Conceptos esparcidos

Fidem qui perdit, perdere ultra nihil potest.

Patético

leave a comment »

 
Patético.

Leo en el diario digital catalanista e-noticies,la reflexión que hace el señor Iceta, portavoz del PSC, en torno a las declaraciones del señor Carod-Rovira sobre la permanencia de sus socios en el Tripartito. Declaraciones en las que, socarronamente, pide a sus socios de gobierno que, si se sienten incómodos, abandonen dicho gobierno, en vez de dejarlo ERC, su partido, que sería lo lógico, pues de lo que se trata es de que ERC pide el voto negativo para el referéndum convocado por ese mismo gobierno al que ella pertenece.

Pero no es de esto de lo que quiero tratar, sino, ya digo, de la reflexión que merece esta humorada del señor Carod-Rovira al señor Iceta, el cual ha definido esas declaraciones como “patéticas“.

El adjetivo “patético” se ha convertido en los últimos tiempos en uno de esos latiguillos diálecticos tan caros a la izquierda y que ésta utiliza con profusión para evitarse la necesidad de argumentar. Latiguillos semejantes son “cavernícola“, “fascista” y otros de ese jaez, pero éstos están ya muy manidos. El que está de moda, me parece notar, en esta España del talante zapateril es éste de “patético”, quizá porque tiene una semántica y una eufonía menos fuertes y más acordes con ese talante disneylandil. Es, además, polivalente, pues, como vemos sirve también de dardo arrojadizo contra compañeros de viaje como la Esquerra, a los que no resultaría verosímil calificar de “fachas”. Digo compañeros con benevolencia infinita, pues conocida es la facilidad que tienen los socialistas españoles (incluyo a los del PSC) para dar la puñalada trapera a su propio padre si de ello esperan sacar tajada. De hecho, la salida chusca del señor Carod-Rovira se entiende perfectamente como desahogo ante una de tales puñaladas que, con su inmemorial falta de escrúpulo, le han dado los socialistas hace poco.

En fin, al señor Iceta, la broma del señor Carod-Rovira le ha parecido “patética”. Bien está. ¡Muy original, señor Iceta!

Deberíamos, sin embargo, reservar la utilización de este adjetivo que se aplica a “lo que es capaz de mover y agitar el ánimo, infundiéndole afectos vehementes y, con particularidad, dolor, tristeza o melancolía” para situaciones que realmente admitieran su propia significación, tales como ésta a la que nos han conducido los socialistas y sus coyunturales compañeros de viaje a los españoles en general y a los catalanes en particular. ¡Esto si que es patético!

Written by Carlos Muñoz-Caravaca Ortega

8 mayo, 2006 a 18:03

Publicado en Varia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s