasible del Tribunal Constitucional, asunto tan fundamental como es el reparto de los dineros públicos, principal razón por la que existen los Parlamentos, se realiza hoy en España bajo secreto, de espaldas al Parlamento y en camarilla en la que deciden Zapatero y sus socios cómo ha de ser dicho reparto.

Todo esto, y lo que nos quedará por ver, es para el señor Caamaño, no pasar nada.

«Mais, appart ça, madame la marquise,

Tout va très bien, tout va très bien.»

que decía, con humor, la canción de Ray Ventura. 

 

Vínculos:

 

Caamaño: “El Estatut lleva aplicándose dos años y pico y no pasa nada”. Libertad Digital.

El polvo del camino. De mi blog.

Tout va très bien, madame la marquise. De YouTube.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

16 agosto, 2009 a 18:12

Publicado en Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s