Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Si la Iglesia se mundaniza…

leave a comment »

 

If the world grows too worldly, it can be rebuked by the Church; but if the Church grows too worldly, it cannot be adequately rebuked for worldliness by the world.
G.K. Chesterton, St Thomas Aquinas.

 

 

 

 

Nos dice Chesterton en su obra Santo Tomás de Aquino: Si el mundo se mundaniza tiene detrás a la Iglesia para advertírselo pero, si es la Iglesia la que también se mundaniza, ya no quedará nadie que se lo pueda advertir al mundo.

He recordado esta frase de Chesterton en su obra Santo Tomás de Aquino a raíz del lamentable linchamiento moral que han tenido que sufrir los obispos a manos de los energúmenos de nuestra izquierda y de las cajas de resonancia suyas que son, en mayor o menor medida, las televisiones públicas y privadas españolas por el grave delito de haberse atrevido a hablar y dar a sus fieles unos motivos de reflexión antes las próximas elecciones del 9 de marzo, recomendaciones que, por otra parte, vienen haciendo, de manera sistemática, ante casi todos los procesos electorales.

Efectivamente el mundo se mundaniza. Esto no es cosa que nos deba asustar ni escandalizar pues es tendencia natural del mundo.

Lo grave es el intento descarado y desaforado con el que ha reaccionado la izquierda, la tergiversación que han hecho de las palabras de los obispos y la evidencia con que nos han mostrado cómo andan embarcados, no ya en capitanear esa mundanización, sino franca, lisa y llanamente en cargarse la voz de la Iglesia católica.

Querrían que ésta se mundanizara. Entonces no les molestaría que hablara. No haciéndolo, no es ya que les moleste su voz: es que les saca de sus cabales, les desquicia y no la toleran.

Dicen los señores obispos en su Nota de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española ante las elecciones generales del 2008 “barbaridades” del siguiente calibre:

Respetamos a quienes ven las cosas de otra manera. Sólo pedimos libertad y respeto para proponer libremente nuestra manera de ver las cosas, sin que nadie se sienta amenazado ni nuestra intervención sea interpretada como una ofensa o como un peligro para la libertad de los demás.

Si bien es verdad que los católicos pueden apoyar partidos diferentes y militar en ellos, también es cierto que no todos los programas son igualmente compatibles con la fe y las exigencias de la vida cristiana, ni son tampoco igualmente cercanos y proporcionados a los objetivos y valores que los cristianos deben promover en la vida pública.”

Los católicos y los ciudadanos que quieran actuar responsablemente, antes de apoyar con su voto una u otra propuesta, han de valorar las distintas ofertas políticas, teniendo en cuenta el aprecio que cada partido, cada programa y cada dirigente otorga a la dimensión moral de la vida. La calidad y exigencia moral de los ciudadanos en el ejercicio de su voto es el mejor medio para mantener el vigor y la autenticidad de las instituciones democráticas.”

No es justo tratar de construir artificialmente una sociedad sin referencias religiosas, exclusivamente terrena, sin culto a Dios ni aspiración ninguna a la vida eterna. En ese  sentido parece que apuntan, entre otras cosas, las dificultades crecientes para incorporar el estudio libre de la religión católica en los currículos de la escuela pública, así como el  programa de la nueva asignatura, de carácter obligatorio, denominada ‘Educación para la ciudadanía’.”

El terrorismo es una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión moral de la vida justa y razonable. No sólo vulnera gravemente el derecho a la vida y a la libertad, sino que es muestra de la más dura intolerancia y totalitarismo.

“La Iglesia reconoce, en principio, la legitimidad de las posiciones nacionalistas que, sin recurrir a la violencia, por métodos democráticos, pretendan modificar la configuración política de la unidad de España.”

¿Tienen o no tienen los obispos derecho a decir esto? ¿Tenemos o no tenemos los católicos derecho a hablar así?

Pues parece ser que, para la izquierda, no lo tenemos.

Esas palabras de los obispos se han interpretado como petición de voto para el Partido Popular. Es falso: con la Nota de la Comisión permanente en la mano, lo mismo podría inferirse una recomendación del voto para el PNV o para CiU o para cualquier partido que no esté embarcado en la tarea de hacer desaparecer la dimensión pública de cualquier religión para relegarla, como paso previo a su total desaparición, a la conciencia individual.

De la religión católica, claro, porque, curiosamente, ni estos energúmenos ni sus televisiones ven inconveniente en que la religión musulmana, por boca de don Yusuf Fernández, portavoz de la Junta Islámica, pida, al casi millón de musulmanes que viven en España, el voto para el PSOE e IU y el “rechazo” al PP. Lo pidió don Yusuf en las pasadas elecciones locales y lo pide ahora el presidente de dicha Junta Islámica, don Mansur Escudero.

Y uno se pregunta: ¿por qué los musulmanes pueden pedir explícitamente el voto para el PSOE y los obispos católicos no pueden hacer reflexiones como las que han hecho (sin pedir ningún voto explícito)?

Y, por qué los medios de comunicación, deforman la noticia sobre la Nota de los obispos y la presentan como una intromisión intolerable suya en la política y callan como muertos ante lo que pide la Junta Islámica.

Pues porque son unos cínicos.

Porque están en lo que están, en hacer callar al pensamiento católico pero de manera que no nos demos cuenta de su propósito.

Para ellos vale todo. Sólo lo católico le es intolerable a estos adalides de la tolerancia.

Su Educación para la Ciudadanía va a consistir, precisamente, en esto: en meter en las conciencias de las gentes el convencimiento de que la Iglesia católica no puede hablar de lo público pues eso es una intromisión en la vida política y un atentado a la libertad del pensamiento político cuyo monopolio ostentan ellos.

Dejarán hablar al que no moleste mucho. Pero ¡ay del que les ponga el dedo en la llaga!

Y, los señores obispos, con una ponderación encomiable, han puesto el dedo en la llaga y ahí tenemos la reacción desaforada del PSOE y sus secuaces.

Estos días he andado buscando el libro de Chesterton con cuya cita encabecé este escrito pues quería insertarla en él.

Lo tengo (o lo tenía) en una viejísima edición de la fenecida Colección Austral. Dado mi desorden, he sido incapaz de encontrarlo y, al final, no he tenido otro remedio que descargármelo de Internet desde una página en inglés pues, en castellano “ni está ni se le espera” (digo de paso que no es la primera vez que me pasa esto a la hora de buscar un título que me interese: con honrosas excepciones, en las páginas españolas suele abundar la paja tanto como escasear el grano.)

Como no lo encontraba, he ido posponiendo esta redacción y, mientras tanto, he debatido sobre ello en diversos foros en los que he podido ver el odio irracional con el que la gente de izquierda ha reaccionado a la Nota.

Desde “carcas” y “espantapájaros” a “pederastas”, “depravados”, “folladores de niños”, “rastreros”, “soberbios”, “mentirosos”, “fundamentalistas”, “delincuentes”, “autoritarios”, “cínicos”, “hipócritas”, se les ha dicho de todo.

Se ha dicho que “se deben meter en sus agujeros” y “hablar lo justito”… (¡Ésa es la madre del cordero! ¡Los obispos deben hablar “lo justito”!)

Un individuo ha interrumpido la celebración de una Misa en Barcelona por este motivo.

Un escolapio, don Enric Canet, ha llamado hereje a monseñor Cañizares.

Y hasta el habitualmente ponderado don Francesc Puigpelat, de e-noticies, ha saltado como empujado por un resorte y se ha desahogado con una sarta de necedades tales como que lo próximo que hará la Iglesia será fijar el IRPF en un artículo titulado L’Església es integrista.

No podemos sorpendernos de esta asonada: si el señorito de toda esta ralea, sr Zapatero, presidente del Gobierno español, les acusa de “utilzar el terrorismo en capaña” y les advierte que “si no se lo hemos aceptado a Rajoy, tampoco se lo vamos a aceptar a ellos,” creyéndose no sé quién para tener derecho a aceptar ni dejar de aceptar lo que digamos los demás; si Zapatero reacciona así, hablando por la herida ¡que no dirá el populacho!

Como canta el cura responde el sacristán.

En fin. Me remito, en las notas que apunto al final, a estos foros para no repetirme ni extenderme demasiado y para que se vea el tono de la reacción de la izquierda.

Sólo quisiera añadir aquí otra frase de Chesterton que desconocía y que, en esta búsqueda interneteril que he tenido que hacer tras su obra sobre Santo Tomás de Aquino, me he encontrado de paso. Dice así:

“La Iglesia no le pide al hombre, para entrar en ella, que se quite la cabeza. Tan sólo le pide que se quite el sombrero.”

Genial, Chesterton. Y eso que no estudió Educación para la Ciudadanía.

Chesterton
Gilbert Keith Chesterton

Vínculos:

Nota de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española ante las elecciones generales del 2008.

La anterior Nota no es sino un resumen de la Instrucción Pastoral de la Conferencia Episcopal “Orientaciones morales ante la situación actual de España” de 23 de noviembre del 2006.

St Thomas Aquinas, texto de la obra de Chesterton en PDF (idioma inglés.)
Santo Tomás de Aquino (en castellano).

Por qué me convertí al catolicismo. Chesterton.

Petición del voto musulmán para el PSOE e IU por don Yusuf Fernández, portavoz de la Junta Islámica, para las elecciones locales del año pasado.

Petición del voto musulmán para el PSOE e IU por don Mansuf Escudero, presidente de la Junta Islámica, para las proximas elecciones generales.

Reacción de Zapatero.

Un escolapi tracta el bisbe Cañizares d“heretge”. (Un escolapio trata al obispo Cañizares de “hereje”.) Foro de e-noticies.

L’Església és integrista. (La Iglesia es integrista.) Artículo de don Francesc Puigpelat en e-noticies.

Vídeo del boicot a la celebración de una Misa en Barcelona. e.noticies.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

6 febrero, 2008 a 12:13

Publicado en Política, Religión

Tagged with ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s